Recordando letras

“El papel del bibliotecario en el fomento, promoción y animación de la lectura es de mediador” Palacios, B.

“Para que esa mujer se mueva en el espacio.
Nuestros rostros, que alguna vez sonrieron, se repiten, se sublevan, se llegan a sentir palpables en el acto de una PALOMILLA flotando con el humo”


Acosta, R (2006) Moebius. México: Fondo Editorial Tierra Adentro.

libros2Fuente de imagen:

A LO LARGO DE LOS AÑOS, MI VISTA SE HA TOPADO A RAJATABLA CON ALGUNAS FRASES QUE SI ME FIARA DE LA MEMORIA, SEGURAMENTE MORIRÍAN INSTANTÁNEAMENTE. POR ESO LAS DEJO AQUÍ, CON EL FIN DE QUE ME SIRVAN EN RECURRENTES OCASIONES PARA EVITAR LA PÉRDIDA DE LAS PALABRAS ADECUADAS EN EL MOMENTO PRECISO DE LA RED.

1. “Ella sembró en mi cabeza la idea de que la realidad no es sólo como se percibe en la superficie, también tiene una dimensión mágica, y si a uno se le antoja, es legítimo exagerarla y ponerle color para que el tránsito por esta vida no resulte tan aburrido”

Allende, I (1997) Eva Luna.

2. “La vida es la constante sorpresa de saber que existo”

Tagore

3. “Las creencias propias se llaman religión, las de los demás se llaman superstición”

4. “Lo nuestro es idioma, lo que hablan los demás son dialectos”

5. “Lo que hacen los blancos es arte y lo que hacen otras razas es artesanía”

Allende, I. (2004) El bosque de los pigmeos. México: Random House Mondadori S.A. de C.V.

6. “Hay un modo en que me hagas completamente feliz amor mío: muérete.”

Sabines, J. Hay un Modo En: Poesía Amorosa.

7. “Los amorosos andan como locos porque están solos, solos, solos, entregándose, dándose a cada rato, llorando por que no salvan el amor”

Sabines, J. (2005) Los amorosos En: Sabines a la mano: Poesía escogida. México: Patronato Casa Jaime Sabines A.C.

8. “Por que el espíritu no va a ningún lado sin las piernas del cuerpo, y el cuerpo no sería capaz de moverse si le faltasen alas”

Saramago, J. (2001) Todos los nombres. Alfaguara

9.”La sabiduría de los techos es infinita, Si eres techo sabio, dame una idea.  Sigue mirándome, a veces da resultado” (Diálogo de Don José y el techo de su habitación).

Saramago, J. (2001) Todos los nombres. Alfaguara

10. “…a nuestro lobo estepario le ocurría, como a todos los seres mixtos, que, en cuanto a su sentimiento, vivía naturalmente unas veces como lobo, otras como hombre; pero que cuando era lobo, el hombre en su interior estaba siempre en acecho, observando, enjuiciando y criticando, y en las épocas que era hombre, hacía el lobo otro tanto”

Hesse, H. El lobo estepario.

11. “Todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos… necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela”

Esquivel, L. (2008) Como agua para chocolate. México D.F. Booklet

12. “Escribimos la palabra sobre la superficie de la tierra con el largo camino que recorremos. Por eso no nos quedamos en ningún sitio”

Ende, M.  (1998) El espejo en el espejo  México:   Alfaguara

13. “¡Cuántos ángeles ha cazado y abierto en canal y vendido sus resplandecientes plumas y preciosas pieles a los poderosos hombres del mundo desencantado y a sus damas aún más poderosas que adornaban con ellas sus vestidos de fiesta!”

Ende, M.  (1998) El espejo en el espejo    México:   Alfaguara

14. “El otro, séase el que se fuere, por lo menos tal vez, aunque con rostro mesurado puso los ojos en tí, tal vez te oyó y tal vez te admitió a su lado, y tú, JAMÁS TE HAS DIGNADO DE MIRARLE NI OÍRTE”.

Séneca (1999) Los siete libros de la sabiduría: El libro de oro. Edicomunicaciones, S.A. España.

15. “No hay para qué cargues a los otros estas obligaciones, pues cuando fuiste a buscarlos, no fue tanto para estar con ellos, cuanto porque no podías ESTAR CONTIGO”

Séneca (1999) Los siete libros de la sabiduría: El libro de oro.  Edicomunicaciones, S.A. España.

16. “Ah, ser en una sola imagen San Sebastián y los arqueros paganos, el espejo cruel y la sátira de quienes todavía esperan algo del espejo, el cuerpo sin mérito alguno y el mérito de observar sin miramientos el cuerpo propio.”

Monsivais, C (2001)  Novoamor. Colección Oscura Palabra p14

17. Hermes Trismegisto: Poimandres XII
En todo lugar donde hay alma hay intelecto, así como en todo lugar donde hay vida hay también alma.
El intelecto, al luchar contra la enfermedad confiere el bien al alma del mismo modo que el médico cuando trae salud al cuerpo.
Toda alma, desde el momento en que entra en un cuerpo, es pervertida al punto por el dolor y el placer, pues el dolor y el placer son como los humores del cuerpo compuesto que hierven en su interior y en los cuales el alma se SUMERGE Y AHOGA.

Gaceta del FCE.

18. “La escritura es una larga introspección, es un viaje hacia las cavernas más oscuras de la conciencia, una lenta meditación”

Allende, I (2003) Paula. España: Random House Mondadori

19. “…un aullido de dolor detrás de una mueca que pretendía ser una sonrisa, el último canto de un moribundo y enfurecido animal prehistórico”

Alemán Lascurrain, G. (2001) La domadora de miedos. México. Mc. Millan-Castillo

20. “El lápiz se había cansado de hacerle el amor a la página en blanco”

Rodríguez Torija, C.; Orozco González, J.;Díaz, J. (2009) Cuentos para recuperar la cordura. México: Colección Solar. Instituto Chihuahuense de la Cultura.

21. “Toda literatura es una búsqueda e implica, por lo tanto cierta probabilidad de hacer hallazgos”

Rodríguez Torija, C.; Orozco González, J.;Díaz, J. (2009) Cuentos para recuperar la cordura. México: Colección Solar. Instituto Chihuahuense de la Cultura.

22. “Traía puestos unos audífonos para escuchar la música que yo quería y no los eternos ecos de lamentaciones que se desprendían de las miserables gargantas de los próximos a morir. No cavilé mucho para seleccionar a los grupos que formarían parte del set list del festival “Banda sonora para el Apocalipsis”.

Rodríguez Torija, C.; Orozco González, J.;Díaz, J. (2009) Humo de un cigarro alrededor de una dama de negro.  En: Cuentos para recuperar la cordura. México: Colección Solar. Instituto Chihuahuense de la Cultura.

23. “En la magia de la literatura se gestan universos”

Rodríguez, C.; Orozco, J.; Díaz, J. Cuentos para recuperar la cordura.

24. “Aquella noche corrí el mejor de los caminos, montado en potra de nácar sin bridas y sin estribos.”

García Lorca

25. “…permaneció cerrada durante un siglo, al cabo del cual, los libros que no se desmoronaban al abrirse eran ininteligibles”

Ibargüengoitia, J. Estas Ruinas que Ves.

26. “Lo real es lo que se vive y no importa si es en sueños, despierto o en una fantasía mental”

Kipling, R. Kim

27. “Tu haz lanzado una acción sobre el mundo y como la piedra arrojada en un estanque, así se esparcirán las consecuencias, cuyo alcance tú no puedes preveer.”

Kipling, R. Kim

28. “Bastaba pedirle una información, aunque fuese genérica, preguntarle por un personaje, una cita, un suceso y su memoria caminaba entre los estantes, soberana hasta encontrar el dato solicitado, como se saluda a una persona que descansa en otra estancia”

Siliato, M (2006) Calígula. Random House Mondadori S.A. de C.V.

29.”porque los revolucionarios barbudos monopolizan el patriotismo como los clérigos monopolizan la religión.”

Maupassant, G. Bola de Sebo

30. “Había comprado el entresuelo en ruinas, siempre oloroso a arenques ahumados, cuyas paredes carcomidas por el salitre conservaban todavía los impactos de algún combate sin gloria.”

García Márquez, G. Doce Cuentos peregrinos.

31. “La música, amigo mío, tiene la virtud de hacer que no exista nada en el mundo fuera de esos sonidos”

Leroux, G. (2001) El fantasma de la ópera. México: Editorial Andrés Bello.

32. “Me gusta saberme mujer frente a un hombre que se sabe hombre”

Gioconda Belli.

33. “aún no te despidas/todo es nada/
son señales de humo/apenas eso”

Benedetti, M (1999) Buzón de Tiempo. España: Santillana Ediciones Generales S.L.

34. “Estoy convencida de que el respeto por la soledad del ser amado es una de las menos frecuentes pero más entrañables formas de amor”

Benedetti, M. (1999) Buzón de Tiempo . Madrid: Santillana Ediciones Generales S.L.

35. “Que tu existencia será fabricada con todos los hilos del telar, como las vidas de todos los hombres”

Fuentes, C. (1962) La muerte de Artemio Cruz. México: FCE

36. …por que habrás creado la noche con tus ojos cerrados y desde el fondo del océano de tinta, navegará hacia tí un bajel de piedra al que el sol de mediodía, caliente y soñoliento alegrará en vano.”

Fuentes, C. La muerte de Artemio Cruz. México: FCE

37. “El veneno de la luz eléctrica impedía la visión de las estrellas”

Stoker, D.;Holt, I. (2009) Drácula, el no muerto. Barcelona: Roca editorial de libros S.L.

38. “La penumbra es más tentadora que la claridad”

Vargas Llosa, M. (2007) Pantaleón y las Visitadoras. México: Punto de Lectura S.A. de C.V.

39. “No existe antídoto contra la vanidad; la náusea que produce el abrazo de la nada, la angustia sobreviene del estado de ser.”

Lazo, N. (2006) Cuentos Violentos. México: Nexos Sociedad, Ciencia y Literatura.

40. “Pero en definitiva, ¿qué es Lo Nuestro?. Por ahora, al menos es una especie de complicidad frente a los otros, un secreto compartido, un pacto unilateral”

Benedetti, M. (2005) La tregua. México. Punto de Lectura

41. “No podía permitir que caminaras ese sendero que conduce al abismo de la mediocridad y del anonimato”

Délano, P. (2008) Cuentos Centroamericanos. México: Andrés Bello Editorial S.A. de C.V.

42. “El mas doloroso de todos los partos: el de la mujer enfrentada consigo misma”.

Melgar, L.

43. “Escribir desde los márgenes de la nación es escribir desde la otredad indígena”

Melgar, L.

44. “La felicidad es efímera, la ilusión, estrella fugaz, y el deseo, una corriente subterránea que, si a veces se cuela hasta la superficie, persiste en sus fisuras, en sus rajaduras imperceptibles”

Melgar, L

45. “La ficción…puede ser un modo de transformar una realidad insoportable en un relato que trascienda al propio infortunio”

Garro, E. (2006)  Obras reunidas I  cuentos.  México: Fondo de Cultura Económica (Introducción Melgar, Lucía)

46. “Su voz escribió signos de sangre en mi pecho y mi vestido blanco quedó rayado como un tigre rojo y blanco”

Garro, E. (2006)  La culpa es de los Tlaxcaltecas: En: Obras Reunidas I: Cuentos. México: FCE

47. “Estaban en distintos espacios y cada segundo que pasaba sus tiempos se separaban más y más”

Garro, E. (2006). El Duende. En: Obras Reunidas I: Cuentos.  México: FCE.

48. “…y la razón secreta de los nombres nos dejaban atónitas”

Garro, E. (2006). Obras Reunidas I: Cuentos. México: FCE.

49. “Pero cuando una mujer no quiere, es que no quiere, y en ella se rompe el hombre”

Garro, E. (2006) La semana de colores.  En: Obras reunidas I: Cuentos. México, FCE.

50. “El bibliotecario no es visto como un profesional (no reúne todas las condiciones), no se lo considera un científico (no está respaldado por una disciplina nacida y construida como ciencia), tampoco se lo ve como un obrero (su actividad es “no manual”, aunque generalmente es asalariado). Su identidad es difusa y cambiante.”

Roggau, Z. (2006). Los bibliotecarios, el estereotipo y la comunidad.

51. “Si bien este mecanismo proviene de un paradigma humanístico, en el contexto actual donde la biblioteca es una necesidad social que exige profesionales con capacidad para gestionar instituciones, con habilidades comunicacionales, con formación tecnológica, entre otras, el prestigio sigue recayendo en la actividad que eligió en primera instancia”

Roggau, Z. (2006). Los bibliotecarios, el estereotipo y la comunidad.

52. Por eso, cuando ese científico, ese literato, es decir ese intelectual asume el rol de bibliotecario no lo hace desde el plano educativo y social, sino desde su posición de intelectual en “su campo”, el científico, el literario, etc., que es el que le dio prestigio.

Roggau, Z. (2006). Los bibliotecarios, el estereotipo y la comunidad.

53. “…el instinto del amor subjetivo ilusiona por completo la conciencia y sabe muy bien ponerse el antifaz de una admiración objetiva”

Schopenhauer El amor, las mujeres y la muerte.

54. “Cuando uno lee ya no está solo. Leer es dialogar y cuando se dialoga la soledad se declara abolida”

Monsivais.

55. “LORO: Leovaldo Olegario Remigio otón, nombrado por el mago Hircio Horacio Salsiflán (H.H.) como el custodio del Diccionario, el Gran libro de los Hechizos y el Herbolario de Herpisandro”

Durrel, G (1974) El paquete parlante. España: Salvat Editores S.A. Barcelona Ediciones Altea, Taurus, Alfaguara.

56. “Buscar el vacío en la autenticidad aparente, es buscar su verdadera esencia, contrapunto necesario a la presencia de las cosas”

Méndez, C.; Mínguez, H. (2009) Grafimáticos. México: Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

57. “Eso de ir a depositar el dinero en su cuenta, luego enviarle la ficha de depósito por fax, para dos días después poder salir con ella, era aún más incómodo que mirarla pagar todas las cuentas y soportar que en cada uno de los lugares a los que íbamos me miraran como a un cafiche de ocasión.”

Velasco, X. (2004) La Venus de los cheques. En: El materialismo histérico   México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

58. “No se mucho de besos, pero yo le aseguro que los suyos no eran menos feroces que un enjambre de balas despedazando el aire”.

Velasco, X. (2004) Los besos comunicantes. En: El materialismo histérico.   México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

59. “…el amor se aparece como el cazador que va por la penumbra en busca de una víctima propicia”.

Velasco, X. (2004) Los besos comunicantes. En: El materialismo histérico. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

60. “En balde, pensó Lavinia, los siglos habían acabado con los espantos de las cavernas: las Penélopes estaban condenadas a vivir eternamente, atrapadas en redes silentes, víctimas de sus propias incapacidades, replegadas, como ella, en Itacas privadas.”

Belli, G. (2010) La mujer habitada. Ed. Seix Barral

61. “…luego parecían rebelarse con inusitada fiereza contra esta dependencia, sometiendo al signo femenino, dominándolo, negando el poder de quienes a través del dolor de piernas abiertas les entregaban el universo, la vida”

Belli, G. (2010) La Mujer Habitada.  Ed. Seix Barral.

62. “Letreros y Avisos, que algunas cuadras antes todavía anunciaban Groceries & Delicatessen se han transformado aquí Groserias y Delicadezas”.

Benedetti, M. (2009) Gracias por el fuego. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

63. “Por eso las grandes obras se han  construido siempre alrededor del pecado”

64. “El arte es la chispa que resulta de frotar la prohibición con el castigo”

Benedetti, M. (2009) Gracias por el fuego. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

65. “Experimento un disfrute tembloroso al construirme este terror particular, para mi uso exclusivo”

Benedetti, M. (2009) Gracias por el fuego. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

66. “este órgano hueco y muscular que de algún modo se las arregla para ocuparse simultáneamente de la sangre y las emociones”

Benedetti, M. (2009) Gracias por el fuego. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

67. “Aprovecho para escribirte por que hay luna”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

68. “Estábamos tan podridos en ese silencio a dos voces, que una tarde nos miramos y casi simultáneamente empezamos a hablar.

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

69. “Nunca un hombre está mas seguro de lo que hace, que cuando un dolor prolongado no logra quitarle el aliento y derrotarlo”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

70. “A veces hay corazonadas de la razón que el corazón no entiende”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

71. “Yo siempre tuve nostalgias más grises, mas opacas”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

72. “No es buena una vida sin fantasmas, una vida cuyas presencias sean todas de carne y hueso”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

73. “Su descenso a los infiernos no lo ha incinerado. Chamuscado tal vez”

Benedetti, MPrimavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas.

74. “Convencerse de que morir no es después de todo tan jodido si se muere bien, si se muere sin recelos contra uno mismo”

Benedetti, MPrimavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas.

75. “Por dentro, y a veces por fuera, nos pasó una tormenta, un vendaval, y esta calma de ahora tiene árboles caídos, techos desmoronados, azoteas sin antenas, escombros, muchos escombros”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

76. “Quitar los escombros, dentro de lo posible; porque también habrá escombros  que nadie podrá quitar del corazón y de la memoria”

Benedetti, M. Primavera con una esquina rota. Buenos Aires: Ediciones Sudamericanas

77. “El miedo es el peor abismo y sólo uno puede arrancarse del pozo agarrándose los propios pelos y tirando hacia arriba”

Benedetti, M.

78. “A veces tuve miedo a qué negarlo / un miedo del que tenía que tragarme los aullidos”

Benedetti, M.

79. “¿Te has fijado en lo poco decorativa que llega a ser la verdad?”

Velasco, X. (2003) Diablo Guardián. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

80. “Las verdaderas brujas de este mundo no se ensucian ni para lavar el perol”

Velasco, X. (2003) Diablo Guardián. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

81. “Cualquier patíbulo habría sido precio pequeño con tal de continuar bebiendo de esos ojos cada vez que reían”

Velasco, X. (2003) Diablo Guardián. México D.F. Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

82. “Por eso escribir y leer son acciones simultáneas”

Rodrigo, B. (2010) Icarías. México D.F.

Literatura y alternativas en servicios editoriales S.C.

83. “Que la memoria es para mi como la temerosa luz que alumbra un sórdido museo de la vergüenza”

Sabato, E. (2004) El túnel. España: Seix Barral

84.”él sabía que el porvenir era un retroceder veloz hacia la muerte y la muerte, el estado perfecto”

Garro, E. (1963) Los recuerdos del porvenir. México: Editorial Planeta Mexicana S.A de C.V

85. “Lo urgente reemplazó demasiado tiempo lo importante”

Serrano, M (2005) Para que no me olvides. España: Editorial Planeta S.A.

86. “Dentro de mi silencio me atrevo a afirmar que no hay soledad que se compare a la de ser mujer”

Serrano, M (2005) Para que no me olvides. España: Editorial Planeta S.A.

87. “Pienso en las noches de las mujeres: que gran injusticia son las noches de las mujeres, las únicas del hogar cuyos ojos son permanentes lámparas encendidas, oídos escrutadores, atentos al acontecer de las tinieblas…”

Serrano, M (2005) Para que no me olvides. España: Editorial Planeta S.A.

