Epitafios

“El corazón de los humanos no es como el mío. El de los hombres es una línea, mientras que el mío es un círculo y poseo la infinita habilidad de estar en el lugar apropiado en el momento oportuno. La consecuencia es que siempre encuentro humanos en su mejor y en su peor momento. Veo su fealdad y su belleza y me pregunto como ámbas pueden ser lo mismo. Sin embargo, tienen algo que les envidio: al menos los humanos tienen el buen juicio de morir”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

Pieter-Claesz---VanitasFuente de imagen: Pieter Claesz

Moriré, como todo. Mis restos se depositarán en algún lado, no importa si son carne en descomposición o como cenizas. Moriré, pero quiero conservar mi nombre, ese que me he ido forjando con fuego y sangre, con tinta y piel.

Entonces aquí los posibles epitafios, que podrán ser escritos en el viento, porque éste será a final de cuentas el encargado de llevarlo de un lado a otro, hasta la eternidad, hasta siempre.

I

Vivió como quiso: se volvió salvaje.

Anuncios

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s