Publicado en Reflexiones de la Palomilla

No sólo allá.


GAVIOTA-NEGRA-blog
Fuente de imagen: Brunóf

Hoy un compañero dijo: Pues que los maten a todos por revoltosos.
¡Shiale, con este tipo de gente! Los maestros son dignos de respeto, como cualquer profesión. Más los de educación básica. Tristísimo asunto.

Fui educada en instituciones públicas, tengo muchos familiares que se dedican a la docencia, aprendí desde niña, las horas de trabajo fuera del aula que implican las actividades de planeación, revisión y preparación.

A veces, había alumnos que no tenían para pagar ni las copias para los examenes, esas eran pagadas por mi madre. La vi hacer milagros con nada de presupuesto, para festivales escolares, ponía coreografías y se inventaba vestuarios de papel crepé.

Esa es la realidad de la educación en una zona media baja en una capital del país, pero conozco otras donde un solo maestro debe dar clases de todos los grados, a niños que ni siquiera han desayunado. Y los maestros enfrentan los problemas de los niños y jóvenes, cuando se enfrentan a la violencia, a los malos tratos.
Me tocó participar como auxiliar docente, en una zona poco favorecida de esta ciudad, donde había padres drogadictos, prostitutas y las expectativas de los niños eran mínimas. Donde las apiraciones de un niño de primer año eran ser “matón”. Había un niño que no podía leer a medio año escolar, él necesitaba cariño y el único afecto que recibía era de sus maestras. A eso se enfrentan los maestros y a muchas cosas mas.
 
Esos docentes que están frente a grupo, son a los que llaman revoltosos, a los que humillan, los que se hartaron de tanto abuso y de que las escuelas a veces sean sólo unas cuántas láminas que arden al sol.
Ellos se hartaron. ¿Y nosotros? ¿No estamos tan hartos como ellos?

Oaxaca resiste y nosotros nos resistimos, nos conformamos, nos hacemos los disimulados. Como si rl problema de los maestros fuera solo allá, tan lejos geográficamente. Como si aquí los maestros fueran figuras de humo. Y acabamod en inútiles palabrerías de muro. Me duele Oaxaca, este país huele a sangre en todas sus latitudes.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s