88. “Ella es la acequible: la guardiana de la noche”

Serrano, M (2005) Para que no me olvides. España: Editorial Planeta S.A.

89. “Afasia, alexia, agrafia y acalculia”

Serrano, M (2005) Para que no me olvides. España: Editorial Planeta S.A.

90. “La pérdida de la lectura se traduce en la erosión del lenguaje y la erosión del lenguaje en el despojo del pensamiento”

Proceso Letras Minúsculas: Nueva Edad Media Mexicana p.62 Núm 1789 13-Feb-2011 ISSN 1665-9309

91. “RB ha hecho la prueba. Asegura que en modo alguno el libro electrónico – que para Ray Bradbury no es un libro sino un gadget- reemplazará al del papel. Cuando menos para los que crecimos y vivimos en ellos nadie podrá quitarnos nunca ese inmenso placer”

Proceso Letras Minúsculas: Nueva Edad Media Mexicana p.62 Núm 1789 13-Feb-2011 ISSN 1665-9309

92. “– Tomen un círculo, acarícienlo, y se hará un círculo vicioso”

Ionesco, E. (1964) La Cantante Calva. Buenos Aires. Editorial Losada S.A.

93. “–¡Es extraño, curioso, extraño! Entonces, señora, vivimos en la misma habitación y dormimos en la misma cama, estimada señora. ¡Quizá sea en ella donde nos hemos visto!”

Ionesco, E. (1964) La Cantante Calva. Buenos Aires. Editorial Losada S.A

94. “Pero nuestra casa nunca fue más que una casa de juguete. Yo fui la muñeca-esposa de esta casa, como fui la muñeca-niña de la casa de papá.”

Ibsen, H.  Casa de Muñecas

95. “Lo que odiamos hemos besado y amado lo que nos asquea”

Baudelaire, Las Flores del Mal

96. “Quizás no tiene otra cosa sino el recuerdo con el cual salvarse, él mismo, de la muerte”

Fuentes, C. (2002) El Naranjo. México: Editorial Planeta DeAgostini S.A. de C.V.

97. “los muros han contraído una lepra incurable”

98. “La oratoria sería la escuela romana de virtud y acción inseparables”

Fuentes, C. (2002) El naranjo. México: Ed. Planeta DeAgostini S.A. de C.V.

99. “…desde el fondo del bosque, del luto de la bruma, emergiese la lengua, que era el sexo verdadero del conquistador, y se la clavase en la boca de la india, con más fuerza, más gérmen y más gravidez”

Fuentes, C. (2002) El naranjo. México: Ed. Planeta DeAgostini S.A. de C.V.

100. “Yo he descubierto que morir es adquirir, de un golpe, la facultad de ver las imágenes que pasan por las cabezas de los vivos”

Fuentes, C. (2002) El naranjo. México: Ed. Planeta DeAgostini S.A. de C.V.

101. “They say the monoliths were also pilgrims once, who lost their way, and so remain here to guide us some say”

McCarthy, J. (2011) Tabhair Dom Do Lámh. Dublin: MPG Books Group.

102. “Las primeras manifestaciones del amor, cuando no van enlazada a ciertas ideas, no tienen el encanto ni la poesía con que el corazón las rodea”.

Zardoya, C. (1992) Caramurú y la anaconda. España: Ediciones Gaviota S.L.

103. “La luna me mantenía cautivo, jugaba conmigo, era como si ella y yo respirásemos al unísono”

Lessing, D. (2007) Instrucciones para un descenso al infierno. España: Ediciones BSA.

104. “Cuando afirmamos nuestra intuición somos como la noche estrellada: contemplamos el mundo a través de miles de ojos”.

Pinkola, C. (1995) Mujeres que corren con los lobos. España: Ediciones B.S.A.

105. “Los cadáveres se desprendían también de la sangre reseca, de las costras de sangre en los brazos, en la cabeza, en la ropa.”

Montemayor, C. 2003   Las armas del alba    México   Joaquín Mortiz

106. “El firmamento parecía respirar, estar vivo, tener a flor de piel, pero sujetos, los tejidos de las constelaciones, su muchedumbre luminosa”

Montemayor, C. 2003 Las armas del alba México Joaquín Mortiz

107. “Porque desde los bordes afilados del frío, todos regresan al calor de la casa”.

Montemayor, C. (2010) Las mujeres del Alba. México: Random House Mondadori S.A. de C.V.

108. “Me preguntaba si así es la realidad, tan fría, tan imposible de doblegar, de conmover”.

Montemayor, C. (2010) Las mujeres del Alba. México: Random House Mondadori S.A. de C.V.

109. “Pero sentí más frío mirando los cuerpos, viendo a mi hijo sin que pudiera abrazarlo, tocarlo, limpiar sus heridas, sacudir su pelo, quitarle el lodo y la sangre”

Montemayor, C. (2010) Las mujeres del Alba. México: Random House Mondadori S.A. de C.V.

110.”Me di cuenta de que su voz estaba hecha de hebras humanas”

Rulfo, J. (2002) Pedro Páramo México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

111. “Pudo traspasar la maraña del sueño, llegando hasta el lugar donde anidan los sobresaltos.”

Rulfo, J. (2002) Pedro Páramo México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

112. “Este mundo, que lo aprieta a uno por todos lados, que va vaciando puños de nuestro polvo aquí y allá, deshaciéndonos en pedazos como si rociara la tierra con nuestra sangre”

Rulfo, J. (2002) Pedro Páramo México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

113. “Yo tengo guardado mi dolor en un lugar seguro. No dejes que se te apague el corazón”

Rulfo, J. (2002) Pedro Páramo México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

114. “Cada vez que alguien me rompe el corazón, en vez de llorar me cepillo los dientes. Es más fácil encontrar una sonrisa entre la espuma que entre lágrimas”

Vallin, F. (2011) Risas y espuma. En El último libro del mundo. (pp 68) México: Librerías Gandhi S.A. de C.V.

115. “Como yo, ella ama las palabras y las personas que saben servirse de ellas”

Beauvoir, S. (2007) La mujer rota. México: Random House Mondadori. S.A. de C.V.

116. “El libro tiene una presencia garantizada en la educación del futuro, además, es insustituible. La cultura digital viene a fortalecer la cultura impresa. Una no sustituye a la otra.”

Gómez, M (2005) Una visión emancipadora para la formación

117. “En los ojos de la mujer había algo semejante a una tristeza serena, a un aburrimento domesticado, a una desesperanza ya vieja y sin solución”.

Aguilera, M. (2003) Cuentos para después de hacer el amor. México

118. “Gran parte de su vida se le iba en suspirar”

Aguilera, M. (2003) Cuentos para después de hacer el amor. (pp. 25) México

119. “La mujer seguía vestida de reloj, con su tristísima mirada fija en mí”

Aguilera, M. (2003) Cuentos para después de hacer el amor. (pp. 64) México

120. “El arte que nace en una sociedad violenta es como la imagen de una hermosa y delicada flor que se abre paso por el suelo agrietado y seco de la tierra aparentemente infértil”.

Soto, M. (2011) El arte en los tiempos de la violencia. Omnia. El semanario [En línea] IV, 135. (pp. 17)

Disponible en: http://www.omnia.com.mx/semanario/120/ [Consulta: 10/10/2011]

121.  “Por eso cuando sea grande voy a decretar una ley universal contra la adultez, de modo que estará prohibido cumplir más de once años y crecer como los grandes”.

Del Campo, D. (2010) Sueños de Llovizna. En: El día que prohibieron la Escuela. (pp. 82) México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

122. “Llegó hasta el espejo del tocador y al mirarlo saludó a la niña que asomaba ahí dentro con ojos asombrados”

Del Campo, D. (2010) Tres kilos de miedo. En: El día que prohibieron la Escuela. (pp. 50) México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

123. “Era como una estrofa de un poema primitivo que hablara de los tiempos originarios, del comienzo de la forma y del nacimiento de los dioses.”

Mann, T. (1984) Muerte en Venecia. México: Ed. Seix Barral S.A.

124. “Pero eran pensamientos sin palabras, pensamientos tan difíciles de comunicar como un olor del que uno a duras penas se acuerda, o como un color que se ha soñado.

Ende, M. (2009) Momo. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

125. “Eran el sol y la luna y todos los planetas y las estrellas que revelaban sus propios nombres, los verdaderos”

Ende, M. (2007) Momo. México: Sanmillana Ediciones Generales. S.A. de C.V. Punto de lectura.

126. “Hay riquezas que lo matan a uno si no puede compartirlas”

Ende, M. Momo.

127. “A cada paso una inspiración, a cada inspiración una barrida”

Ende, M. Momo.

128. “Contra tales instintos primitivos, enormemente poderosos, tenemos esto: la capacidad de observarnos a nosotros mismos desde otros puntos de vista”.

Lessing, D. (2007) Las cárceles elegidas. México: FCE

129. “La literatura y la historia son ramas de la memoria humana, son la memoria registrada”

Lessing, D. (2007) Las cárceles elegidas. (pp. 101) México: FCE

130. “Veo a los escritores de cada país como una unidad, casi como un organismo que fuer creado por su sociedad como medio de examinarse a sí misma”

Lessing, D.

131. “¿Quién que no ha ganado su derecho a ocupar su propio cuerpo puede habitar su centro”

Velázquez, I. (2002) IV En: Gordas: Historia de una batalla. (pp.38) México: Tierra Adentro

132. “Yo leo libros como otros se dejan crecer las uñas o aprenden a tragar espadas”

Velázquez, I. (2002) Wosh En: Gordas: Historia de una batalla. (pp.49) México: Tierra Adentro

133. ¿Nunca ha comido por amor?

¿Por amor? No, claro que no, sólo por necesidad.

Velázquez, I. (2002) Las vacas también tienen alas. En: Gordas: Historia de una batalla. (pp.86) México: Tierra Adentro

134. “Para decirlo de otra forma, la mujer embarazada se salva porque es una gorda utilitaria, una gorda prosocial”

Velázquez, I. (2002) Gordas: Historia de una batalla.  México: Tierra Adentro

135. “El crimen no cuenta. Necesitamos una culpa  superable”

Villoro, J. (2007) Los Culpables. En: Los Culpables. (pp. 54) Oaxaca de Juárez: Editorial Almadía S.C.

136. “En lo hondo, en el mundo del cuadro, todo vibraba como si pudiera irse muy abajo y los colores siguieran ahí porque luchaban contra a algo, contra lo que se desplomaba”

Villoro, J. (2007) Orden Suspendido. En: Los Culpables. (pp. 81) Oaxaca de Juárez: Editorial Almadía S.C.

137. “Aquí la maldad es improvisada”

Villoro, J. (2007) Amigos Mexicanos. En: Los Culpables. (pp. 98) Oaxaca de Juárez: Editorial Almadía S.C.

138. “Si quieres que el diablo te sonría, llámame”

Villoro, J. (2007) Amigos Mexicanos. En: Los Culpables. (pp. 100) Oaxaca de Juárez: Editorial Almadía S.C.

139. “¡Ya han aparecido en el mundo cosas como el arte… como la poesía y la música! ¡En algunas personas han empezado a nacer sentimientos más tiernos! ¡Tenemos que acrecentarlos! ¡Y aferrarnos a ellos, y retenerlos como nuestra bandera!”

Williams, T. (1997) Un tranvía llamado deseo. México: Losada. S.A.

140. ¿Sigue chirriando sobre las vías a estas horas ese tranvía llamado Deseo?

Williams, T. (1997) Un tranvía llamado deseo. México: Losada. S.A.

141. “Ahora nuestros ojos se convierten en una cámara áerea que flota por el aire y que puede desplazarse libremente por la estancia”

Murakami, H. (2008) Afterdark México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

142. “Basta con separarnos de nuestro cuerpo, dejar atrás la sustancia, convertirnos en un punto de vista conceptual desprovisto de masa”

Murakami, H. (2008) Afterdark  México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

143. “El suelo plano de linóleo la sopesa de una manera extremadamente práctica y la interroga. ¿Qué haces aquí?, le pregunta con frialdad.

Murakami, H. (2008) Afterdark México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

144. “Lo único que hago es dar traspiés en un mundo muy pequeño”

Murakami, H. (2008) Afterdark  México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

145″Podemos ver sus desnudeces lúgubres, formas que insinúan un terror venéreo”

León, L. (2007) Las madres. En: La realidad envenenada o de la arquitectura del horror. (pp. 14) México. Ed. Almadía S.C.

146. “Eres como una bruja de abril, tienes que acompañarme a ver una puesta de sol”

León, L. (2007) Berenice. En: La realidad envenenada o de la arquitectura del horror. (pp 69) México. Ed. Almadía S.C.

147. “Hablaba como si el silencio fuera una pared y las palabras unos colores destinados a embadurnarla.”

148. “A su derecha tenía al Ministro de los Placeres Perfectos y a su izquierda al Consejero de los Tormentos Justos”

149. “El mundo no es más que un amasijo de manchas confusas, lanzadas al vacío por un pintor insensato, borradas sin cesar por nuestras lágrimas”

Yourcenar, M. (1938) Cómo se Salvó Wang-Fo. En: Cuentos Orientales (pp. 1, 4, 5 )

150. “En un universo en donde todo pasa como un sueño, sentiría remordimientos de durar para siempre.”

Yourcenar, M. (1938) El último amor del príncipe Genghi En: Cuentos Orientales. (pp. 24)

151. “¿Y quién te dice que la paz de Dios no se extiende también a las Ninfas lo mismo que a los rebaños de cabras? -respondió la joven- ¿No sabes que en tiempos de la Creación, Dios olvidó darle alas a ciertos ángeles, que cayeron en la tierra y se instalaron en los bosques, donde formaron la raza de Pan y de las Ninfas?”

Yourcenar, M. (1938) Nuestra señora de las Golondrinas En: Cuentos Orientales. (pp. 34)

152. “El mundo es el escenario, pero la obra tiene un reparto desastrozo.”

153. “Casi la totalidad de hombres y mujeres se ven obligados a representar papeles para los que no están preparados”

Wilde, O. El crimen de Lord Arthur Saville.

154. “¡Bah! Detesto la rigidez vulgar de las normas imprecisas”.

155. “Sí, llevo trescientos años sin dormir, y estoy tan cansado”.

Wilde, O. El fantasma de Canterville.

156. “Donde mira usted el puente fácil oigo yo quebrarse la cintura furiosa del agua”

Cortazar, J. (2006) Carta a una señorita en París. En: Bestiario (pp. 26) México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

157. “Un salto dentro de un vértigo que trepa por la columna vertebral hacia el interior de la cabeza”

Cortazar, J. (2006) Cefalea. En: Bestiario (pp. 59) México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

158. “La casa es un fondo de tiniebla y por fuera toda luna llena”

Cortazar, J. (2006) Cefalea. En: Bestiario (pp. 65) México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

159. “Hasta tocar el grito que te habita”

Segovia, T. Entre los tibios muslos te palpita.

160. “Me alegro de que no tengamos que tratar de matar las estrellas”

Hemingway, E. (2001) El viejo y el mar. México: Ediciones Quinto Sol S.A. de C.V.

161. “Hasta el oceano duerme a veces, en ciertos días cuando no hay corriente”

Hemingway, E. (2001) El viejo y el mar. México: Ediciones Quinto Sol S.A. de C.V.

162. “¡Dichosísimo tiempo aquel en que nuestra tierra seguía en quieta y pacífica posesión de todas las telarañas, de todo el polvo, de toda la polilla, de todos los respetos, de todas las creencias, de todas las tradiciones, de todos los usos y de todos los abusos santificados por los siglos!”

De Alarcón, P. El sombrero de tres picos.

163. “Tuve que quedarme riendo de algo que no sabía si era un insulto o una “proposición indecorosa”, que con mi risa estaba yo aceptando tácitamente”

Ibargüengoitia, J. (2006)  Conversaciones con Bloomsbury. En: La ley de Herodes. (pp 115) México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

164. “Hay vidas que se estructuran como la trayectoria de un actor de género, un sólo papel perfeccionado hasta el infinito”

Villoro, J. (2009) Llamadas de Ámsterdam. Oaxaca de Juárez: Editorial Amadía S.C.

165. “Sus fantasiosos adjetivos daban una confusa dignidad a las historias del hampa, el latrocinio, los sótanos de la justicia”

Villoro, J. (2009) Llamadas de Ámsterdam. Oaxaca de Juárez: Editorial Amadía S.C.

166. “El otro, en cambio, soportaba bien que lo putearan, pedía otra botanita entre dos mentadas de madre”

Villoro, J. (2009) Llamadas de Ámsterdam. Oaxaca de Juárez: Editorial Amadía S.C.

167. “Soy de ese tipo de personas que no acaba de comprender las cosas hasta que las pone por escrito”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

168. “Pensé en el tiempo perdido, en las personas que habían muerto, en las que me habían abandonado, en los sentimientos que jamás volverían”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

169. “Lo único que puedo verter en este receptáculo imperfecto que es un texto, son recuerdos imperfectos, pensamientos imperfectos”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

170. “Al poner en contacto nuestros cuerpos imperfectos, no hacemos más que contarnos lo que no podríamos contarnos de otro modo”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

171. “No es que no crea en la literatura contemporánea, pero no quiero perder un tiempo precioso leyendo libros que no hayan sido bautizados por el paso del tiempo”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

172. “Cuando uno está rodeado de tinieblas, la única alternativa es permanecer inmóvil hasta que sus ojos se acostumbren a la oscuridad”

Murakami, H. (2009) Tokio Blues: Norwegian wood. México: Maxi Tusquets Editores S.A. de C.V.

173. “¡Bienvenido a mi casa! ¡Entre libremente y por su propia voluntad!”

Stoker, B. (1999) Drácula. España: Edicomunicación S.A.

174. “Manda a todos los seres inferiores y despreciables; la rata, el búho, el murciélago, la polilla o el lobo”

Stoker, B. (1999) Drácula. España: Edicomunicación S.A.

175. “Y si de pronto una polilla se para al borde de un lápiz y late como un fuego ceniciento, mírala, yo la estoy mirando, estoy palpando su corazón pequeñísimo, y la oigo, esa polilla resuena en la pasta de cristal congelado, no todo está perdido.”

Cortazar, J. (1995) Historias de Cronopios y de Famas. Argentina:  Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A.

176. “No hay tercera dimensión, la tierra es plana, el hombre repta.” 

Cortazar, J. (1995) Instrucciones para entender tres pinturas famosas. En Historias de Cronopios y de Famas. (pp 8) Argentina:  Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A.

177. “Guardar en noches de luna penetrante una vigilia enamorada junto a los vasos imperiales”

Cortazar, J. (1995) Instrucciones para matar hormigas en Roma. En: Historias de Cronopios y de Famas. (pp9) Argentina:  Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A.

178. “Por eso en las sociedades filantrópicas las autoridades son todas famas, y la bibliotecaria es una esperanza”

Cortazar, J.  (1995) Historias de Cronopios y de Famas. Argentina:  Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara, S.A.

179. “Ella dice que en el curso de esa comida – siempre dan seis platillos – comprendió que se había enamorado del capitán Bedoya”

Ibargüengoitia, J. (2005) Las muertas. México: Ed. Planeta Mexicana S.A de C.V.

