Suspensivos


“Luna nueva múestrame el sendero y dame paz”

Tonolec

En esta incertidumbre, porque sé que algo pasa pero aún no alcanzo a ver, necesito abrir los ojos y fluir.

Quizás de aquí a diciembre se mueva el barco hacia otros horizontes. Mientras  tanto, desarrollo la capacidad de esperar con paciencia.

Sé que esta situación la fui creando con lo que he ido sembrando en el año y todo tiene sus enseñanzas.

Ayer me nutrí aún en el cansancio, el escenario nos transforma y por instantes somos otros, ajenos. La  tierra también nos llena y el amor de las manos de las matriarcas nos nutre, a cada sorbito vuelvo a los seis años. Leche bronca que nutre, real.

Por lo pronto, sólo nos queda aprender, esperar y nutrirnos de las cosas hermosas, aprender a dejar ir y a ajustarle las tuercas al ego.

Hay que renacer mirando el reflejo de la luna.

tradiciones

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Anuncios

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s