Publicado en Reflexiones de la Palomilla, Tertulianas

¡Qué alivio!


“Las que mejor tratamiento reciben, es decir, las que se proponen desde los medios como “triunfadoras”, son las que por su actividad o actitud se acercan a los comportamientos masculinos”

Varela, N.

Estereotipo: actúa como una chica y si te violan, no te preocupes son solo frotamientos. Abre BIEN los ojos, las mentiras, los estereotipos, las etiquetas que se empecinan en colgarnos. Socialmente si te dicen “chica, o nena” ya es una frase considerada peyorativa.

Ayer me dijeron: “Eres como un vato en cuerpo de mujer” No supe si tomarlo como una ofensa o como un cumplido. Él dijo que era un mega cumplido. A final de cuentas solo soy.

Cuento sencillo, todo empezó por su argumento de que las mujeres se visten para otras mujeres. Yo le dije que eso era mentira. Que las mujeres se visten para sí mismas. Me contestó que conmigo no aplica y ese fue su argumento.

Los estereotipos nos asfixian, a tal grado que hasta en asuntos legales, tener cuerpo de mujer es considerado algo menos importante. Esto a colación por la sentencia que dictó el juez Anuar González Hemadi, sobre el caso de Dafne, en el estado de Veracruz, donde una joven denunció abuso por parte de cuatro muchachos, de familias pudientes que abusaron de ella.

No ahondaré en el texto de la sentencia, porque me da náusea (búsquelo usted mismo) Lo cierto es que me queda la inquietud de si se consideraría “frotamiento” si fuera su madre, su hermana, si hija, su sobrina o cualquiera de las mujeres de su familia. ¡Carajo, cuántos que piensan igual que este individuo habrá!

Es que no estaba en estado de indefensión, solo la treparon entre cuatro a un vehículo y la toquetearon sin que su fin fuera el placer sexual.  ¡Ay, qué exagerados!

Entonces si llega a pasarnos a cualquiera de nosotras algo así, no habrá de que preocuparnos, al no penetrarnos con un pene, sino con cualquier otra cosa que se le o les ocurra, y mientras no sintamos placer (porque es pecado), no es violación. ¡Uff, qué alivio!

Tampoco deberemos preocuparnos si nuestras parejas nos forzan obligándonos a tener sexo. No aplica, por que es su “derecho” por machirrín, pa’ eso es tu novio o pa’ eso te casaste. ¡Uff, qué alivio!

¡Qué alivio tener autoridades como el #JuezPorky que sabe cómo establecer un argumento jurídico y que a final de cuentas no puede demostrar el cuerpo del delito.

Pero desde aquí, nosotras, todas somos voz que se alza, desde las redes, en la radio, en los medios alternativos porque lo “oficial” asquea. Así las cosas el día de hoy, así la náusea sartreana.

hombresnecios
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica
Anuncios

Autor:

Las bibliotecas son crisoles de conocimiento, tengo la fortuna de trabajar en una de ellas.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s