180. “El tribunal tardó tanto en deliberar sobre esta multa que la presente historia terminará antes de que se sepa su decisión”

Ibargüengoitia, J. (2005) Las muertas. México: Ed. Planeta Mexicana S.A de C.V.

181. “Lo que habita en el interior durante la vida, y se une a la Única después de la muerte”

Austin, D. (2010) La hija de la tribu. España: Ediciones B S.A.

182. “Ella sólo fue capaz de oír el ritmo de los tambores, las voces de los danzantes y el ruido de sus propios pies mientras se dirigían en multitud hacia un futuro incierto”

Austin, D. (2010) La hija de la tribu. España: Ediciones B S.A.

183. “Se había convertido en un eslabón más de la cadena femenina formada por generaciones de mujeres que se daban a luz unas a otras”.

Esquivel, L. (2006) La Malinche. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

184. “Estaba destinada  a perderlo todo para encontrarlo todo. Porque solamente alguien que se vacía puede ser llenado de nuevo”

Esquivel, L. (2006) La Malinche. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

185. “Y con tu palabra podrás regresar a la quietud, al principio donde nada es, donde nada está, donde todo lo creado vuelve al silencio”

Esquivel, L. (2006) La Malinche. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

186. “Me había instalado durante toda mi permanencia en un club que contaba con excelente biblioteca

Somerset, W. (1958) Al filo de la navaja. México: Diana S. A.

187. “Se pierde demasiado tiempo en recorrer a ciegas los senderos si no se tiene quien lo guíe a uno”

Somerset, W. (1958) Al filo de la navaja.  México: Ed. Diana S. A.

188. “¿Y después? ¿Qué harás con toda esa sabiduría? – Si alguna vez llego a adquirir la sabiduría, quizás sea lo suficientemente sabio para saber que es lo que debo hacer con ella.”

Somerset, W. (1958) Al filo de la navaja.  México: Ed. Diana S.A.

189. “Es cosa difícil no preguntarse que es la vida y si tiene algún sentido, o si todo es una trágica torpeza del hado ciego”

Somerset, W. (1958) Al filo de la navaja.  México: Ed. Diana S.A.

190. “Le inquieta por las noches un mar negro, casi malvado, y piensa en el viento que lo castiga sin cesar”

Poniatowska, E. (1995) Lilus Kikus. México: SEP.

191. “Que cada quien tiene su ola y que por favor él escoja la suya”

Poniatowska, E. (1995) Lilus Kikus. México: SEP.

192. “Las mujeres que escuchan y reciben son como los arroyos crecidos con el agua de las lluvias, que se entregan con una gran corriente de felicidad”

Poniatowska, E. (1995) Lilus Kikus. México: SEP.

193. “Soy un experto en renuncias y un entendido en desdichas”

Poniatowska, E. (1995) Lilus Kikus. México: SEP

194. “Por favor, convéncete de una vez por todas que NADIE, absolutamente NADIE te puede hacer feliz y nadie está obligado a hacerlo porque ésa es tu responsabilidad”

Chávez, M. (2008) Tu hijo, tu espejo: Un libro para padres valientes.  México: Grijalbo Mondadori

195. “En cada etapa del desarrollo de nuestros propios hijos, se advierten nuestras propias necesidades no satisfechas de desarrollo infantil”

Chávez, M. (2008) Tu hijo, tu espejo: Un libro para padres valientes.  México: Grijalbo Mondadori

196. “La forma en que le llamemos a una persona tendrá poder, porque el verbo y la palabra tienen poder”

Chávez, M. (2008) Tu hijo, tu espejo: Un libro para padres valientes.  México: Grijalbo Mondadori

197. “Un mito es como un sueño que recordamos, incluso cuando no lo comprendemos, porque es simbólicamente importante”

Shinoda, J. (2005) Las diosas de cada mujer: Una nueva psicología femenina. Ed. Kairós

198. “Ya lo único que le quedaba para cuidar, era la vida, y ésta la conservaría a como diera lugar”

Rulfo, J. (2002) Diles que no me maten En: Pedro Páramo y El llano en llamas. (p. 201)  México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

199. “Dicen los de ahí que cuando llena la luna, ven de bulto la figura del viento recorriendo las calles”

Rulfo, J. (2002) Diles que no me maten En: Pedro Páramo y El llano en llamas. (p. 208) México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

200. “Se nos quedó mirando cuando nos íbamos cada quien por su lado para repartirnos la muerte”

Rulfo, J. (2002) El llano en llamas En: Pedro Páramo y El llano en llamas. (p. 195) México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

201. “El tiempo es más pesado que la más pesada carga que pueda soportar el hombre”

Rulfo, J. (2002) El llano en llamas  México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

202. “La biblioteca era como mi segunda casa. En realidad, es posible que fuera mi verdadero hogar”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

203. “Un aroma muy especial a conocimientos profundos y a emociones desatadas que entre cubierta y cubierta, llevan mucho tiempo sumidos en un apacible sueño”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

204. “Me encuentro en un recipiente llamado yo. Los contornos de mi ser van ajustándose hasta que se superponen a la perfección, se cierran con un pequeño ruido metálico”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

205. “Porque, ¿Sabes?, si intentas pensar por ti mismo, te quedas solo”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

206. “La biblioteca desierta posee algo que me conmueve. Todas las palabras, todas las ideas descansan ahí en silencio”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

207. “Hay un pequeño cuarto donde vamos dejado todo esto en forma de recuerdos. Seguro que es algo parecido a las estanterías de esta biblioteca y nosotros, para localizar dónde se esconde algo de nuestro corazón, tenemos que ir haciendo siempre fichas catalográficas”

Murakami, H. (2008) Kafka en la orilla. México: Tusquets Editores México S.A. de C.V.

208. “Puso los versos en una cesta de frutas olorosas, y el mensaje cayó como un sol de primavera sobre la vida oscurecida del poeta”.

Arreola, J. (1985) La canción de Peronelle En: Estas páginas mías. México: FCE

209. “Hoy proclamé la independencia de mis actos. A la ceremonia sólo concurrieron unos cuantos deseos insatisfechos, dos o tres actitudes desmedradas”

Arreola, J. (1985) Libertad en: Estas páginas mías. (pp. 36) México: FCE

210. “La vida ofrece un bello paisaje de fondo, pero sobre él se desarrollan miles de hechos tristes o inmundos”

Arreola, J. (1985) Hizo el bien mientras vivió. En: Estas páginas mías. México: FCE

211. “Le fallaron las parábolas aplicadas a la vida real, porque tomó a pie de la letra el sentido figurado”

Arreola, J. (1985) Starring all people. En: Estas páginas mías. (pp. 43) México: FCE

212. “Si sus libros estuvieran a mano, él habría puesto a la muchacha ante el cuadro que aquella civilización obscura, regida por la mujer, cuando la tierra tenía en todas partes una recóndita humedad de entraña”

Arreola, J. (1985) Eva. En: Estas páginas mías. (pp. 68) México: FCE

213. “Y ahí, en la biblioteca, en aquel escenario complicado y negativo, al pie de los volúmenes de conceptuosa literatura, se inició el episodio milenario, a semejanza en la vida de los palafitos”

Arreola, J. (1985) Eva. En: Estas páginas mías. (pp. 69) México: FCE

214. “Encerrar el universo en una frase”

Arreola, J. (1985) Pablo. En: Estas páginas mías. (pp. 81) México: FCE

215. “Yo paso la vida cortejado por un afable demonio que delicadamente me sugiere maldades” 

Arreola, J. (1985) El silencio de Dios. En: Estas páginas mías. México: FCE

216. “A estas alturas, señor mío, resulta por demás una presentación. Estoy completamente a sus órdenes”

Arreola, J. Pacto con el diablo. En: Estas páginas mías.

217. “Pero no se bebe impunemente de la fuente de los misterios que abre los ojos del espíritu”

Schuré, E.

218. “Así cualquier pensamiento maligno envenena a toda la humanidad sin que nadie pueda preveer su alcance”

Besant, A.

219. “El espíritu del hombre es eterno y esencialmente feliz”

Besant, A.

220. “¡Y fuera de los muros, en una media milla a la redonda y en todas direcciones, el aire estaba perfumado con el denso y delicioso aroma de chocolate derretido!”

Dahl, R. (2004) Charlie y la fábrica de chocolate. México: Alfaguara.

221. “Only when women wield power in sufficient numbers will we create a society that genuinely works for all women. That will be a society that works for everyone”

Slaughter, Ann Marie. (2012) Why women still can’t have it all. Atlantic Magazine [En línea]  Disponible en: http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2012/07/why-women-still-can-8217-t-have-it-all/9020/1/ [Consulta: 11/08/2012]

222. “Se estremece, atada a la vida por las minúsculas raíces de lo cotidiano”

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

223. “Me sentía metido en el corazón de una inmensa galería de imágenes proféticas” 

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

224. “El romero y el nardo, ardiendo en el centro de la hora desierta”

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

225. “Como si el uso poco frecuente de la sonrisa le hubiera hecho olvidar la manera normal de utilizarla”

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

226. “Está perpleja, viendo que el reloj permanece fijo al borde del minuto inminente”

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

227. “Otra vez el reloj muerto a la orilla del minuto siguiente”

Márquez, G. (1985) La hojarasca. España: Ediciones Orbis S.A.

228. “El retinto garabato del bigote dábale fiero resalte al aregaño lobatón de los dientes que sujetan el fijador del pavero con toquilla de plata”

Valle-Inclán, R. (1968) Tirano Banderas. Madrid: Espasa-Calpe. Colección Austral.

229. “El ideario revolucionario es algo mas grave, porque altera los fundamentos sagrados de la propiedad”

Valle-Inclán, R. (1968) Tirano Banderas. Madrid: Espasa-Calpe. Colección Austral.

230. “El indio, dueño de la tierra, es una aberración demagógica, que no puede prevalecer en cerebros bien organizados”

Valle-Inclán, R. (1968) Tirano Banderas. Madrid: Espasa-Calpe. Colección Austral.

231. “La humanidad para la política de estos países, es una entelequia con tres cabeza: el criollo, el indio y el negro”

Valle-Inclán, R. (1968) Tirano Banderas. Madrid: Espasa-Calpe. Colección Austral.

232. “Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos.”

Neruda, P. Poema 14 En: 20 poemas de amor y una canción desesperada.

233. “Por el sonido de los pasos de la enfermedad al acercarse a mí, llegué a determinar si el ataque me llevaría a las puertas de la muerte o no”.

Mishima, Y. (1986) Confesiones de una máscara. México: Planeta.

234. “Parecía que si pudiera tocarles la cara descubriría el color de la pigmentación con que la ciudad nocturna los había pintado”

Mishima, Y. (1986) Confesiones de una máscara. México: Planeta.

235. “La canción del remordimiento como preludio al pecado”

Mishima, Y. (1986) Confesiones de una máscara. México: Planeta.

236. “La salvaje melancolía inherente a la carne totalmente incontaminada por el intelecto”

Mishima, Y. (1986) Confesiones de una máscara. México: Planeta.

237. “En realidad, de entre todas las clases de degradación que se dan en el mundo, la decadencia de la pureza es la mas maligna” 

Mishima, Y. (1986) Confesiones de una máscara. México: Planeta.

238. “La vida no es un ensayo, aunque tratemos muchas cosas; no es un cuento, aunque inventemos muchas cosas; no es un poema, aunque soñemos muchas cosas. El ensayo del cuento del poema de la vida es un movimiento perpetuo; eso es, un movimiento perpetuo”

Monterroso, A. (1983) Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

239. “El cerebro es una materia prima como cualquier otra”

240. “Lo único positivo que los gobiernos dictatoriales de Hispanoamérica han hecho por esta región es expulsar cerebros”

Monterroso, A. (1983) La exportación de cerebros En: Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

241. “Y una vez más caes en las alusiones retóricas prefabricadas que todo el mundo ha hecho antes”

Monterroso, A. (1983) Las moscas. En: Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

242. “Frases mosca, que como los dolores mosca no significan nada”

Monterroso, A. (1983) Las moscas. En: Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

243. “Dios todavía no ha creado el mundo; sólo está imaginándolo, como entre sueños. Por eso el mundo es perfecto pero confuso”

Monterroso, A. (1983) El mundo. En: Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

244. “Y se acepta que la inquisición quemara gente, pero la mayoría se indigna de que quemara libros

Monterroso, A. (1983) Cómo me deshice de 500 libros. En: Movimiento perpetuo. España: Seix Barral

245. “Mientras consume su cuota de vida, ¿cuántas verdades elude el ser humano?”

Monterroso, A.

246. “La gente soporta la pobreza, la mediocridad, las enfermedades en esta vida, por la esperanza de otra inmortal”

Macín, E. (2002) Psicodrama a las seis y media. México: Ed. UACh.

247. “El amor es un absurdo”

Macín, E.

248. “El ave más fabulosa de cuantas atraviesan los espacios, es el pensamiento”

Gisbert, J. (2007) El  talismán que vino del cielo. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

249. “Se le despertó un gran interés por recoger antiguas historias y leyendas”

Gisbert, J. (2007)

250. “Un documento digital es simplemente un eslabón más en la cadena de fijados de las obras en algún o algunos nuevos soportes”

Voutssás, J. (2012)

251. “El software libre es una cuestión de libertad, no de precio”

Alarcón, M (2012)

252. “La transparencia tiene dos vías: publicidad y acceso. Facilitar información y satisfacer la demanda de los ciudadanos a partir del acceso.”

Heredia, A. (2012)

253. “Y lo más maravilloso de todo: podía leer los libros que deseaba y cuando lo deseaba”

Murakami, H. (2008) Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

254. “Ana creyó haber rebasado la edad en que se sube el pabo, pero la de las emociones no había pasado ciertamente”

Austen, J. (1948) Persuasión.

255. “¿Y ahora? ¿Cómo leer en su corazón? ¿Es que bullía en ella?”

Austen, J. (1948) Persuasión.

256. “Advirtiendo su propia superioridad mental, atreviose a recomendarle alguna mayor ración de prosa en sus diarias lecturas”

Austen, J. (1948) Persuasión.

257. “Había preparado y dirigido la instalación de elegantes estanterías, en las que se guardaba una buena colección de volúmenes  lujosamente encuadernados”

Austen, J. (1948) Persuasión.

258. “Para mí las personas de calidad y de trato apetecible son las inteligentes, cultas y de buena conversación”

Austen, J. (1948) Persuasión.

259. “También somos el resultado de nuestras lecturas, el producto de nuestra bibliografía, no solo de nuestra biografía”

 Manea, N. (2012) Otra genealogía. Letras libres [En línea]  Disponible en: http://www.letraslibres.com/revista/convivio/otra-genealogia?page=full [Consulta: 06/11/2012]

260. “En una época de dominio mediático y de comunicación instantánea a través de Facebook, teléfonos móviles, internet, Twitter y otros muchos dispositivos nuevos en preparación, con sus rápidas y excesivas simplificaciones, que sustituyen a los lectores por aficionados a la televisión, que sustituyen la palabra por la imagen, que disminuyen el nivel general de educación de los jóvenes”

 Manea, N. (2012) Otra genealogía. Letras libres [En línea]  Disponible en: http://www.letraslibres.com/revista/convivio/otra-genealogia?page=full [Consulta: 06/11/2012]

261. “Los libros y el arte y la cultura proporcionan una pausa necesaria y curativa en la carrera diaria, en la persecución de trofeos triviales e inmediatos de la odisea efímera que encarnamos”

Manea, N. (2012) Otra genealogía. Letras libres [En línea]  Disponible en: http://www.letraslibres.com/revista/convivio/otra-genealogia?page=full [Consulta: 06/11/2012]

262. “En los estantes de nuestras bibliotecas y los de todas las bibliotecas del mundo vive otra gran población de personajes, diferente a la que sale en el censo anual, que potencialmente está compuesta por grandes interlocutores, consejeros, contrincantes y amigos, más importantes que los que nos acompañan en el café de la mañana”

Manea, N. (2012) Otra genealogía. Letras libres [En línea]  Disponible en: http://www.letraslibres.com/revista/convivio/otra-genealogia?page=full [Consulta: 06/11/2012]

263. “El cuarto en el que estoy tiene dos camas un closet viejo, una ventana y ninguna planta verde. Aquí viven, aquí mueren mis anhelos”

Pérez Paredes, C. (2012) Travesías En: El desastre específico de las horas (pp. 22) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

264. “La pluma es el instrumento del primer réprobo que un buen día comenzó a cuestionarse acerca de la absurdidad que martiriza sus grandes culpas”

Pérez Paredes, C. (2012) Otras inquisiciones En: El desastre específico de las horas (pp. 34) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

265. “Soy un descastado, un deprimido inorgánico y habito la calle por la que circula la rígida depresión de los apóstatas e incendiarios”

Pérez Paredes, C. (2012)  El lenguaje de la depresión En: El desastre específico de las horas (pp. 38) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

266. “Llegué a casa y lavé mi rostro. El agua no se llevó lo que viví en el campo”

Pérez Paredes, C. (2012) No te engañas En: El desastre específico de las horas (pp.45) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

267. “la vida es así.un día pleno”

Pérez Paredes, C. (2012) Homenaje En: El desastre específico de las horas (pp. 47) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

268. “El edén suele estar dispuesto para aquellos que caminan descalzos una de esas mañanas lluviosas sin paraguas y con un libro maldito para ser leído sin detener el paso”

Pérez Paredes, C. (2012) El Edén En: El desastre específico de las horas (pp. 59) México: Mantis Editores/ Luis Armenta Malpica.

269. “Será como todos: una isla que apenas sobrevive, gracias a la endeble magia de la alquimia”

Fuentes, C. (2012) Cumpleaños. México

270. “Ni siquiera ha pensado que las propias venas del universo contienen la muerte”

Fuentes, C. (2012) Cumpleaños. México

271. “Una imaginación consciente de los precios que habremos de pagarle al desgaste, al olvido, a la tristeza”

Fuentes, C. (2012) Cumpleaños. México

272. “¿Negará la soberbia del creador que aun el diablo fue obra de su creación total y por ello, de manera cierta, criatura divina?”

Fuentes, C. (2012) Cumpleaños. México

273. “Pero desde ahí, situado en el centro de un patio desnudo, si se observa la eternidad mutante de los cielos”

Fuentes, C. Cumpleaños. (2012) Cumpleaños. México

274. “La noche que me rodea ha sido creada y yo mismo, al imaginarla, la aumento”

Fuentes, C. (2012) Cumpleaños. México

275. “Cuando ves a alguien que vale, debes pagar sin vacilar y darle una oportunidad”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

276. “Para los hombres no es fácil reconocer la hora de la muerte” 

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

‎277. “Era una nieve tan ligera como un recuerdo que se borra en la distancia”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

278. “Uno no puede mirarse directamente a la cara con sus propios ojos. Sólo podemos mirar la imagen que nos devuelve el espejo. Y nosotros nos limitamos a creer, de manera empírica, que la imagen reflejada en el espejo es la real”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

279. “Yo no soy más que un simple camino por donde pasa el hombre que yo soy”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

280. “Cuanto más viva y gigantesca sea la presencia de la muerte, más pensaremos en ella”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

281. “Era una nieve tan ligera como un recuerdo que se borra en la distancia”

Murakami, H. Crónica del pájaro que le da cuerda al mundo.

