Publicado en Tanatos

Desencanto


13.Blanco-negro
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Llegas, como cualquier día, con tus notas preparadas y las ganas de transmitir un poco ese gusto por mis lugares favoritos.

Entonces notas algo extraño, son más pocos que de costumbre. Uno se acerca y te dice a quemarropa: “I” murió.

¿Qué hacer ante eso? Y el grillito del seso que te dice: ¿Qué no duraste un año estudiando esos asuntos. Y sí, la teoría es algo que te llena de ideas a aplicar.

Hablamos, del sentido, del dolor, del lugar que nunca será llenado. Hablamos y en el hablar quien quiso se permitió soltar sus amarras.

La ira en algunos, esa que no tiene respuestas. Porque nadie pudo haber hecho nada, porque las dudas quedarán ahí suspendidas. Ahora el largo proceso de ajustar la vida misma, de ver que nos ha dejado su muerte repentina.

La muerte invariablemente sacude, porque nos recuerda que susurra bajito en nuestro oído día a día, hasta que llegue el momento de que tengamos que curzar el umbral con ella. Abrir esa puerta.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s