4. Brujilibros: Tinísima

logo-oficial-observatorio

Cápsula transmitida en el programa Brujeres, a través de Radio Universidad, 106.9 Un programa de la Comisión de Radio, del Observatorio de la participación política de las mujeres.

Por. Palomilla Apocatastásica

“Ser mujer es hablarle fuerte a la milpa que se extiende de mar a mar, esparciéndose como se esparce el alud de sus cabellos sobre sus hombros cuando lo alisan para después trenzarlo”

cartel-brujeres

Elena Poniatowska, en su libro de Tinísima, con la maestría de sus letras, retrata la vida de la fotógrafa Tina Modotti, esta mujer que llegó a nuestro país buscando algo nuevo y descubrió la belleza al retratar a nuestra gente.

Tina la que nos abre los ojos a través de su visión, en la que el seguimiento de sus ideales, lograron una metamorfosis en ella, que la fueron llevando a través de los colores a un México en el que el arte se transforma en una forma de vida.

Sin embargo, también sufre el desengaño, el dolor de esa violencia tan marcada que le cuesta, que no comprende a pesar de haber tenido una infancia dolorosa.

“En México se desprecia a las mujeres, se les consume, se les desecha, se les estigmatiza, se les cuelga para siempre al árbol patriarcal y allí se les ahorca” – dice.

Tina se atreve, a cargar su cámara, a buscar los rostros de los anónimos, del campesino, del obrero, del ciudadano olvidado.

La idea de ayudar a construir una mejor sociedad la lleva hasta Rusia y luego como voluntaria en al campo de batalla español.

Tina la mujer, la amante, la defensora de los derechos, la que tiene voz en el sindicato, la que no se detiene y que rompe estereotipos.

La que se enamoró de las cámaras y el glamour, pero también la que defendió la causa y uso sus manos para salvar vidas, en medio de lo terrible de la guerra.

 “Rechace usted ser víctima y salga adelante a partir de esa voluntad. Repita: no quiero ser víctima, dígalo todos los días, duérmase pensándolo” 

Anuncios