282. “Vivía con el mínimo número de muebles y el máximo de libros”

Murakami, H. (2009) Sputnik mi amor.

283. “Ambos devorábamos libros con la misma naturalidad que respirábamos”

Murakami, H. (2009) Sputnik mi amor.

284. “Cambiaba de forma periódica de ídolo literario”

Murakami, H. (2009) Sputnik mi amor.

285. “En casos así, basta con llamar por teléfono pasadas las 3 de la madrugada y despertar simbólicamente a alguien que esté sumido en un sueño apacible y semiótico”

Murakami, H. (2009) Sputnik mi amor.

286. “El censor oficial, don Jerónimo Ortega, a quien llamábamos el Abominable Hombre de las Nueve porque llegaba puntual a esa hora de la noche con su lápiz sangriento de sátrapa godo”

García Márquez, G. (2004)  Memoria de mis putas tristes. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

287. “Los adolescentes de mi generación avorazados por la vida olvidaron en cuerpo y alma las ilusiones del porvenir, hasta que la realidad les enseñó que el futuro no era como lo soñaban, y descubrieron la nostalgia”

García Márquez, G. (2004)  Memoria de mis putas tristes. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

288. “Hoy, jubilado pero no vencido, gozo del privilegio de escribir en casa, con el teléfono descolgado para que nadie me disturbe”

García Márquez, G. (2004)  Memoria de mis putas tristes. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

289. “Acaso desean convertirse en hojas. Secarse pendiendo de los árboles para luego ser arrastrados por el viento y mutarse en polvo.”

Lugo, M. (1998) Detén mis trémulas manos: Crónicas de suicidios.

290. “Era un lugar donde se muere el otoño más sombrío, más inmisericorde, al que se puede confinar a un ser humano”

Lugo, M. (1998) Detén mis trémulas manos: Crónicas de suicidios

291. “Consideró indispensable destruirlo todo hasta convertir su vida en algo escéptico, metódico y sin riesgos. Una mañana despertó y se encontró con su vida vacía”

Lugo, M. Detén mis trémulas manos

292. “El hambre nocturna es un espíritu maligno”

Yoshimoto, B. (2010) Amrita.

293. “Tengo la sensación de que escribiendo muchas cosas sobre muchas personas también comprenderé claramente lo que yo siento”

Yoshimoto, B. (2010) Amrita.

‎294. “En aquel momento sólo sentía por él lo que se siente por un hombre con el que se ha pasado una noche: ternura por el olor de sus cabellos y el tacto de sus manos, nada más y nada menos”

Yoshimoto, B. (2010) Amrita

‎295. “El oscuro universo de una mujer en la que el resentimiento por haber sido perseguida por el destino se mezcla con el orgullo de haber conseguido pasar por todo ello sin hundirse”

Yoshimoto, B. (2010) Amrita.

296.”Las novelas tienen vida propia”

Yoshimoto, B. (2010) Amrita

297. “El ser humano es en realidad un recipiente”

Yoshimoto, B. (2010)Amrita.

298. “Los estragos de su soledad eran tan espesos como los de la historia de la humanidad”

Yoshimoto, B. (2010)Amrita

299. “Y tú desvías una y otra vez la mirada para que Aura no te sorprenda en esa impudicia hipnótica que no puedes controlar”

Fuentes, C. (1962)  Aura. México: Era

300. “Al fin, podrás ver esos ojos de mar que fluyen, se hacen espuma, vuelven a la calma verde, vuelven a inflamarse como una ola”

Fuentes, C. (1962) Aura México: Era

301. “El recuerdo, ese cuarto donde los seres que amamos se reúnen fuera del tiempo”

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. Ed: Solar

302. “La noche, esa estancia iluminada por el sol del recuerdo”

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. Ed: Solar

303. “Mi cuerpo es una casa de huéspedes selectos”

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. Ed: Solar

304. “La vida no es para principiantes”

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. Ed: Solar

305. “Puestos los ojos sobre mi territorio sé que soy múltiple. Todos y ninguno”

Treviño, R. (1998) La mujer que no fui. Ed: Solar

306. “No somos mas que notas en la calle pautada de la vida”

Treviño, R. La mujer que no fui.

307. “Ese apéndice del mundo que es mi existencia”

Murakami, H. (2012) Baila, baila, baila. México: TusQuets

308. “A los seres humanos, ¿sabes?, en el fondo les gusta matarse”

Murakami, H. Baila, baila, baila

309. “El fracaso, la derrota y la frustración teñían todo su ser, como si lo hubieran sacado de una solución de tinta azul clara tras haberlo dejado un día entero en remojo”

Murakami, H. Baila, baila, baila.

310. “Sí, tenía una pequeña libreta, pero en ella sólo había garabateado en bolígrafo palabras indescifrables”

Murakami, H. Baila, baila, baila

311. “Porque efectivamente, si uno le pidiera ecuanimidad al sexo, mas valdría convertirse en ese musgo verde que crece en las peceras”

Murakami, H. Baila, baila, baila

312. “Las consecuencias de nuestras decisiones, sean remolinos, tornados o tormentas de arena, hay que asumirlas”

Murakami, H. Baila, baila, baila

313. “Cuando uno mira al techo claramente tanto tiempo, el techo acaba pareciéndole otro mundo”

Murakami, H.  Baila, baila, baila.

314. “Pero si aún quedaba suficiente para una génesis postrera, un hijo que supiera y recordara quien la Suma Hacedora era”  

Auel, J (2011)   La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

315. “En nombre de la Gran Madre Tierra, Doni. Yo te saludo”

Auel, J (2011)   La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

316. “Ahora su elán debe encontrar el camino al otro mundo”

Auel, J (2011)   La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

317.  “La tierra era la encarnación de la Gran Madre, ofrecida a sus hijos para que todos la usaran”

Auel, J (2011)   La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

318. “Los tatuajes de los zeladonia se realizaban siempre de lado izquierdo de la cara, por lo general en la fuente o la mejilla y a veces eran muy elaborados” 

Auel, J (2011)   La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

319. “Y las lágrimas por su pérdida, profusamente derramadas, tornáronse arcoiris y gotas de rocío”

Auel, J (2011) La tierra de las cuevas pintadas. Ed. Maeva.

320. “Todos los hijos eran distintos, unos terrestres y otros voladores, unos grandes y otros pequeños, unos reptantes y otros nadadores. Pero cada forma era perfecta, cada espíritu acabado, cada uno era un modelo digno de ser copiado”

Auel, J (2011) El canto a la madre. En: La tierra de las cuevas pintadas.

321. “Respira despacio, hondo – se dijo -. Piensa en lo transparente; piensa en el color llamado transparente, en un arroyo transparente que corre entre las rocas; piensa en un cielo sin nubes, transparente sin más luz que la del sol; piensa en el vacío”

Auel, J (2011) La tierra de las cuevas pintadas.

322. “Sintió un dolor penetrante en las entrañas, y unas aguas calientes y saladas emanaron de ella”

Auel, J (2011) La tierra de las cuevas pintadas.

323. “Las paredes respiraban, crecían, se contraían, y ella se hallaba en un útero, un útero enorme y negro en las profundidades de la tierra”

Auel, J (2011) El canto a la madre. En: La tierra de las cuevas pintadas.

324. “Era una voz profunda y subterránea como la de un tambor, aguda y resonante como una flauta”

Auel, J (2011) La tierra de las cuevas pintadas.

325. “No se conceden dones sin ofrecer a cambio algo de valor”

Auel, J (2011) La tierra de las cuevas pintadas.

“Soy Ayla de la Novena Caverna de los zelandonii, acólita de la Zelandoni, la Primera Entre Quienes Sirven a la Gran  Madre Tierra, emparejada con Jondalar, maestro tallador de pedernal y hermao de Joharran, jefe de la Novena Caverna de los zelandonii, antes Hija del Hogar del Mamut del Campamendo del León de los mamutoi, Elegida por el espíritu del León Cavenario, protegida por el Oso Cavernario y amiga de los caballos Whinney, Corredor y Gris y del cazador cuadrúpedo Lobo”

326. “La vida es demasiado compleja para comprenderla en su totalidad”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

327. “La conciencia de su dignidad, su valor y su autoestima son las cosas más importantes que puede poseer una mujer”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

328. “Como madres, no tenemos por qué ser «supermujeres», ni tenemos por qué ser progenitoras perfectas.”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

329. “El matrimonio es una costumbre que beneficia principalmente a los hombres”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

330. “Cada mujer desea estar sana, ser próspera, dar y recibir amor y expresarse creativamente de maneras que la realicen y la llenen”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

331. “Cuando nos amamos a nosotras mismas, nos resulta más fácil amar a los demás y ser amadas por los demás”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

332. “Nacemos solas y morimos solas. Nosotras elegimos la manera de llenar el espacio que separa estos dos acontecimientos”

Hay, L. (1997) El mundo te está esperando. Ed. Urano.

333. “Leer, en cambio, forma parte de un imperativo moral (porque es bueno), formativo (porque es provechoso), estético (porque es bello) o lúdico (porque es divertido)”

Grafólego (2013) La metamorfosis de Fran K. (2:04). Letras libres [En línea]  Disponible en: http://www.letraslibres.com/blogs/el-grafolego/la-metamorfosis-de-fran-k-204 [Consulta: 18/14/2013]

334. “Esta orden era muy clara respecto a lo que yo debería hacer, pero en cambio era muy oscura respecto a lo que él pensaba hacer”

Ibargüengoitia, J. (2005) Los relámpagos de agosto. México. Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

335. “Era un candidato perfecto, tenía una promesa para cada gente y nunca lo oí repetirse…ni lo vi cumplir ninguna, por cierto”

Ibargüengotia,J. (2005) Los relámpagos de agosto. México. Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

336. “Al populacho, en cambio, que habíamos llevado ahí con muchos trabajos, pagándoles a dos pesos por cabeza, se mostró encantado”

Ibargüengotia,J. (2005) Los relámpagos de agosto. México. Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

337. “Lancé una imprecación. Mi campaña más brillante se fue, como se dice muy vulgarmente, a las heces fecales”

Ibargüengoitia, J. (2005) Los relámpagos de agosto. México: Ed. Planeta Mexicana S.A. de C.V.

338. “Hay dolores de pecho que no son del corazón”

Suárez, F. (2012) Milagro en los alamitos. México: UACJ.

339. “¿Por qué la justicia social debía cobrarles a los terratenientes la miseria que padecían sus peones, domadores de potros, criadas y chusma ignorante”

Suárez, F. (2012) Milagro en los alamitos. México: UACJ.

340. “Alguna vez, sin falta, todos iremos dispersándonos en la oscuridad del tiempo y desapareceremos”

Yoshimoto, B. (2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

341. “Cuando llegue el momento, quiero morir en la cocina”

Yoshimoto, B. (2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

342. “La felicidad es vivir sintiendo, lo menos posible, que el hombre, en realidad, está solo”

Yoshimoto, B.(2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

343. “Quiero seguir sintiendo a toda costa que algún día he de morir. De otro modo, no sentiría que estoy viviendo”

Yoshimoto, B. (2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

344. “Guardo en mi corazón una emoción suave que desaparece cuando se expresa con palabras”

Yoshimoto, B. (2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

345. “Una persona tiene que estar completamente desesperada una vez en su vida, y entonces, sabe a qué cosas de sí misma no puede renunciar”

Yoshimoto, B (2012) Kitchen. México: Maxi Tusquets

346. “Es que ahora mismo no estoy con nadie – añadí- y aquí abajo tengo un agujero”

Yoshimoto, B. (2011) La casa de los fantasmas. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

347. “Creo que tal vez Dios, apenado por lo que iba a ocurrirme, me concedió antes un rato de alegría” 

Yoshimoto, B. (2011) ¡Mamá!  En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

348. “Pasé buena parte de mi niñez en mi habitación, mirando los libros que cogía a escondidas de la librería” 

Yoshimoto, B. (2011) La luz que hay dentro de las personas. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

349. “Podría guardar el tiempo vivido aquellos días en un cofre y custodiarlo como si fuera el mayor tesoro de mi vida”

Yoshimoto, B. (2011) Recuerdos de un callejón sin salida. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

350. “La felicidad llega sin llamar a la puerta, al margen de las situaciones y circunstancias que la  rodean a una, con una independencia casi cruel”

Yoshimoto, B. (2011) Recuerdos de un callejón sin salida. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

351. “Mis desgracias o las tuyas  son nimias, en el mundo hay cosas mucho peores, cosas que , si nos ocurrieran a nosotros, nos destrozarían y nos matarían al instante”

Yoshimoto, B. (2011) Recuerdos de un callejón sin salida. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

352. “En realidad nuestro interior puede ampliarse hasta el infinito

Yoshimoto, B. (2011) Recuerdos de un callejón sin salida. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

353. “Son muchos los que ni siquiera hacen el esfuerzo de imaginar el tesoro que duerme en el corazón de los demás”

Yoshimoto, B. (2011) Recuerdos de un callejón sin salida. En: Recuerdos de un callejón sin salida.  México: Tusquets

354. “Vivir conmigo era como vivir con una masa de aire” 

Murakami, H. (2013) Un ovni aterriza en Kushiro. En: Después del terremoto.   México.   Ed. Tusquets  Editores S.A. de C.V.

355. “-El fuego ¿Sabes?, el fuego tiene una forma libre. Y, como tiene una forma libre, adopta la forma del corazón de la persona que lo está mirando”

Murakami, H. (2013) Paisaje con plancha. En: Después del terremoto. México. Tusquets Editores S.A. de C.V.

356. “A partir de ahora, usted deberá iniciar los preparativos para encaminarse hacia la muerte. De ahora en adelante, si concentra todas sus fuerzas en vivir, no será capaz de morir bien” 

Murakami, H. (2013) Tailandia. En: Después del terremoto.   México.   Ed. Tusquets  Editores S.A. de C.V

357. “Vivir y saber morir, en cierto sentido, tienen un valor equivalente”

Murakami, H. (2013) Tailandia. En: Después del terremoto.   México.   Ed. Tusquets  Editores S.A. de C.V.

358. “Siempre parece que vaya arrastrando su corazón”

Murakami, H. (2013) Tailandia. En: Después del terremoto.México.   Ed. Tusquets  Editores S.A. de C.V.

359. “Usted me enseño todo lo que hay que saber del amor; ese culto gozoso que usted profesaba me hizo olvidar 2000 años de historia”

Sacher-Masoch.La venus de las pieles.

360. “Y sucede que cuando en nosotros triunfa la naturaleza, cuando nos entegamos por completo a una mujer divina, su alegría y gozo por la vida nos parecen algo diabólico, y sentimos nuestra aventura como un pecado que hay que expiar”

Sacher-Masoch. La venus de las pieles.

361. “Sí, míreme bien, yo soy mucho mas que una hereje, yo soy una auténtica pagana”

Sacher-Masoch. La venus de las pieles.

362. “En la inconstante existencia humana, el amor es lo más inconstante”

Sacher-Masoch La venus de las pieles.

363. “Las grandes pasiones parten de la antítesis”

Sacher-Masoch La venus de las pieles.

364. “Seguramente tu mirada será maravillosa cuando seas azotado hasta la muerte. Tienes ojos de mártir”

Sacher-Masoch. La Venus de las pieles.

365. “La mano de un artista tiene que salvarte de la aniquilación, pues no es tolerable que tú, como nosotros, tengas que sucumbir por entero y para siempre, sin dejar huella de tu existencia”

Sacher-Masoch.   La Venus de las pieles

366. “No es mi intención proporcionarte mas motivos para el parricidio que los ya usuales”

Savater, F. (1999) Ética para amador. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

367. “El mundo en el que vivimos los humanos es un mundo lingüístico, una realidad de símbolos y leyes”

Savater, F. (1999) Ética para amador. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

368. “A nadie se le regala la buena vida humana ni nadie consigue lo conveniente para él sin coraje y sin esfuerzo”

Savater, F. (1999) Ética para amador. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

369. “Una vez empleada mi libertad en irme haciendo un rostro ya no puedo quejarme o asustarme de lo que veo en el espejo cuando me miro”

Savater, F. (1999) Ética para amador. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

370. “Reconocer a alguien como semejante implica sobre todo la posibilidad de comprenderle desde adentro, de adoptar por un momento su propio punto de vista”

Savater, F. (1999) Ética para amador. México: Editorial Planeta Mexicana S.A. de C.V.

371. “Una tigrilla enloquecida de dolor es más peligrosa que vente asesinos juntos”

Sepúlveda, L. (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones

372. “José Bolívar Proaño leía novelas de amor, y en cada uno de sus viajes el dentista le proveía de lectura.

¿Son tristes? – preguntaba el viejo.
Para llorar a mares – aseguraba el dentista.
¿Con gentes que se aman deveras? – Como nadie ha amado jamás.
¿Sufren mucho?
Casi no pude soportarlo – respondía el dentista”

Sepúlveda, L. (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

373.”De esa manera se apropiaba de los sentimientos e ideas plasmados en las páginas”

Sepúlveda, L. (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

374. “Y por fin, luego de revisar toda la biblioteca, encontró aquello que realmente deseaba”

Sepúlveda, L. (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

375. “Por primera vez se vio acosado por el animal de la soledad. Bicho astuto. Atento al menor descuido para apropiarse de su voz condenándolo a largas conferencias huérfanas de auditorio”

Sepúlveda, L. (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

376. “Lo rodeaba la lluvia por todas partes y el día le entregaba una intimidad inigualable”

Sepúlveda, L (1993) El viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

377. “Las ansias por comprender todo cuanto estaba en esas páginas lo llevaron a repetir a media voz las palabras atrapadas”

Sepúlveda, L. El Viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

378. “¿Será que el miedo te ha encontrado y ya nada puedes hacer para esconderte? Si es así, entonces los ojos del miedo pueden verte”

Sepúlveda, L.El Viejo que leía novelas de amor. México: Tusquets Ediciones.

379. “La lenta cuchillada boca arriba que rompe las estrellas de la noche y devuelve el espacio a las preguntas y a los terrores”

Cortazar, J. (1979) Rayuela

380. “Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente las profundidades de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura”

Cortazar, J. Rayuela

381. “Pero preguntarse si sabremos encontrar el otro lado de la costumbre o si más vale dejarse llevar por su alegre cibernética, ¿no será otra vez literatura?”

Cortazar, J. Rayuela

382. “A final de cuentas el nombre y el apellido nos fueron impuestos; con ellos nuestros padres y el registro civil nos nacieron. Por lo contrario ese otro rostro verbal, el pseudónimo, lo elegimos nosotros, es el nombre con el que decidimos nacernos por cuenta propia”

De la Colina, J. (2004) Cri-Crí o la fiesta del mundo. En: Cri-Crí, canciones completas. México: SEP; Clío.

383. “No importa en qué colegio ni a qué edad, todos los distraídos compartimos un mismo enemigo: el profesor de matemáticas. Por mas que sea simpático, o hasta buena persona, su destino es hacernos padecer”

Velasco, X. (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

384. “¿Te imaginas qué tantos lambiscones por metro cuadrado hay nada mas en nuestro salón?”

