Publicado en Reflexiones de la Palomilla, Tertulianas

¡Qué alivio!


“Las que mejor tratamiento reciben, es decir, las que se proponen desde los medios como “triunfadoras”, son las que por su actividad o actitud se acercan a los comportamientos masculinos”

Varela, N.

Estereotipo: actúa como una chica y si te violan, no te preocupes son solo frotamientos. Abre BIEN los ojos, las mentiras, los estereotipos, las etiquetas que se empecinan en colgarnos. Socialmente si te dicen “chica, o nena” ya es una frase considerada peyorativa.

Ayer me dijeron: “Eres como un vato en cuerpo de mujer” No supe si tomarlo como una ofensa o como un cumplido. Él dijo que era un mega cumplido. A final de cuentas solo soy.

Cuento sencillo, todo empezó por su argumento de que las mujeres se visten para otras mujeres. Yo le dije que eso era mentira. Que las mujeres se visten para sí mismas. Me contestó que conmigo no aplica y ese fue su argumento.

Los estereotipos nos asfixian, a tal grado que hasta en asuntos legales, tener cuerpo de mujer es considerado algo menos importante. Esto a colación por la sentencia que dictó el juez Anuar González Hemadi, sobre el caso de Dafne, en el estado de Veracruz, donde una joven denunció abuso por parte de cuatro muchachos, de familias pudientes que abusaron de ella.

No ahondaré en el texto de la sentencia, porque me da náusea (búsquelo usted mismo) Lo cierto es que me queda la inquietud de si se consideraría “frotamiento” si fuera su madre, su hermana, si hija, su sobrina o cualquiera de las mujeres de su familia. ¡Carajo, cuántos que piensan igual que este individuo habrá!

Es que no estaba en estado de indefensión, solo la treparon entre cuatro a un vehículo y la toquetearon sin que su fin fuera el placer sexual.  ¡Ay, qué exagerados!

Entonces si llega a pasarnos a cualquiera de nosotras algo así, no habrá de que preocuparnos, al no penetrarnos con un pene, sino con cualquier otra cosa que se le o les ocurra, y mientras no sintamos placer (porque es pecado), no es violación. ¡Uff, qué alivio!

Tampoco deberemos preocuparnos si nuestras parejas nos forzan obligándonos a tener sexo. No aplica, por que es su “derecho” por machirrín, pa’ eso es tu novio o pa’ eso te casaste. ¡Uff, qué alivio!

¡Qué alivio tener autoridades como el #JuezPorky que sabe cómo establecer un argumento jurídico y que a final de cuentas no puede demostrar el cuerpo del delito.

Pero desde aquí, nosotras, todas somos voz que se alza, desde las redes, en la radio, en los medios alternativos porque lo “oficial” asquea. Así las cosas el día de hoy, así la náusea sartreana.

hombresnecios
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica
Publicado en Bibliotecaria

Steampunk de acá


Dictadura
Fuente de imagen: Esteban Saldaña

El Steampunk, esta tendencia que combina el ayer con la tecnología actual, incluso tecnología más avanzada. Una corriente que retoma la ciencia ficción y a la vez, la situa en una época histórica determinada. Así podemos encontrar steampunk de piratas, victoriano y en este descubrimiento del Porfiriato en nuestro país.

El título del comic es Dictadura de Vapor: Antología steampunk del Porfiriato, en el cual se reunen cinco historias, ilustradas por artistas gráficos que muestran su talento y calidad.

A veces, hay quienes consideran los comics como documentos comerciales, con contenido pobre o que no vale la pena adquirirlos, este ejemplar es un claro ejemplo del error que se comete con esas apreciaciones.

Este trabajo solo puede ser resultado de guionistas, dibujantes, ilustradores, editores, convencidos de que en nuestro país se realizan productos de alta calidad y que pueden competir con las editoriales de otros países.

Así que si quieren saber más de Dictadura de Vapor, pueden buscarlo en el siguiente vínculo:

https://www.facebook.com/dictaduradevapor/?fref=ts


“Si una marciana pretendiera entender la Tierra a través de la publicidad, difícilmente llegaría a ninguna conclusión aproximada de lo que son las mujeres. Pensaría que éstas solo tienen un objetivo fundamental: exhibirse como reclamo sexual o conseguir el blanco más reluciente y satisfacer las necesidades de la familia en una casa con los suelos más brillantes de todo el barrio”

Varela, N.

9.color
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Estereotipos

Publicado en Las que saben, Reflexiones de la Palomilla

Abundancia


granada
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

La abundancia, se contagia. Porque mientras ofreces sin esperar nada, recibes lo inesperado.

Desde hace unos meses, nombré a nuestro hermoso huerto como “Probeta 1”, este sitio experimental donde la vida surge.  Donde se llena de nuevas ideas, gracias a una Ayudante de Mago y de un chico que últimamente nos ha hecho mobiliario con tarimas de madera, instaló un sistema de riego y además utilizó cal para las paredes, dejándolas hermosamente blancas.

También es interesante ver cómo Papala sigue presente, el viernes lo pude corroborar. A final de cuentas esa es su tierra y hay plantas que ella sembró hace cincuenta años.

Ayer, en el trueque de plantas y semillas, recibimos semillas que pronto estarán en la tierra para regalarnos sus alimentos.

Ese reencuentro con la tierra, me ha hecho crecer, apreciar aún más las maravillas de la plantas y el escarbar entre los huesos para avanzar.

Por lo pronto, estoy sembrando, no solo las semillas, sino nuevo proyectos que seguramente darán frutos. Todo es aprendizaje.

¡Aho, vida!

Publicado en Cuenterías

Atrofiada


Existe un momento en el que me hundo en ese ensimismamiento, una especie de paréntesis aeroportuario, donde navegan esas enormes ballenas metálicas que se deslizan sincronizadamente sobre líneas iluminadas.

Cuando abro la puerta y se vuelve también ventana, abismo. Gotea el líquido oscuro lentamente, humedeciendo los labios deshidratados de tanto soñar / soñarte.

Incoherente, desde que grito frente al espejo ¿quién eres? y la figura del otro lado se va alejando sin voltear siquiera.

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Sincronía


uas3
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

¿Qué es lo que haces para llamarme en el silencio?

¿Cómo logras entrar en mis sueños?

No alcanzo a comprender el cómo.

Lo único cierto es que estás aquí,

como un susurro permanente,

como las tardes de primavera,

como el olor de las flores.

Sigo en el latido perpetuo de una tierra que nos une,

aún en la distancia.

Publicado en Poesofando

Declaratoria


moi
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

A veces puedo amarte,

pero todo es tan confuso, porque el grado de amor es subjetivo.

Otras veces sólo te quiero

cuando llega la tarde y el viento fresco me trae el olor de las flores del jardín.

Unas más te deseo

con  furia y hambre felina, con el tambor de la vida latiéndome dentro.

Entonces llegas y me siento Auri,

la subrrealidad se materializa.

Brinco en la azotea de la consciencia

hacia tí.