Publicado en Bibliotecaria

Porque leer, nutre.


Siempre hay formas de compartir un poco el Placer de Leer, las tecnologías de la información nos permiten compartir con más personas nuestra apreciación por un libro. Y aún siguen abiertos espacios para compartir la lectura, que van desde una lectura en atril, hasta cafés literarios.

En mi experiencia, no me cabe duda que es reconfortante tener retroalimentación de mis alumnos sobre sus experiencias de lectura.

Ésto porque mis alumnos tienen la oportunidad de leer un libro al mes y obtener puntos en su calificación y cada clase, escribo en el pizarrón alguna cita que tenga que ver con bibliotecas.

Como de ellos saldrán los futuros profesionales de la información, es importante que se vayan sensibilizando ante la lectura.

Así que cada semestre, elijo de mi biblioteca personal los libros que podrían interesarles, también les doy la opción de leer libros electrónicos que les proveo. ¿Por qué esos títulos?

Quizás suene extraño, pero no les permito leer cualquier cosa, sino libros que ya he leído, con el fin de corroborar que verdaderamente los leyeron. Además su trabajo consiste en expresar su opinión personal, sin críticas de mi parte. Sino por el hecho de compartir las experiencias y a la vez ofrecerles mis comentarios.

Descubro entonces como algunos expresan que hacía mucho que no leían, o que nunca habían leído algo (lo cual suena increíble), o que botarían ese libro a la basura y no volverán a leer sobre ese autor, en fin, cada quien expresa su experiencia de amor u odio.

Sé que es un gran riesgo prestarles mis libros a mis alumnos, por supuesto mis favoritos no salen de casa, pero el resto sí.

Me da terror que los dañen pero creo que compartir con ellos mis tesoros, puede comprometerlos un poco más.

Espero que a final de semestre vuelvan, luego de tomar aire en casas ajenas y bajo ojos jóvenes que los disfruten o los odien.

A continuación transcribo algunos párrafos de los comentarios de una alumna, que me han sorprendido:

Una parte del libro que en lo general me encantó fue que siempre me quedaba como con la espinita de qué es lo que iba a seguir del cuento, y eso hacía que en ocasiones me quisiera desvelar leyendo el libro.

Al final me pareció muy trágico en la manera como acabé el libro, porque detrás de esas hojas yo quiera que hubiera un cuento adicional en donde se juntaran pequeños pedazos de historias en donde contara otro más divertido aun.

Una actividad que pensé que no soportaría o aguantaría. Me gustó la idea de escoger un libro para leerlo, casi no es de mi agarrar un libro y poder terminarlo todo y que me guste, generalmente los maestros me pedían que leyera libros que no eran de mi agrado y eso hacía que leer libros fuera más difícil, complicado y muy aburrido.
Esa era una de mis críticas hacia un libro, lo miraba y pensaba que todos los libros se tratarían de lo mismo y eso hacía que yo odiara los libros.

Insisto, vale la pena el riesgo, solo por este tipo de retroalimentación. Leer por placer, animar la lectura.

También puedes ver:

Le placer de leer

¿Apuestas a leer por gusto?

Dantalian_no_Shoka

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s