Velasco, X. (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

385. “Uno siempre se aterra imaginando lo que van a hacerle si reprueba o lo expulsan, y ellos no tienen tanta imaginación. Se les acaba el repertorio de castigos, y hasta a veces les da por ofrecerte una oportunidad. Como que se dan cuenta de que no puedes pasarte la vida castigado , qué tal que te acostumbras”

Velasco, X. (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

386. “Una cosa es que pase lista en las clases y otra que mi cabeza esté presente”

Velasco, X. (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

387. “Se finge incrédulo el demonio interno, una vez que termina de desabrocharse las alas y la aureola de ángel de la guarda”

Velasco, X.  (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

388. “La inocencia deja a su paso huecos que la amargura invade para hacer su nido”

Velasco, X. (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

389. “La adversidad es una carambola imposible. Una chuza robada por el diablo. Un triste algoritmo inoperante”

Velasco, X.  (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

390. “Me conformo con una Coca-cola, una bolsa de papas y un paquete de olvido tamaño familiar”

Velasco, X.  (2012) La edad de la punzada. México: Santillana Ediciones S.A. de C.V.

391. “Me acostumbré a ir a la biblioteca y a leer cuanto caía en mis manos.  Cada vez que empezaba un libro, no podía dejarlo”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

392. “A veces, hay personas que pueden herir a los demás por el mero hecho de existir”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

393. “Al final sólo queda el desierto. El desierto es lo único que vive de verdad” 

 Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

394. “El pianista, entre una melodía y otra bebía una copa de vino tinto”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

395. “Hay palabras que quedan para siempre en el corazón de las personas”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

396.”Nadie se sumerge en una aventura esperando resultados mediocres”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

397. “Ese pensamiento extendió sus largos brazos y agarró con fuerza  la base de mi conciencia”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

398. “Una vez que has dado un paso hacia adelante, por más que lo intentes, ya no puedes retroceder”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

399. “Quizás, es una palabra cuyo peso no se puede calcular” 

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

400. “Donde no hay lugar para el compromiso, no puede haber un término medio”

Murakami, H. Al sur de la frontera al oeste del sol.

401. “Una historia no puede surgir de algo que no posea consciencia”

Murakami, H. (2011) De que hablo cuando hablo de correr.

402. “He abierto un cuaderno nuevo, he destapado mi nuevo frasco de tinta y me dispongo a escribir nuevas palabras”

Murakami, H. (2011) De que hablo cuando hablo de correr.

403. “Pero nuestro cuerpo, al igual que nuestra consciencia, es un laberinto”

Murakami, H. (2011) De que hablo cuando hablo de correr.

404. “El instinto me dice una sola cosa: imagina”

Murakami, H. (2011) De que hablo cuando hablo de correr.

405. “La realidad es serenidad persistente, soledad persistente”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

406. “¿No te parece divertido imaginar el raciocinio, la voluntad y las pasiones discutiendo acaloradamente en una asamblea alrededor de una mesa?”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

407. “Aunque esté sola, mientras ame a alguien con toda el alma, habrá una salvación”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

408. “Disfrutemos del empalagoso olor del mal”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

409. “Hizo lo que debía- le dijo lentamente, para que le entrara en la cabeza – Si ese hombre siguiera con vida, tarde o temprano acabaría haciéndoles pasar por lo mismo a otras mujeres. Ellos siempre encuentran víctimas. Pueden repetir lo mismo una y otra vez”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

410. “Los hombres que emplean la violencia en el hogar, con sus mujeres e hijos, son todos hombres de carácter débil. Es justo esa debilidad la que los obliga a encontrar a personas más débiles y victimizarlas”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

411. “Quedarse embarazada y concebir hijos no es la única alegría en la vida de una mujer. Constituye una libertad más, con independencia de la vida que elija. Pero que a una mujer le usurpen a la fuerza y de antemano el derecho innato que, como mujer, le corresponde por naturaleza es imperdonable, se mire como se mire”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

412. “La violencia no siempre adopta formas visibles y las heridas no siempre manan sangre”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 1 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

413. “Por mucho que me esfuerce en no mirar, no puedo evitar sentir la mirada de las lunas en mi piel”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

414. “En la oscuridad las cosas se ven aún mejor”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

415. “Si no lo entiendes sin que te lo explique, quiere decir que no lo entenderás por más que te lo explique”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

416. “Soledad y calma. Era lo mejor que podía ofrecerle la luna a alguien”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

417. “Quiero que acaricie mi cuerpo con esas manos enormes. Quiero sentir su calor en todo mi cuerpo. Quiero que me haga caricias de arriba a abajo. Quiero que me de calor. Quiero que elimine este escalofrío que siento en mis adentros. Luego quiero que entre en mí y que me remueva con fuerza, como si removiera cacao con una cuchara

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

418. “El sólo hecho de querer conocer la verdad proporcionaba al ser humano la fuerza que necesitaba. Independientemente de que clase de verdad fuera”

Murakami, H. (2012)  IQ84 Libro 2 México: Tusquets Editores S.A. de C.V.

419. “Había listas mecanografiadas de un millón de libros prohibidos. Sus nombres se consumían en el fuego, destruyendo los años bajo su hacha y su manguera, que arrojaba petróleo en vez de agua”

Bradbury, R. (2011) Farhenheit 451 México: Random House Mondadori S.A. de C.V.

420. “Hemos de ser todos iguales. No todos nacimos libres e iguales, como dice la Constitución, sino todos hechos iguales”

Bradbury, R. (2011) Farhenheit 451 México: Random House Mondadori S.A. de C.V

421. “¿Quién sabe cuál podría ser el objetivo del hombre que leyese mucho?”

Bradbury, R. (2011) Farhenheit 451 México: Random House Mondadori S.A. de C.V

422. “La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza” 

Orwell, G. (2013) 1984. México: Editores Mexicanos Unidos S.A.

423. “¿No ves que la finalidad de la neolengua es limitar el alcance del pensamiento, estrechar el radio de acción de la mente?”

Orwell, G. (2013) 1984. México: Editores Mexicanos Unidos S.A.

424. “Nosotros somos los muertos. Nuestra única vida verdadera está en el futuro”

Orwell, G. (2013) 1984. México: Editores Mexicanos Unidos S.A.

425. “¿Qué tiene de extraño dormir en ese mundo, soñar y ser incapaz de distinguir si es un sueño o si es real?”

Murakami, H. 1Q84 Libro III

426. “Esas sutiles, fascinantes e intelectuales arrugas que sólo tienen las mujeres cultivadas de mediana edad”

Murakami, H. 1Q84 Libro III.

427. “Debo de haber mirado demasiado tiempo las dos lunas”

Murakami, H. 1Q84 Libro III

428. “Esa sabiduría nocturna que hunde sus grandes raíces en lo más hondo de la tierra”

Murakami, H. 1Q84 Libro III

429. “¿Qué clase de mirada era aquella? Esa mirada, como una larga y punzante aguja de acero, le había aguijoneado el corazón, tan hondo que habría podido salirle por la espalda.”

Murakami, H. 1Q84 Libro III

430. “Para mi no sois mas que delgadas figuras de papel, recortables que pasan por un decorado”

Murakami, H. 1Q84 Libro III

431. “La libido es o no es, como la fe”

Serrano, M. (2013) La yegua. En: Dulce enemiga mía. México: Santillana Ediciones Generales S.A. de C.V.

432. “Se discute con palabras, cara a cara, no por el aire, ni por el espacio sin rostro ni certezas”

Serrano, M. (2013) Damascos y Calabazas. En: Dulce Enemiga Mía.

433. “Su independencia era bella”

Serrano, M. (2013) Damascos y Calabazas. En: Dulce Enemiga Mía.

434, “Hablaba en un tono tal que, sin ser monótono, relajaba cada vértebra de mi columna”

Serrano, M. (2013) Misiones. En: Dulce enemiga Mía

435. “Soy ella y no otra, aunque también soy tú y soy vosotras, soy cada mujer que a través de estos muchos años, cuatro veces cien, quiso prolongar su existencia en la leyenda, en la tradición y en la imaginación de los hombres”

Serrano, M. (2013) Dulce Enemiga Mía.

436. “¿Se fracasa según el otro o según una misma?”

Serrano, M. (2013) Sobre la vulcanizadora. En: Dulce enemiga mía.

437. “Pero a decir verdad, me parece un poco banal – por no decir ocioso – vivir en torno a la esclavitud del cuerpo habiendo cosas más relevantes”

Serrano, M. (2013) Otoño. En: Dulce Enemiga Mía.

438. “Me da mucha pereza dedicarme a las cosas a las que se dedican las mujeres”

Serrano, M. (2013) Otoño. En: Dulce Enemiga Mía.

439. “Si por fuera son como todo el mundo y no van a una iglesia especial, ¿Cómo saben que son judíos? ¿Cómo pueden estar seguros?”

Kerr, J. (2013) Cuando Hitler robó el conejo rosa.

440. “Lo que no se puede hacer es pretender escribir sobre lo que quieren los demás. La única manera de escribir algo bueno es intentar que le guste a uno mismo”

Kerr, J (2013) Cuando Hitler robó el conejo rosa.

441. “En algún lugar, en lo más profundo, sentía una punzada en el corazón, pero decidió no hurgar. Temía lo que pudiera salir”

Kusak, M. La ladrona de libros.

442. “Las palabras, pronunciadas con un suave susurro, resbalaron de la cama y se esparcieron por el suelo como si fueran polvo”

Zusak, M. La ladrona de libros.

443. “Cerró el libro y esperó los restos del sueño. No llegaron”

Zusak, M. La ladrona de libros.

444. “Los cadáveres de libros amontonados. Un triste espectáculo”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

445. “Leyó el título, seguramente sopesando qué clase de amenaza representaba el libro para los corazones y las mentes”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

446. “Cuando la muerte venga por mí, sentirá mi puño en su cara”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

447. “Hasta la muerte tiene corazón”

Zusak, M.

448. “Las palabras se derramaron por la habitación llena de libros y frío. ¡Libros por todas partes! No había pared que no estuviera forrada de abarrotadas e impecables estanterías.”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

449. “Había decidido hacer del sufrimiento su razón de vivir, porque cuando éste se negó a abandonarla, ella sucumbió a él. Lo abrazó”

Zusak, M (2007) La ladrona de libros

450. “¿Se puede robar la felicidad? ¿O es otro infernal truco humano?”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

451. “La ladrona de libros sólo veía la mecánica de las palabras, sus cuerpos varados en el papel, derribadas a golpes para que ella pudiera pisotearlas”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

452. “¿Cómo le regalas a alguien un pedazo de cielo?”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

453. “A veces me mata ver como muere la gente”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

454. “¿Quién estaba ahí para tranquilizarlo cuando le arrancaron la alfombra de la vida bajo los pies dormidos?”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

455. “Se aferraba con desesperación a las palabras que le habían salvado la vida”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

456. “El corazón de los humanos no es como el mío. El de los hombres es una línea, mientras que el mío es un círculo y poseo la infinita habilidad de estar en el lugar apropiado en el momento oportuno. La consecuencia es que siempre encuentro humanos en su mejor y en su peor momento. Veo su fealdad y su belleza y me pregunto como ámbas pueden ser lo mismo. Sin embargo, tienen algo que les envidio: al menos los humanos tienen el buen juicio de morir”

Zusak, M. (2007) La ladrona de libros.

457. “Un escritor es el depositario perfecto de todo aquello de lo que los demás se quieren deshacer”

Jacobs, B. (2005) Respuesta en Silencio. En: Doce cuentos en contra.

458. “Todos somos libros vivos de historia. Nuestro cuerpo contiene nuestra historia, todos los capítulos, párrafos, estrofas y versos, línea a línea, de todos los acontecimientos y relaciones de nuestra vida”

Myss, C.  Anatomía del Espíritu.

459. “—Dime, ¿cómo es que tú no sabes estas cosas? ¿Cómo puedes vivir sin saber lo que hace y lo que te dice tu espíritu?”

Myss, C. Anatomía del Espíritu

460. “Yo he acabado haciendo mía la negrura del cansancio de su corazón”

Yoshimoto, B.  Sueño profundo.

461. “Cuando estaba con él me convertía en una mujer sin palabras”

Yoshimoto, B.  Sueño profundo.

462. “Agité la mano hacia él con una sonrisa, pero tuve la impresión de que sólo mi rostro sonriente permanecía en las tinieblas, como el gato de Cheshire”

Yoshimoto, B. Sueño Profundo.

463. “Sentí como se escurría hacia el exterior el cansancio que, sin razones aparentes, se me había ido acumulando en el corazón”

Yoshimoto, B. Sueño Profundo.

464. “Cuando me enfrenté a las tinieblas de mi corazón, cuando me sentí herida en lo más profundo y me rompí en pedazos, exhausta, de improviso emergió de mi interior una fuerza inexplicable”

Yoshimoto, B. Sueño Profundo.

465. “En el momento menos pensado, emergía su figura provocándote una sacudida en el pecho. Haciendo que te doliera el corazón”

Yoshimoto, B. La noche y lo viajeros de la noche. En. Sueño Profundo.

466. “Esa chica me ha dicho que la ciudad desea que leas los viejos sueños”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

467. “A partir de ahora irás todos los días a la biblioteca y leerás viejos sueños”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

468. “A partir de ahora te llamarás el Lector de sueños. Ya no tendrás otro nombre”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

469. “El lector de sueños piensa y siente de manera muy distinta a los demás”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

470. “Porque los problemas renovados tenía que recibirlos con renovada desesperación”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

471. “He buscado el acta de defunción de su sombra”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

472. “Me daba la impresión de que todas las cosas de este mundo habían desaparecido, dejándonos a mí y a la biblioteca atrás”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

473. “Para construir algo se requiere mucho tiempo, pero basta un instante para destruirlo todo”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

474. “¿Sabes lo que se siente cuando todo es oscuro, amargo, triste y necesitas desesperadamente que alguien te abrace, pero no tienes a nadie que lo haga?”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

475. “Me sentí como si tocara un piano que tuviera sólo tres octavas y no hubiera sido afinado en cinco años”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas

476. “Cuando uno se acostumbra a la vida fácil, baja la guardia”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

477. “Al fin y al cabo la metafísica no es más que una cháchara semiótica”

Murakami , H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

478. “Hasta aquel instante, yo había ignorado que el odio pudiera pesar tanto”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

479. “Desde el punto de fista fenoménico, el mundo no es sino una posibilidad entre un número infinito de posibilidades”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

480. “Por mas esfuerzos que uno haga, jamás podrá decifrar todo lo que se oculta en los recovecos del corazón humano”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

481. “Podré leer tu corazón. Y podré reunirlo en un todo. Tu corazón ya no será un trozo de corazón perdido y fragmentado en mil pedazos. Está aquí y nadie podrá arrebatártelo”

Murakami, H. El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas.

482. “Hombres y mujeres que habían peleado y perdido, que hacían el máximo esfuerzo por ocultar su derrota y sus desesperanzas de la mirada atenta de los curiosos, venían a la hora del crepúsculo”

Saki. Atardecer. En: Los fabuladores y otros cuentos.

483. “Pertenecía sin duda a esa miserable orquesta cuya música no baila nadie”

Saki. Atardecer. En: Los fabuladores y otros cuentos.

484. “Era una mujer de pocas ideas, pero de un inmenso poder de concentración”

Saki. El Desván. En: Los fabuladores y otros cuentos.

485. “Era una de esas personas falsamente seguras de sí, que se manifiestan soberbias y despóticas mientras no encuentran una oposición seria”

Saki. El método Schartz-Metterklume. En: Los fabuladores y otros cuentos

486. “La fabulación improvisada era su especialidad”

Saki. El ventanal abierto. En: Los fabuladores y otros cuentos.

487. “En sus ojos brillaba, sin embargo, la luz de la locura”

Yoshimoto, B. (2011)  N.P.

488. “Tenía la impresión de que el tacto del sueño había trascendido al mundo real”

Yoshimoto, B. (2011) N.P.

489. “Él era para mí un personaje del pasado que no debería aparecer más que en un relato”

Yoshimoto, B. (2011) N.P

490. “Fue entonces cuando sentí por primera vez un profundo interés por las palabras, que se desvanecían inmediatamente después de ser expresadas”

Yoshimoto, B. (2011) NP

491. “Era de los que andan por la vida seguros de que la felicidad se encuentra, no se busca, de que es algo que llega siempre, inevitable y puntual cuando menos se le espera”

Mastretta, A. Mal de Amores

492. “La experiencia del horror hecho costumbre no se olvida jamás”

Mastretta, A. Mal de Amores

493.”Lo tenía grabado en las yemas de los dedos. Algunas mañanas hasta creía estar recorriendo la piel de su espalda”

Mastretta, A. Mal de amores.

494. “Acuérdate de mi una vez al día, las demás espántame”

Mastretta, A. Mal de Amores

495. “Esperaba que los sonidos de la calle le revelaran sus misterios en horas de la noche”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Nocturna

496. “Al nombre asesino del hombre, pero también el hombre como salvador del hombre; horrores y bendiciones entregados por manos anónimas”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Nocturna

497. “Strigoi, mi espada canta en la plata”

Del Toro,G. Hogan, Ch. Nocturna

498. “Me considero depositario de la sabiduría antigua, de la tradición de los hombre que me antecedieron, y de los libros olvidados hace ya mucho tiempo: de un conocimiento acumulado a lo largo de toda una vida de estudios”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Nocturna

499. “Todas las cosas simples de la vida se hacen infinitamente preciosas ante la muerte inminente”

Del Toro, G.; Hogan Ch. Nocturna

500. “Fue un beso de despedida que insistía en su regreso”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Nocturna

501. “¿Qué es la vida, al final, sino una serie de pequeñas victorias y grandes fracasos?”

Del Toro, G. Hogan, Ch. Oscura

502. “Pero cuando algo tan insidioso se filtra en tu vida personal, todo pensamiento superior escapa por la ventana”

Del Toro, G. Hogan, Ch. Oscura

503. “El amor maternal tiene una particularidad y es que seguramente sea el vínculo espiritual más fuerte que existe entre los seres humanos”

Del Toro, G. Hogan, Ch. Oscura

504. “Saber su nombre, su verdadero nombre, nos daría cierto poder sobre él”

Del Toro, G. Hogan, Ch. Oscura

505. “Aunque sepamos lo que hacemos es una locura, no por ello dejamos de hacerla”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Oscura.

506. “Todos los símbolos son eternos. Existen incluso antes de que los soñemos”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Oscura

507. “¿Qué si le temo a la muerte? Todos los días camino a su lado. Lo que quiero ahora es trascenderla. Silenciarla”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Oscura.

508. “La inmortalidad ha perdido su brillo para mí desde hace muchos siglos”

Del Toro, G.;Hogan, Ch. Eterna

509. “La venganza de dios no se hizo esperar: los arcángeles recibieron órdenes de destrozar a su hermano y dispersar sus miembros en el mundo material”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Eterna

510. “Ahora el mundo se ha convertido en un lugar insoportable, y todo lo que tengo es la náusea de los caminos erráticos y de las pérdidas que trae consigo”

Del Toro, G., Hogan, Ch. Eterna

511.”La corrupción de un hijo es el peor temor de un padre”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Eterna

512. “Dios es ante todo energía, no un ser antropomórfico, y su lenguaje es la biología”

Del Toro, G.; Hogan, Ch. Eterna

513. “Pero de pronto el miedo le dio una puñalada por la espalda. ¡El miedo! Qué palabra tan honda, tan significativa”

García Márquez, G. La tercera resignación. En: Ojos de perro azul

514. “Como es domingo y ha dejado de llover, pienso llevar un ramo de rosas a mi tumba”

García, G (2010) Alguien desordena estas rosas. En: Ojos de perro azul.

