Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Cerrado con broches de cristal


“Son extraños los reencuentros que se producen en la vida”

Murakami, H.

“Y esto que escribo soy yo”

Murakami, H.

moi

Cerramos; un año que agoniza, quizás se abra un duelo por esa pérdida. Un año de tierra en las manos, de raíces, de un nuevo círculo que construye, que crea, que innova, que crece, con una Hechizera de Fuego y una Ayudante de Mago que siempre están ahí. Manos a la tierra fue la meta y lo logramos.

Madre nos ha devuelto sus bondades en abundancia, insospechada. Papala dueña de tierra que aún brota late.

Un año menos doloroso y más brillante que el anterior. Un año de retos y proyectos. De Lentes e Instantes, de letras. Un año donde los sinodales aceptaron la propuesta y debo prepararme para afrontar nuevas experiencias. Año de nuevos alumnos y la pérdida de uno que nos recordó una vez más lo efímero de la vida.

Parche terminó su ciclo, luego de 17 años, ese anfitrión de cuatro patas.

Un año de reencuentros y de amor. De cerrar ciclos y de conocer lugares nuevos de este país que tanto me maravilla. También de bibliotecas y colegas.

Un verano intenso, de caminos entre museos y mercados con Hada, mi pequeña cómplice que aprende a alzar las alas.

De escenarios, ensayos, maquillaje, de ser a través de la otredad y jugar un nuevo papel que por horas nos transforme, de anciana, a vampiresa, a Lord.

Un año agradecida porque cierra con un encuentro inesperado con Dwende, ese abrazo postergado por dos años y que puede ser un nuevo comienzo. Bendición infinita.

Abrí mis pensamientos para aceptar lo bueno, para aprender de lo malo, todo son experiencias. Tuve una linda maestra, quien me ayudó a aterrizar y me aconsejó en momentos difíciles.

Agradezco a la vida, a la Diosa, que el camino se abrió con diversas oportunidades que están ya germinando. Agradezco la salud recuperada y la compañía de un Hada que está en la intensidad de la vida y todo es un cambio, descubrimiento.

A tí, amable lector, en la distancia. Gracias por tu tiempo, por detenerte un momento en esta apocatástasis.

2016 agoniza y se abren nuevas posibilidades ante mí… ¿Qué caminos habré de recorrer?

¡Aho!

“Respiro lentamente e intento detener la máquina de pensar que nos pega al suelo” Malzieu, M.

Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s