515. “Fue un crepúsculo prematuro, suave y lúgubre, que creció en medio del silencio”

García, G. (2010) Monólogo de Isabel viendo llover en Macondo. En: Ojos de perro azul.

516. “Otra vez como antes, el corazón fue un puño que le vino a la boca”

García, G. (2010) La otra costilla de la muerte. En: Ojos de perro azul.

517. “La noche le quedó temblando dentro, en la irrevocable soledad del cuerpo”

García, G. (2010) La otra costilla de la muerte. En: Ojos de perro azul.

518. “Una vida mejor, más ancha y menos llena de fenómenos idiotas como el amor”

García, G. (2010) Eva está dentro de su gato. En: Ojos de perro azul.

519. “A veces, cuando me duermo sobre el corazón, siento que el cuerpo se me vuelve hueco”

García, G. (2010) Ojos de perro azul. En: Ojos de perro azul

520. “Qué curioso. Es cierto que nos hemos encontrado en otros sueños”

García, G. (2010) Ojos de perro azul. En: Ojos de perro azul

521. “Yo soy la que llega a tus sueños todas las noches y te dice: Ojos de perro azul”

García, G. (2010) Ojos de perro azul. En: Ojos de perro azul

522. “Una persona desee lo que desee, llegue hasta donde llegue, jamás puede dejar de ser ella misma”

Murakami, H. (2009) La chica del cumpleaños. En: Sauce ciego, mujer dormida.

523. “A las tres de la madrugada, a todo el mundo le vienen a la cabeza muchas cosas”

Murakami, H. (2009) La tragedia de la mina de carbón de NY. En: Sauce ciego, mujer dormida.

524. “Pero en este mundo también hay muertes que no acaban en un funeral. También hay muertes que no huelen”

Murakami, H. (2009) La tragedia de la mina de carbón de NY. En: Sauce ciego, mujer dormida.

525. “Lo único que cuenta es el momento de descorchar la botella”

Murakami, H. (2009) La tragedia de la mina de carbón de NY. En: Sauce ciego, mujer dormida.

526. “El corazón de las personas es como un pozo muy profundo, nadie sabe lo que hay en el fondo. Sólo podemos imaginarnoslo mirando la forma de las cosas que, de vez en cuando, suben a la superficie”

Murakami, H. (2009) Avión…o como hablaba él a solas como si recitara un poema. En: Sauce ciego, mujer dormida.

527. “Y aquel fue un adiós definitivo de verdad. Lo sabía yo, y lo sabía ella”

Murakami, H. (2009) El folclore de nuestra generación: prehistoria del estadio avanzado del capitalismo. En: Sauce Ciego: Mujer Dormida.

528. “Me gusta que me lean en voz alta – me dijo Izumi- Sentarme en algún rincón soleado y que, a mi lado, alguien me vaya leyendo algo… cualquier cosa, no importa qué”

Murakami, H. (2009) Los gatos antropófagos. En: Sauce Ciego: Mujer Dormida.

529. “A mi me apasionaba la lectura, de modo que la falta de libros, me resultaba muy difícil de soportar”

Murakami, H. (2009) Los gatos antropófagos. En: Sauce Ciego: Mujer Dormida.

530. “De hecho, si estás dispuesto, en este mundo hay muy pocas cosas que no puedes dejar. No, tal vez no haya ninguna. Y, puestos a dejar las cosas atrás, acabas queriéndolo dejar absolutamente todo”

Murakami, H. (2009) Los gatos antropófagos. En: Sauce Ciego: Mujer Dormida.

531. “La luz de la luna, a veces, te muestra cosas que no deberías ver”

Murakami, H. (2009) Los gatos antropófagos. En: Sauce Ciego: Mujer Dormida.

532. “Sin embargo, si estamos en una disposición de ánimo en la que necesitamos ardientemente que ocurra algo, tal vez envíen un mensaje dentro de nuestro campo visual”

Murakami, H. Viaje por azar. En: Sauce ciego, mujer dormida.

533. “Cenizas, huesos o cadáver ¿qué cambiaba en realidad?”

Murakami, H. Hanalei, Bay. En: Sauce ciego, mujer dormida.

534. “Puedes liberar las emociones atrapadas para bien y saber con seguridad que se  han ido de manera permanente”

Nelson, B. El código de las emociones.

535. “Las emociones atrapadas son potencialmente tan destructivas que necesitas hallarlas y quitarlas de tu cuerpo y luego confirmar que han sido liberadas”

Nelson, B. El código de las emociones.

536. “Es a través del pensamiento, la creencia y la intención que todas las cosas ocurren”

Nelson, B. El código de las emociones.

537. “La energía es el material del que todas las cosas están hechas; está en todas las cosas y a través de todas las cosas y llena los interespacios del universo”

Nelson, B. El código de las emociones.

538. “La sanación es un proceso y lleva tiempo”

Nelson, B. El código de las emociones

539. “JAMÁS es un error buscar lo que una necesita”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

540. “¿Por qué insisten las mujeres en doblegarse y adoptar formas que no son las suyas?”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con lobos.

541. “Amar significa quedarse cuando todas las células gritan ¡echa a correr!”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con lobos.

542. “Una mujer puede tratar de ocultar las devastaciones de su vida, pero la pérdida de sangre, es decir, su energía vital, no cesará hasta que identifique la verdadera condición del depredador y la reprima”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con lobos.

543. “Una mujer cuya alma se muere de hambre puede sufrir hasta el extremo de no poderlo resistir”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

544. “Dejar vivir lo que tiene que vivir y dejar morir lo que tiene que morir es sin lugar a dudas la meta más agotadora”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

545. “Cuando una mujer tiene que luchar por lo que en justicia le corresponde, siente que su deseo de regresar a casa está absolutamente justificada”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

546. “Cuando buscamos nuestra verdad también tratamos de disipar nuestras ilusiones”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

547. “Ninguna de nosotras puede escapar por entero a su historia” 

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

548. “Los secretos estallan en la materia de los sueños”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

549. “El llanto de una mujer siempre se ha considerado muy peligroso porque abre las cerraduras y los pestillos de los secretos que lleva dentro”

Pinkola, C. (2010) Mujeres que corren con los lobos.

550. “Entonces ante él abría sus fauces un abismo sombrío que comunicaba directamente con el corazón del infierno”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color

551. “Los sueños no bien asomaban, resbalaban por la pendiente escurridiza de su mente, sin nada a lo que sujetarse, hasta una zona completamente vacía”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

552. “Aunque logres ocultar los recuerdos o enterrarlos muy hondo, no puedes borrar la historia”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

553. “Hay cosas que bajo ningún concepto pueden salir de uno mismo”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

554.  “Utiliza el hilo de la lógica para coser a tu cuerpo lo mejor que puedas, aquello que merece la pena vivir”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

555. “En la vida siempre hay cosas demasiado complicarlas para explicarlas en cualquier idioma”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

556. “El corazón humano es un pájaro nocturno”

Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

557. “Los que sobreviven tienen un deber que cumplir, que es seguir viviendo hasta el final”

 Murakami, H. (2013) Los años de peregrinación del chico sin color.

558. “La materia regresó al caos primordial de donde en otro tiempo nació ante una palabra”

Asimov, I. (2009) La trompeta del juicio final. En: Cuentos completos I

559. “En el mundo de la realidad no somos responsables de otras vidas posibles”

Asimov, I. (2009) Mundos posibles. En: Cuentos completos I

560. “Creo que sólo alguien que desea la libertad puede ser libre”

 Asimov, I. (2009) El hombre bicentenario. En: Cuentos completos II

561. “Por eso miraba en menos el estudio formal y las universidades, todo lo aprendía de los libros”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

562. “La locura no cabe en el mundo”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

563. “La casa duerme. Una vez más, ella se enfrenta a la madrugada”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

564. “Cualquier cosa bien hecha, desde escribir hasta bordar, cantar o cocinar, puede cambiarte la vida, me insistía, pero ¡cuidado! nada de improvisaciones, hay que hacerlo bien”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

565. “Buscó dónde enfocar los ojos hasta dar con el blanco: las palabras

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

566. “Se había cansado de inventarse a sí misma cada día”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

567. “La abuela consideraba que lo mas digno en la vida era ser dueño, antes de morir, de su propio ataúd”

Serrano, M. (2012) Nuestra señora de la soledad.

568. “Un individuo es considerado enemigo en el momento en que se atreve a cultivar una sensibilidad, una conciencia, una creatividad propias, en el momento en que osa convertirse en sí mismo”

Jodorowsky, A. (2007) Evangelios para sanar.

569. “Nos encontramos en una sociedad criminal que destruye al ser”

Jodorowsky, A. (2007) Evangelios para sanar.

570. “En un momento de mi vida, mi lado izquierdo y mi lado derecho se encuentran y hacen el amor. Entonces doy con mi belleza interna y veo en mí nacer al nuevo hombre”

Jodorowsky, A. (2007) Evangelios para sanar.

571. “¡Qué nadie venga a negar la belleza del vientre femenino si éste es capaz de contener a Dios!”

Jodorowsky, A. (2007) Evangelios para sanar.

572. “Si ya no estoy cerca de tí, sabe que mi voz me contiene todo entero”

Jodorowsky, A. (2007) Evangelios para sanar.

573. “Sólo se mueren los que nunca pudieron hacer a otros imaginar la eternidad”

Mastretta, A. (2003) A ojos cerrados. En: El mundo iluminado.

574. “¿Cómo tendré las manos cuando muera? ¿Agradecidas?”

Mastretta, A. (2003) Adelantos de la propia muerte. En: El mundo iluminado.

575. “Los libros son objetos solitarios, sólo se cumplen si otro los abre, sólo existen si hay quien está dispuesto a perderse en ellos”

Mastretta, A. (2003) Paisaje antes de la batalla. En: El mundo iluminado.

576. “Antes de nadar, comer, dormir o cualquier otro placer parecido, los conversadores prefieren intercambiar palabras. Sólo los besos y sus prolongaciones son tan placenteros para un conversador como las palabras. Tal vez porque los besos están emparentados con las palabras, y el amor puede ser una conversación perfecta”

Mastretta, A. (2003) Los conversadores. En: El mundo iluminado.

577. “El amor es el silencio más fino, el mas tembloroso, el mas insoportable”

Mastretta, A. (2003) El perro de Quevedo. En: El mundo iluminado.

578. “Las olas, son como los problemas; a veces uno los libra saltando, a veces hay que hundirse en ellos y tomarlos por abajo para salir bien librado y, a veces, es imposible evitarse la revolcada”

Mastretta, A.(2003) El mundo iluminado.

579. “Porque los muertos entrañables acaban hablando el lenguaje que los vivos queremos que hablen”

Mastretta, A. (2003) El mundo iluminado.

580. “A veces la vida nos reta con el fin  de saber si tendremos la fortaleza necesaria para recibir su generosidad con sencillez”

Mastretta, A. (2003) El mundo iluminado.

581. “Ella cerró los ojos antes de perderlo en un aire ajeno y se guardó aquel momento en el centro de todos los recuerdos. Luego, como quien se arranca de un árbol, saltó a la regadera y a la ropa y al auto y al camino, y a su casa. No podía cerrar la boca que le abría una sonrisa”

Mastretta, A. (2009) Con todo y todo. En: Maridos

582. “Los hombres caen en ataques de hambre y las mujeres en ataques de nostalgia. A ratos les queda un poquito de afán en el cuerpo”

Mastretta, A. (2009) ¿Ya quedé? En. Maridos

583. “Porque a un cuerpo le caben varias monogamias, pero una es más monogamia que las otras”

Mastretta, A. (2009) Sal En. Maridos

584. “De repente quiso ir al irresponsable ayer movida por su contemporánea certeza de que la única fidelidad se la debía al cuerpo que habitaban sus deseos”

Mastretta, A. (2009) Se encontraron. En. Maridos

585. “Quién sabe cuántas veces habían jurado no armar un trango donde había un bolero y no volver ni prosa ni panfleto lo que debía ser un poema”

Mastretta, A. (2009) De viaje sin maridos. En. Maridos

586. “Cuando hay gente que se quiere tanto tiempo a destiempo, merece alguna vez quererse a tiempo”

Mastretta, A. Té para tres. En: Maridos.

587. “Por consejo de Wilde, estoy iniciando un romance conmigo mismo”

Mastretta, A. En el parque. En: Maridos.

588. “¿Ya tenían nombre mis partes, mis huecos, mis curvas, mis rugosidades, mis lisuras, mis valles? ¿Ya teníamos nombre o nos lo pusiste tú?”

Sefchovich, S. (2010) Demasiado Amor.

589. “Ahora soy dos personas, una que trabaja y una que vuela, una que existe en la tierra de lunes a jueves y otra que se instala en el paraíso de viernes a domingo”

Sefchovich, S. (2010) Demasiado Amor.

590. “Contigo oí el viento, vi el agua, la tierra, el cielo y la luz transparente, intensa y única de este país”

Sefchovich, S.  (2010) Demasiado Amor.

591. “¿Sabes qué estoy aprendiendo? A pedir lo que quiero. Todo el chiste consiste no en decirlo con palabras si no en hacerlo saber y que ellos lo entiendan”

Sefchovich, S. (2010) Demasiado amor.

592. “Tú que has sido mi medida del infinito, mi idea del absoluto”

Sefchovich, S. (2010) Demasiado amor.

593. “Me hiciste grande, infinita, fresca, ilusa, loca, ingenua y feliz”

Sefchovich, S. (2010) Demasiado amor.

594. “Sospechaba que allá había algo más valioso: libertad”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

595. “Vivía rabiosa conmigo y con el mundo por haber nacido mujer y estar condenada a la prisión de las costumbres”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

596. “Dado que la muerte es una constante compañera, mas vale tener el alma preparada”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

597. “Cientos de esforzadas mujeres que fundaron los pueblos, mientras sus hombres peleaban, serán olvidadas”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

598. “Habíamos andado en círculos por años, buscándonos a ciegas”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

599. “Olor a hombre -hierro, vino y caballo – , olor a mujer – cocina, humo y mar”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

600. “Nos reímos juntas, con esa risa de las mujeres que nace de la complicidad”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

601. “Me saqué la esperanza del corazón y me dispuse a celebrar el amor y la complicidad que compartimos sin pensar en el futuro, en chismes, vergüenzas o pecados. Éramos amantes y amigos”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

602. “No encuentro falta en mí, salvo ser mujer, pero eso parece ser crímen suficiente”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

603. “Un pavoroso grito de triunfo, que subió desde el fondo de la tierra, me atravesó entera y escapó vibrando como un trueno de mi pecho”

Allende, I. (2007)  Inés del alma mía.

604. “El corazón es como una caja; si está ocupada con porquería, falta espacio para otras cosas”

Allende, I. (2007)  Inés del alma mía.

605. “Somos sueños dentro de otros sueños”

Allende, I. (2007) Inés del alma mía.

606. “De él heredé cierta vocación de vagabunda”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

607. “No soy soltera, ni viuda, ni divorciada, vivo en el limbro de las separadas, donde van a parar las infortunadas que prefieren el escarnio público a vivir con un hombre que no aman”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia.

608. “Le pareció que el susto que se daba y que se daría en el futuro, bien valía el riesgo del infierno”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

609. “Había tocado fondo, era hora de dar una patada en el suelo y elevarse otra vez a la superficie”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia.

610. “Ya todos estamos en edad de tirar por la borda los sentimientos que no sirven para nada y quedarnos sólo con aquellos que nos ayudan a vivir”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

611. “Ahora, con la perspectiva del tiempo y de la libertad que he adquirido en los últimos años, comprendo cuánto me humillé por amor. Dejé de lado todo, desde mi personalidad hasta mi trabajo, por soñar en un paraíso doméstico que no era para mí”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

612. “Admito que no me hace gracia ser la única romántica en esta relación”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia.

613. “La palabra escrita es profundamente liberadora”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

614. “Lo esencial es a menudo invisible, el ojo no lo capta, sólo el corazón”

Allende, I. (2006) Retrato en sepia

615. “Parecía que el silencio le molestaba que lo quebrasen” 

Tolkien, J. El Hobbit

616. “Empezó a sentir miedo, y esto es malo para pensar”

Tolkien, J. El Hobbit

617. “Que el viento bajo las alas los sostenga allá donde el sol navega y la luna camina”

Tolkien, J. El Hobbit

618. “¡Que siempre aparezcas donde más te necesiten y menos te esperen!” 

Tolkien, J. El Hobbit

619. “¿Para qué los escribes entonces? Porque no puedo dejar de hacerlo, es mi único orden posible”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

620. “Una mujer es la historia de su sangre”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

621. “Compartíamos el deseo de soledad. La soledad física. A medida que pasaban los años la valorábamos más”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

622. “Presiento que se debate buscándole una respuesta satisfactoria a algo que es tan simple: vivir” 

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

623. “Pienso en la dificultad de precisar el deseo, porque el deseo no tiene lenguaje”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

624. “Siempre he creído que la capacidad de revitalización de las mujeres es única”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

625. “Ciertos días yo amanecía llena de palabras”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

626. “Nuestro cuerpo de mujer como intervalo”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

627. “Se le olvidaba el origen de sus cicatrices” 

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

628. “Una debe volver siempre a sus orígenes”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

629. “¿Y cómo lo has hecho? – Encontrando el lugar”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

630. “No me interesa el pasado como tal. Me interesa para entender quienes somos hoy. Porque sin memoria no somos nada”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

631. “Mientras tengamos un par de brazos que nos rodeen, estamos salvados”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

632. “Al final todos seremos juzgados sobre el amor y por el amor”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

633. “Nos tendremos siempre; no importa en qué forma, nos tendremos”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

634. “Me abracé a él, llorando a las mujeres – ciertas mujeres – incapacitadas para encontrar solas su interioridad, porque lamentablemente, yo soy una de ellas, de las que no logran, sino el reflejo de otra. Porque no he sabido mirarme de frente, porque he necesitado de otra femineidad – aunque fuese mi opuesta – para hacer mi propio relato”

Serrano, M. (1995) Antigua vida mía.

635. “El aire fresco y el trabajo duro son remedios infalibles contra la estupidez del amor”

Allende, I. Hija de la fortuna.

636. “Todo se puede decir por escrito, era su teoría” 

Allende, I. Hija de la fortuna.

637. “¿Qué es lo que le pasa? Empecinamiento en el amor. Es un mal muy firme. Seguro dejó la ventana abierta en una noche clara y se le metió en el cuerpo durante el sueño. No hay conjuro  contra eso”

Allende, I. Hija de la fortuna

638. “La joven sintió que se abría como una flor carnívora, emanaba perfumes de perdición para atraer al hombre como un insecto, torturarlo, tragárselo, digerirlo y finalmente escupir sus huesitos convertidos en astillas”

Allende, I. Hija de la fortuna.

639. “No me hables de mañana ni de ayer, sólo vivo para este instante de hoy en que vuelvo a sumergirme en la noche infinita”

Allende, I. Hija de la fortuna.

640. “Poco sirve el conocimiento sin sabiduría, no hay sabiduría sin espiritualidad y la verdadera espiritualidad incluye siempre el servicio a los demás”

Allende, I. Hija de la fortuna.

 641. “Era un ídolo perverso y el papel le encantaba”

Allende, I. Hija de la fortuna.

642. “Todo aquello que ha existido alguna vez, existe siempre, adquiere forma, pasa por la forma y deja la forma”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

643. “Existe en cada una de nosotras la obligación de salvaguardar y hacer crecer la propia dignidad íntima”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

644. “Debemos empezar por el principio y el cuerpo es nuestro principio”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

645. “Tenemos que ser capaces de observar ese estado de dependencia mental que nos limita y hace dudar de la habilidad de nuestro poder de atención para conducirnos a la libertad” 

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

646. “Hemos silenciado nuestra voz porque hemos sido condenadas al silencio, somos mujeres silenciadas y no silenciosas, una condena a muerte porque la palabra es vida y no nos han permitido tener siquiera ni voz ni voto”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

647. “Recupera mujer tu lenguaje perdido… crea mitos que le den valor a tu vida, a tu cuerpo. Sigue tu vida a través de tus sueños, y no te olvides de ellos. Vive a través de la escencia soñadora de la mente, que vive a través de lo sensible y de lo épido, que ve a través de visiones. Vive mediante la imaginación… y trata de recordar, mujer, el lenguaje olvidado del gusto, del tacto, de la vista, del oído, del olfato”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

648. “La fuerza o energía de un mito nace desde lo más profundo y misterioso de nuestro ser y puede llevarnos a las acciones más sagradas y sublimes, espirituales y colmadas de amor o hacernos actuar desde los más pérfido, destructivo, sombrío y malvado”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

649.  “Un mito es una observación poco ininteligible desde lo racional y muy fuerte en lo emocional”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

650.“La alegoría es un signo que a través de un significado que no es solo una forma de discurso es también un proceso interpretativo que nos conduce al conocimiento de lo religioso como fenómeno humano ya a vislumbrar su racionalidad”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

651. “La caverna-útero es el arquetipo más sagrado entre lo sagrado”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

652. “La mujer unitiva, coherente y verdadera jamás debe hacer nada por acatamiento a las convenciones reinantes. La primer regla es que no existen reglas, porque una verdadera mujer no se engaña con caminos cerrados”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

653. “Antes de que todo te sea arrebatado por la muerte, enamórate”

Costas, N. (s/f) De diosas, brujas y sabias.

654. “El sonido de una palabra es un eficaz agente mágico y la principal llave para establecer la comunicación con entidades inmortales”

Jodorowsky, A. (2010) Manual de psicomagia.

 655. “En las antiguas tradiciones mágicas se ha dado siempre una gran importancia a la palabra”

Jodorowsky, A. (2010) Manual de psicomagia.

656.  “La vida es el encuentro de lo eterno con lo fugaz”

Jodorowsky, A. (2010) Manual de psicomagia.

657. “Cuando la diosa madre fue expulsada de la cultura humana y comenzó el reino del dios padre, cambió el significado de los símbolos fundamentales” 

Jodorowsky, A. (2010) Manual de psicomagia.

658.  “La existencia es sagrada. Yo soy sagrado”

Jodorowsky, A. (2010) Manual de psicomagia.

659. “En lo que ha fallado el hombre, es en hacerse responsable de sí mismo y de su libertad”

Dilvan, A (2001) El esclavo.

660.  “La eternidad se junta con la mañana”

Poniatowska, E. (1992) Tinísima.

661. “Pero interiormente había cambiado. Algo se había roto, algo que hacía su vida atrozmente distinta”

Poniatowska, E. (1992) Tinísima.

662.  “Como si una mujer que viviera dentro de su piel súbitamente le fuera revelada”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

663. “Ella sólo lo ha amado a él, con esa ansia, con ese impudor, abriéndose toda, sólo a él”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

 664. “Meterse en la cama es desencallar. Dormir es flotar”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

665. “Quienes no están conscientes de su libertad no son libres”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

666. “Ser mujer es hablarle fuerte a la milpa que se extiende de mar a mar, esparciéndose como se esparce el alud de sus cabellos sobre sus hombros cuando lo alisan para después trenzarlo”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

667. “Mujeres majestuosas por libres, reinas-cántaros, vasijas de barro en cuyas faldas se enredan las tortugas y los conejos, las langostas y los venados, las estrellas y la lluvia”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

668. “Todos somos unos desterrados en busca del paraíso”

Poniatowska, E. (1992). Tinísima.

 669. “Sabe, las mujeres podemos ser todo en esta vida, menos víctimas”

Poniatowska, E. (1992) Tinísima.

670. “Rechace usted ser víctima y salga adelante a partir de esa voluntad. Repita: no quiero ser víctima, dígalo todos los días, duérmase pensándolo”

Poniatowska, E. Tinísima.

671. “El enfrentamiento entre el proletariado y la burquesía no puede limitarse a un sólo capítulo”

Poniatowska, E. Tinísima

672. “Allí en el muro la figura de su abuela indígena los acogía, les mostraba su linaje heróico, los reconciliaba con su pasado”

Poniatowska, E. Tinísima

673. “El viajero no piensa nunca en su regreso”

Poniatowska, E. Tinísima.

674.”Que la muerte no me sorprenda, yo la encontraré bella; no quiero que me priven del tránsito de la vida a la muerte”

Poniatowska, E. Tinísima

675. “En México se desprecia a las mujeres, se les consume, se les desecha, se les estigmatiza, se les cuelga para siempre al árbol patriarcal y allí se les ahorca”

Poniatowska, E. Tinísima

676. “A lo mejor morir es separarse de todo con facilidad, dejarse ir, dormir, flotar, fluir, abandonarse a un curso desconocido hacia un destino también desconocido

Poniatowska, E. Tinísima

677. “El hombre que huye de lo que teme acaba comprobando que sólo ha tomado un atajo para encontrarse con ello”

Tolkien, J (2007) Los hijos de Húrin.

678. “Me es difícil en días tan sombríos decidir lo que mas conviene. Pero hago lo que me parece mejor; ¿por qué si no me separaría de lo más querido de cuanto me queda?

Tolkien, J. (2007) Los hijos de Húrin.

679. “Las falsas esperanzas son más peligrosas que los miedos”

Tolkien, J. (2007) Los hijos de Húrin.

680. “Déjense en paz los días que aún no se ven. El de hoy es más que suficiente”

Tolkien, J. (2007) Los hijos de Húrin.

681. “Amaba mas la madera que el metal, y el conocimiento de las cosas que crecen en la tierra más que cualquier otra ciencia”

Tolkien, J. (2007) Los hijos de Húrin.

 682. “Quitar primero del camino los asuntos de la cabeza facilita trabajar con las cosas del corazón”

Young, WM. (2009) La cabaña.

683. “El dolor tiene el poder para cortarnos las alas e impedirnos ser capaces de volar”

Young, WM. (2009) La cabaña.

 684. “El ser siempre trasciende a la apariencia”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

685. “Nuestra relación no te exige nada, ni tienes que complacerme”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

686. “Tanto el mal como la oscuridad sólo pueden comprenderse en relación con la luz y el bien; no tienen existencia real”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

687. “Te es imposible ejercer poder sobre el futuro, por que no es real y nunca lo será”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

688. “Quien vive de sus temores no encontrará libertad”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

689. “Las responsabilidades y expectativas son la base de la culpa, la vergüenza y el juicio”

Young, W.M. (2009) La cabaña.

690. “Hay tres senderos que conducen a la verdad, el primero es el de la conciencia, el segundo el de la naturaleza y el tercero es el de la experiencia acumulada por las generaciones anteriores”

Bordeaux, E. (2005) El evangelio de los Esenios Libro II

691. “123 proyectores de diapositivas que mostraban paisajes en los que siempre se podía ser feliz”

Sepúlveda, L. (1996) Historia de una gaviota y el gato que le enseñó a volar.

692. “Sabelotodo, un gato gris, pequeño y flaco, que dedicaba la mayor parte del tiempo al estudio de los miles de libros que ahí había”

Sepúlveda, L. (1996)

693. “Los humanos son por desgracia, imprevisibles. Muchas veces con las mejores intenciones causan los peores daños”

Sepúlveda, L. (1996)

694. “Tal vez no sepa volar con alas de pájaro, pero al escucharlo siempre he pensado que vuela con sus palabras”

Sepúlveda, L. (1996)

695. “Si te preocupa que sea inevitable que el hombre caiga en el olvido, te aconsejo que ni lo pienses”

Green, J. Bajo la misma estrella.

696. “Algunas veces lees un libro, sientes un extraño afán evangelizador y estás convencido de que este desastrado mundo no se recuperará hasta que todos los seres humanos lo lean”

Green, J.

697. “Libros tan especiales, escasos y tuyos que revelar el cariño que les tienes parece una traición”

Green, J.

698. “Estábamos juntos en algún lugar invisible e indeterminado al que sólo podía llegarse por teléfono”

Green, J.

699. “El amor es sólo un grito en el vacío, que es inevitable el olvido, que estamos todos condenados y que llegará el día en que nuestros esfuerzos se volverán polvo”

Green, J.

700. “Al unirse cada cuento con su interpretación, experimentamos una pequeña saciedad”

Jodorowsky, A. ( 2001) La sabiduría de los cuentos.

701. “Sólo cuando nuestra vida se reúna con nuestra muerte, experimentaremos entonces la feliz y gran saciedad”

Jodorowsky, A. (2001) La sabiduría de los cuentos.

702. “Las ideas estereotipadas son barreras que impiden alcanzar la verdad”

Jodorowsky, A. (2001) La sabiduría de los cuentos.

703. “Vinculado al mundo, avanzo con él. Tengo la fuerza. Lo poseo todo”

Jodorowsky, A.

704. “Mi vida diaria es una maravilla, porque yo soy quien la crea”

Jodorowsky, A.

705. “El conocimiento es divino. Nadie puede quitárnoslo”

Jodorowsky, A.

706. “Por su persistencia absoluta, la materia nos asegura una indestructibilidad, en virtud de la cual quien fuere incapaz de concebir otra idea, podrá consolarse con la de cierta inmortalidad”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

707. “Entre el sueño y la muerte no hay diferencias radicales, que ni el uno ni la otra ponen en peligro la existencia”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

708. “Reconoce tu mismo ser en esa fuerza íntima, oculta, siempre activa, del árbol, que a través de todas sus generaciones de hojas no es tocado ni por el nacimiento ni por la muerte”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

709. “¿Dónde se haya el amplio seno de la nada, preñado del mundo, que aún guarda las generaciones venideras”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

710. “El oráculo de la naturaleza se extiende hacia nosotros”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

711. “Preocupados, interesados ansiosos hasta el extremo, asistimos a cada partida, porque a nuestro ojo todo va puesto en ella, por el contrario, la naturaleza, que no miente nunca, la naturaleza siempre fresca y abierta, se expresa acerca de este asunto de una manera muy diferente”

Schopenhauer, A. La muerte. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

712. “No conocemos mayor juego de dados que el juego del nacimiento y la muerte”

Schopenhauer, A. En: El amor, las mujeres y la muerte y otros ensayos.

713. “Admiro ese tipo de magia, la que usa algo que ya existe y la convierte en una maldición”

Wynne, D. El castillo viajero.

714. “La muerte es así, uno está vivo hasta que se muere”

Wynne, D. El castillo viajero.

715. “No te enamores tanto de la noche como para perder tu camino”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

716. “Las poderosas emociones abrumadoras que sienten las personas distantes en las que la emoción y la voluntad son una sola cosa”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

717. “Como si la moralidad fuera un gran mundo de cristal que puede ser absolutamente destrozado por un acto”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

718. “La gente que deja de creer en Dios, o en la bondad sigue creyendo en el demonio. El mal siempre es posible. Y la bondad es eternamente difícil”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

719. “El infierno es odio, gente que vive en odio eterno”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

720. “Te volveré a ver; no aquí, en otros sitios. Simpre sabré dónde estás”

Rice, A. Confesiones de un vampiro.

721. “El silencio cómplice e una sonrisa femenina, que por turnos, promete dulzuras y tempestades”

Hernández, J. (s/f) Los barcos que aún no existen. En: La sonrisa de la Jauría.

722. “Si corres lo suficientemente rápido, terminarás pisando la cola de tus demonios”

Hernández, J. (s/f) Los barcos que aún no existen. En: La sonrisa de la Jauría.

723. “Tenía en sus ojos un mar calmado, aunque su sonrisa anunciaba tormenta súbita”

Hernández, J. (s/f)

724. “La biblioteca auspiciaba ecos por las noches de luna llena”

Hernández, J. (s/f)

725. “Superar el miedo exige pensamiento positivo, de otra manera uno arrastra consigo toda la vida, la mentalidad de una víctima”

Murakami, H. (2014) Underground.

726. “Un buen día sin que nada permita preverlo, sin llegar a comprender nada de lo que le sucede, la gente se encuentra cara a cara con la muerte”

Murakami, H, (2014) Underground.

727. “Por mucho que traten de enterrar lo ocurrido en su conciencia, algún día puede emerger inesperadamente”

Murakami, H. (2014) Underground.

728. “Como se destina una enorme fuerza para oprimir la memoria, la energía se consume en el esfuerzo”

Murakami, H. (2014) Underground.

729. “Son extraños los reencuentros que se producen en la vida”

Murakami, H. (2014) Underground.

730. “Estoy vivo y algún día voy a morir. Una vez muerto, se acabó todo. Ya no existiré mas”

Murakami, H. (2014) Underground.

731. “El destino es un misterio”

Murakami, H. (2014) Underground

732. “Para sobrellevar el malestar y la amargura, la mayor parte de nosotros preferimos meter el asunto en un hipotético baúl del olvido y clasificarlo como algo del pasado”

Murakami, H. (2014) Underground.

733. “Tan cierto como que respiramos, es que seguimos soñando inalcanzablemente con nuestra historia, y en esa historia tenemos dos caras”

Murakami, H. (2014) Underground.

734 “No me quedará más remedio que encajar hasta el último pedacito de chatarra, de debilidad, de deficiencia que haya dentro de mí”

Murakami, H. (2014) Underground.

735. “Los sueños que tenemos, ¿son nuestros de verdad? ¿No serán visiones de otros que antes o después podrían convertirse en pesadilla?”

Murakami, H. (2014) Underground.

736 “La destrucción es el principio con el que opera el universo”

Murakami, H. (2014) Underground.

737. “La distancia se nos muestra en su real envergadura cuando los recuerdos emergen”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

738. “Era una flota pequeña frente a la magnitud de la barbarie moderna”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

739. “Los depredadores del mundo no son partidarios del diálogo ni de los razonamientos legales”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

740 “Una vision irracional de la ciencia y el progreso, se encarga delegitimar los crímenes y pareciere ser que la única herencia del género humano es la locura”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

741 “Desprecio lo que ignoro, es el lema de curiosos filósofos de la destrucción”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

742 “La lucha contra los enemigos de la humanidad se libra en todo el planeta, que no requiere ni héroes, ni mesías, y que parte defendiendo el mas fundamental de los derechos: el derecho a la vida”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

743. “Ahogaba sus palabras en un miedo más denso que la niebla”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

744 “La soberanía es un pañuelo inventado para que los milicos se sequen las babas”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

745 “Los barcos que han conocido el sabor de la aventura, se enamoran de los mares de tinta y navegan a gusto en el papel”

Sepúlveda, L. (1994) Mundo del fin del mundo.

746 “Incluso la inteligencia más rudimentaria no tendría ninguna dificultad en comprender que estar informado siempre es preferible a desconocer, sobre todo en materias tan delicadas como son estas del bien y del mal, en los que uno se arriesga, sin darse cuenta, a la condenación eterna en un infierno que entonces todavía estaba sin inventar”

Saramago, J. (2011) Caín.

747 “Era como si dentro de sí habitase otra mujer con nula del señor o de un esposo por él designado, una hembra que decidía finalmente, hacer uso total de la lengua y del lenguaje que el dicho señor, por decirlo así, le había metido boca adentro”

Saramago, J. (2011) Caín.

 748 “Eva había vencido la batalla dialéctica”

Saramago, J. (2011) Caín.

749 “La historia de los hombres es la historia de sus desencuentros con dios, ni él nos entiende a nosotros, ni nosotros lo entendemos a él”

Saramago, J. (2011)  Caín.

750 “Yo soy todas las mujeres, todos sus nombres son mis nombres”

Saramago, J. (2011) Caín.

751 “Los dioses son como pozos sin fondo, si te asomas a ellos ni siquiera conseguirás ver tu imagen”

Saramago, J. (2011) Caín.

752 “Lo mas seguro es que satán no sea más que un instrumento del señor, el encargado de llevar a cabo los trabajos sucios que dios no puede firmar con su nombre”

Saramago, J. (2011) Caín.

753 “Busco mis cómplices en la frontera

que media entre tu piel y mi pellejo”

Benedetti, M. (2011) Paréntesis. En: Biografía para encontrarme.

754 “De todos modos preparamos

la boca por si vuela un beso

y si no vuela siempre queda

uno que emerge del olvido”

Benedetti, M. (2011) El después. En: Biografía para encontrarme.

755 “No hay que tener vergüenza de la muerte

ya que lla no la tiene de nosotros

los que se fueron volverán / pétalo a pétalo

digamos que en un ramo de cautelas”

Benedetti, M. (2011) Valores. En: Biografía para encontrarme.

756 “Los jóvenes emigran pero a veces les viene

un dolor en el pecho que se llama nostalgia”

Benedetti, M. (2011) Los que se fueron. En: Biografía para encontrarme.

757 “Avancemos metidos en lo nuestro

tu secreto que es mío

mi secreto que es tuyo”

Benedetti, M. (2011) Lo nuestro. En: Biografía para encontrarme.

758 “No hay presagio más fiable que la muerte”

Benedetti, M. (2011) Presagios. En: Biografía para encontrarme.

759. “Cómo me conmueven las mujeres. Cuánto me apenan ¿Por qué la mitad de la humanidad se llevó un peso tan grande y dejó descansar a la otra?”

Serrano, M. (2011) Diez mujeres.

760 “Me dije a mi misma: nunca más seré el recipiente para la basura de mi marido. otro ser humano, porque vive conmigo, porque contrajo una alianza determinada llamada matrimonio, cree que puede usarte para derramar en tí cada uno de sus desperdicios, ya sean sus rabias, sus fallas, sus frustraciones, sus miedos, sus inseguridades”

Serrano, M. (2011) Simona. En: Diez mujeres.

761 “¿Hasta donde conceder sin vulnerar seriamente la identidad, sin perderse definitivamente el respeto?”

Serrano, M. (2011) Simona. En: Diez mujeres.

762 “Las mujeres estamos poco acostumbradas a elegir, entrampadas en nuestras dependencias, desde económicas hasta afectivas”

Serrano, M. (2011) Simona. En: Diez mujeres.

763. “Entonces compadezco a todas las mujeres que están vendiendo el alma para sujetar al objeto simbólico. Me dan ganas de gritarles: la vida puede ser plena sin una pareja”

Serrano, M. (2011) Simona. En: Diez mujeres.

764 “También pienso en mi casa como el estudio de un monje medieval, austero, al que sólo tienen acceso algunos aprendices y cuyos estantes de incunables cubren los muros desde el suelo hasta el techo alto”

Serrano, M. (2011) Simona. En: Diez mujeres.

765 “Los cuerpos retienen la historia. Al final, tu cuerpo es tu historia porque todo está contenido en él”

Serrano, M. (2011) Layla. En: Diez mujeres.

766 “Para recuperarse, todo sobreviviente necesita ser capaz de hacerse cargo de sus recuerdos”

Serrano, M. (2011) Layla. En: Diez mujeres.

767 “Dicen que todo se repite, que todo vuelve a pasar de generación tras generación, abuelas, madres, hijas, una línea eterna. Hasta que alguna la quiebra, da el golpe de fuerza y rompe la repetición”

Serrano, M. (2011) Andrea. En: Diez mujeres.

768 “¡Cómo nos defendemos con el trabajo! Sin él, qué miedo la desnudez a la que nos quedamos expuestas”

Serrano, M. (2011) Andrea. En: Diez mujeres.

769 “La forma en la que una obsesión elige su objeto de deseo y desecha otros es un misterio”

Serrano, M. (2011) Natasha. En: Diez mujeres.

770 “Todas conocemos algún momento clave en la vida que podríamos denominar punto de viraje”

Serrano, M. (2011) Natasha. En: Diez mujeres.

771 “Es imposible regresar exactamente al mismo punto”

Murakami, H. (2015) Drive my car. En: Hombres sin mujeres.

772 “Si uno desea ver en serio a los demás, no le queda más remedio que observarse en profundidad, de frente, a sí mismo”

Murakami, H. (2015) Drive my car. En: Hombres sin mujeres.

773 “Lo que hablamos nos conforma como seres humanos”

Murakami, H. (2015) Yesterday. En: Hombres sin mujeres.

774″Es que los sueños pueden prestarse o tomarse prestados cuando la ocasión lo requiere”

Murakami, H. (2015) Yesterday. En: Hombres sin mujeres.

775 “En ocasiones la música tiene el poder de reavivar los recuerdos con tal intensidad que a uno hasta le duele el corazón”

Murakami, H. (2015) Yesterday. En: Hombres sin mujeres.

776. “La gran aventura de leer, esa vieja pasión no demasiado extendida hoy, capaz de multiplicar la realidad hasta el infinito”

De la Rosa, J (2005) Memorias de Cortadillo.

777. “El grave problema era componer con palabras el milagro de la memoria”

De la Rosa, J. (2005) Memorias de Cortadillo

778. “Siendo la vida el alimento de la escritura, a veces la misma vida se vuelve enemiga del escribir”

De la Rosa, J. (2005) Memorias de Cortadillo

779. “La muerte es una mujer joven y realmente hermosa que tiene una sonrisa apenas esbozada en los labios; su vision no produce miedo ni deseo de huir”

De la Rosa, J. (2005) Memorias de Cortadillo

780. “¿Acaso en los sueños somos capaces de hablar en una lengua que desconocemos?”

De la Rosa, J. (2005) Memorias de Cortadillo

781. Las preguntas acerca de la vida, en particular las que están relacionadas con el corazón y el alma, suelen responderse mediante la narración de una historia o de una serie de cuentos”

Pinkola, C (2003) El jardinero fiel.

782. “¿Qué es aquello que jamás puede morir?”

Pinkola, C. (2003) El jardinero fiel.

-Seguía creyendo que la tierra era un ser vivo, con sus propias esperanzas, necesidades y sueños”

-Un silencio mendiante el cual trataban de protegerse de sus propios y mal amarrados fantasmas.

-Guerras entre la muerte de la esperanza y la esperanza de la muerte, la esperanza de la vida y una vida de esperanza.

Pinkola, C. (2003) El jardinero fiel.

783. “Olía a bosque, a cuero, a caballo y a armadura”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

784. “Los hombres llamados a desempeñar un papel decisivo en la historia de los pueblos ignoran a menudo qué destino encarnan”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

785. “Necesitaba gritar su propio nombre para que su espíritu no se diluyera en la demencia”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

786. “Se ofreció a él. De pie, al igual que las ninfas legendarias cuando se ofrecían a los deseos de los faunos”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

787. “Los destinos se forjan lentamente y nadie sabe cual de sus actos sembrados al azar ha de germinar para desarrollarse como un árbol”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

788. “La iglesia preparaba principalmente para la muerte, las obras de arte – crucifixiones, martirios, enterramientos, juicios finales – ofrecían constantemente la representación de la partida, la idea de la muerte era familiar a los espíritus, y sólo la que se producía de una forma excepcional podía conmoverlos un momento”

Druon, M. (2006) Los reyes malditos. I El rey de hierro.

789. “Como si los árboles, flores y piedras del día se hubieran ido a dormir y hubieran enviado como sustitutos a unas versiones más siniestras”

Collins, S. (2009) Los juegos del hambre.

790. “Una polilla verde y plateada, de belleza exquisita, que aterriza en la curva de la muñeca”

Collins, S. (2009) Los juegos del hambre.

791. “Tenía 53 años y había perdido las ganas de vivir”

Morató, C. (2011) Maria Callas En: Divas Rebeldes

792. “Un boca que es como una grieta por donde se desahoga un alma colérica y generosa”

Morató, C. (2011) Coco Chanel. En: Divas Rebeldes

793. “Liberar el cuerpo de la mujer utilizando ropa de hombre”

Morató, C. (2011) Coco Chanel. En: Divas Rebeldes

794. “Soñaba con ser independiente y eso sólo se lograba si se ganaba dinero”

Morató, C. (2011) Coco Chanel. En: Divas Rebeldes

795. “Nada Sustituye al trabajo: ni los títulos, ni el aplomo, ni la suerte”

Morató, C. (2011) Coco Chanel. En: Divas Rebeldes

796. “Hasta el momento habíamos vestido a mujeres inútiles, ociosas; mujeres a quienes sus doncellas tenían que poner las medias”

Morató, C. (2011) Coco Chanel. En: Divas Rebeldes

797. “Parecía feliz junto a un hombre, con el que se había casado más por resignación que por amor”

Morató, C. (2011) Wallis Simpson En: Divas Rebeldes

798. “Me había resignado a mi condición de víctima. Más aún: me había resignado a una existencia banal, monótona que me parecía estéril pero inevitable”

Morató, C. (2011) Eva Perón. En: Divas Rebeldes

799. “Las paredes de Sidi Hosni, se llenaron de cuadros de Braque, Manet, Kandinsky, Dalí, el Greco y Paul Klee”

Morató, C. (2011) Barbara Hutton. En: Divas Rebeldes

800. “Llega un momento en que la continuidad del matrimonio es todavía peor que la separación”

Morató, C. (2011) Audrey Hepburn. En: Divas Rebeldes

801. “Fue reconstruyendo los pedazos de una vida”

Morató, C. (2011) Jackie Kennedy En: Divas Rebeldes

802. “Las explicaciones  de los estilos de vida son como las patatas fritas. La gente insiste en comérselas hasta acabar con toda la bolsa”

Harris, M. (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

803. “El hambre, la guerra, el sexismo, la tortura y la explotación han estado presentes durante toda la historia y la prehistoria”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

804. “Nuestra forma principal de adaptación biológica es la cultura, no la anatomía”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

805. “El mito de la mujer maternal, tierna, pasiva  por instinto, es simplemente un eco creado por la mitología machista concerniente a la crueldad instintiva de los hombres”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

806. “Los componentes seculares y sagrados eran indivisibles, los temas de este mundo y del otro mundo eran inseparables. Política, religión y economía se hallaban fusionadas; el cielo y la tierra se confundían, la naturaleza se desposaba con dios”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

807. “El resultado principal del sistema de caza de brujas (a parte de los cuerpos carbonizados) consistió en que los pobres llegaron a creer que eran víctimas de brujas y diablos en vez de príncipes y papas”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

808. “Para las masas alienadas, inseguras, marginadas, depauperadas, endemoniadas, y hechizadas, el mesías secular promete redención y realización a escala cósmica”

Harris, M (2007) Vacas, cerdos, guerras y brujas.

809. “Me inclino hacia el punto de vista del movimiento de liberación de la mujer que sostiene que la anatomía no es el destino, dando a entender que las diferencias sexuales innatas no pueden explicar la distribución desigual de privilegios y poderes entre hombres y mujeres en las esferas doméstica, económica y política. Los movimientos de liberación de la mujer no niegan que la posesión de ovarios en vez de testículos conduce necesariamente a formas diferentes de experimentar la vida”

Harris, M. (2007) El macho salvaje. En: Vacas, cerdos, guerras y brujas.

810. “Si sólo conociéramos los hechos de la biología y anatomía humanas, no podríamos predecir que las hembras fueran el sexo socialmente subordinado”

Harris, M. (2007) El macho salvaje. En: Vacas, cerdos, guerras y brujas.

811.”Me sé de memoria mi mundo tan estrecho”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

812. “Yo, la mujer perfecta, la reina del hogar, la feliz esposa de su marido, la orgullosa madre de sus hijos, la buena hija de sus padres, la gentil cuñada de sus cuñadas, la amable vecina de sus vecinos, la cumplida ciudadana, la habitante virtuosa de este país, llena de deberes, tapizada de obligaciones, cumpliendo todo a tiempo, de buena manera y con buena cara”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

813.”¡Qué frágil es la empresa humana, qué inestable!”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

814.”¿Sabe de qué me he dado cuenta? De que para ser feliz hay que ser libre, no hay de otra”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

815. “Yo apuesto por el cielo y por el infierno”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

816. “Un baño de luna sobre el pavimento”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

817. “Busco la inspiración en el manantial profundo de mi ser”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

818. “Insomnes en la larga noche de su miedo”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños

819. “Heredé de mi abuela el amor por la tierra”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

820.” Solo nos queda unirnos al silencio”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

821.”Aprendí a leer y mi soledad encontró compañía, el silencio se pobló de voces, el vacío se llenó de fantasías”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños.

822.”Acepté a los incontables seres que me habitan y a las numerosas formas que se gestan dentro de mí”

Sefchovich, S. (2001) La señora de los sueños

823. “Por cada sospechoso de herejía emplean más tinta y papel de lo que llevarí escribir una Biblia entera”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio.

824. “Regaron la ciudad de carteles y anuncios invitando a las gentes a denunicarse a sí mismos o a quien tuvieran por sospechoso de herejía”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

825. “Antes que un moro de buena fe, el Santo Oficio prefiere a un cristiano hecho a la fuerza”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

826. “Hay mucho necio inflado como un buey, pero si le quitas el cuero verás que no hay nada debajo”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

827.”Nosotros, máximos jueces de este Santo Tribunal, y por la gracia de Dios, mandamos le sea dado tormento de acuerdo a modos y formas previstas por los estatutos de la Santa Inquisición”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

828.”Esto de la tortura no es cosa nueva, ni mucho menos, según me ha contado Fray Hernando alguna vez, la Inquisición se vale de ella desde hace muchísimo tiempo, y no por capricho, sino por consejo de sabios y doctores de la Iglesia que han recomendado para hacer cantar a los herejes”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

829. “Había muchos otros papas y doctores de la Iglesia que recomendaban el uso del tormento, ya en sus bulas y concilios, ya en libros y tratados eruditos”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

830. “He oído por ahí que esos que leen demasiado terminan por coger un mal incurable, pues según parece, de tanto estudiar y andar entre libros se les seca la médula del seso y enferman de por vida”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

831. “El hombre que es manso, ese que nunca veréis arrebatarse ni perder los estribos, suele suceder en su alma una tal furia contenida que mas vale no andar cerca cuando estalla”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

832.”Hubo que  ir hasta el cementerio a desenterrar algunos cuerpos, pues ya sabéis que cuando se muere un reo de herejía, el proceso en su contra sigue adelante como cualquier otro, y si por ventura el pobre fiambre es hallado culpable, entonces el Santo Oficio ordena echar fuera el cadáver para quemarlo como Dios manda”

Betanzos, M. (2004) Inquisición: Las cárceles del Santo Oficio

833. “En el principio, Dios creó el chocolate y vió que era bueno. Después separó el de leche del amargo y vio que era mejor”

García, V. (2015) Chocolate sin culpa: Lo que debe saber para amar más al chocolate.

834. “El café hace posible salir de la cama, pero el chocolate hace que valga a pena”

García, V. (2015) Chocolate sin culpa: Lo que debe saber para amar más al chocolate.

835.”En 1569, el papa Pío V – a quien le gustaba el chocolate – declaró que beberlo en Cuaresma no era pecado”

García, V. (2015) Chocolate sin culpa: Lo que debe saber para amar más al chocolate.

836. “Lo que sale de lo ordinario inquieta”

Poniatowska, E. (2014) Leonora.

837. “No hay peor peso que el de las miradas”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

838. “La alquimia – le dice el viejo librero – es un instrumento de conocimiento total y lleva a la liberación”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

839.”La finalidad de la vida no es prosperar sino transformarse. Cuando uno se lanza a lo desconocido, se salva”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

840. “Yo soy Loplop, el pájaro superior, y estoy obsesionado contigo”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

841. “¿Qué es el verano para los bosques? Cambiar sus hojas en palabras”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

842. “En el piso yacen las partes de su cuerpo y no sabe como unirlos ni cuál es la clave para que no vuelvan a irse por su lado”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

843. “Cierra los ojos para evitar la llegada del más insoportable de los sufrimientos: la mirada de los otros”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

844. “La complicidad es un candado”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

845. “Los embrujos alivian el alma o la precipitan al infierno”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

846. “Si no lo pones en palabras, tu cuerpo va a explotar”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

847. “Mientras la palabra exista, nada se va a olvidar y sólo con la palabra tenemos memoria y si hay memoria yo existo”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

848. “Rehacer la vida es deshacerse del pasado”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

849. “El deseo que no se satisface abrasa el cuerpo y vivir encenizada no es vivir”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

850.”Soy ante todo mi cuerpo y ansío una identidad que me desmitifique”

Poniatowska, E. (2014) Leonora

851. “La discriminación se refiere a un trato diferenciado y la violencia a un ejercicio de poder que tiene por objetivo delimitar o lastimar al otro”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

852. “No hay una lucha que sea más importante que la otra en el proyecto de dignificar a la humanidad y de luchar contra las injusticias”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

853. “La dependencia económica vuelve a los individuos más vulnerables frente al abuso del poder y al ejercicio de todas las formas de explotación y violencia”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

854. “Generalmente esta repulsión proviene de la acumulación de frustraciones por parte de los victimarios, quienes justifican que las víctimas merecen o han buscado ser maltratadas”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

855. “La familia como institución constituye un verdadero incubador de prejuicios”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

856. “La manera en cómo se interpreta el pasado permite orientar la mirada que tenemos sobre el presente y el futuro”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

857. “El ser humano es el único animal con sed de justicia y, a la vez, el único capaz de terminar con el planeta”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

858. “ABRIR LOS OJOS, estar alerta a los atentados contra los derechos humanos, no justificarlos y no minimizar sus consecuencias, evitará caer en una forma de alienación”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

859. “Permitir en silencio los gestos de violencia o discriminación es hacerse cómplice de ellos y es dejar la puerta abierta a que las situaciones se repitan una y otra vez”

 Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

860.”Varias situaciones de abuso funcionan porque son escondidas, guardadas bajo secreto y no denunciadas”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

861.”Emanciparse de su barbarie y renunciar a su violencia obliga a afrontar los miedos más profundos”

Hartog, G (2014) Discriminación y violencia: Formas, procesos y alternativas.

862. “El dios no tardó en contestarles, según su costumbre, a través de los sueños”

Fernández, F. (2006) El corazón de Copil. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

863. “Un cuchillo de obsidiana fecundó por primera vez a Coatlicue”

Fernández, F. (2006) El mito de Coatlicue. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

864. “Los cuatro sacerdotes doblaron los pasmosos códices y se retiraron también en silencio para ir a depositar de nuevo en los archivos imperiales, aquello que dejaron escrito los más sabios y más viejos”

Fernández, F. (2006) La llorona. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

865. “Antes del inicio de los tiempos, arriba de los trece cielos, había un lugar conocido como Tamoanchan”

Fernández, F. (2006) Tamoanchan. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

866. “Desde entonces la diosa Xochiquetzalli, cue conocida como Tlazoltéotl (señora de los adúlteros y los desvergonzados). Por su parte, el dios seductor, Tezcatlipoca, fue nombrado Huehuecóyotl (coyote viejo), señor del canto, la danza y de la alegría”

Fernández, F. (2006) Tamoanchan. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

867. “Antes de la creación cuando cada persona era una chispa del fuego de la llama eterna del gran misterio y cuando cayó a la tierra para sembrar a la madre con pesnamientos, ideas y acciones fértiles”

Fernández, F. (2006) Cocopeli. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

868. “Como en la caída los huesos se habían roto en pedazos desiguales, los hombres que creó también fueron de varios tamaños. Ese es el motivo, Serpiente de Obsidiana, por el que puedes ver que dos personas no son exactamente iguales, porque nuestro creador quebró los huesos en su huída de Mictlán”

 Fernández, F. (2006) Quetzalcóatl y la creación del hombre. En: Mitos y leyendas de los aztecas.

869.”Le impactaba siempre la manera fortuita y misteriosa en que se forjaban los destinos” 

Druon, M (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada.

870. “Mantener una lámpara encendida durante toda la noche encima del lecho, vigente durante toda la Edad Media, era una práctica destinada a espantar los malos espíritus”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

871. “¿Sabe alguien la noche en que ha de morir? ¿Sabe la noche en que se volverá loco?”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

872. “Tenía el deber de elegir hombres que entendieran de los asuntos y de saber que las capacidades no se adquirían de la noche a la mañana”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

873. “La virtud de las mujeres es cosa incierta, señor, tanto como su belleza pasajera; pero las provincias permanecen”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

874. “Con menos de sesenta invitados, su mesa le parecía vacía, y con menos de veinte platos por servicio, se creía reducido a un menú de penitencia”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

875. “Usa la alegría como máscara de mimo para cubrir la tragedia de la miseria”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

876. “El hombre de estado, desde las alturas en que ejerce su poder, protegido por todo el aparato legal, policial y militar, no ve al hombre en el condenado que envía a prisión o a la muerte; simplemente ve a un obstáculo”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

877. “Cualquier acto injusto, aún cometido por una justa causa, lleva en sí la maldición”

Druon, M. (2009) Los reyes malditos: II La reina estrangulada

878. “Sería bonito que el médico diagnosticara una cura de sueño”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

879. “El vino me acerca a la tierra y eso me gusta”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

880.”Lo importante que era que sus hijos tuvieran recuerdos de infancia ligados a las casas de antaño, a corredores, pasillos, techos altos y viejas cocinas”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

881. “El trabaja mucho y entrega una enorme suma de dinero mensual a su mujer. Su mínima recompensa es no enterarse de los detalles, pasarse la película de que todo esto anda así por arte de magia”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

882. “Es que me dan escalofríos las vidas de aquellas mujeres sin cuento propio”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

883. “Tengo toda esa nostalgia sujeta como las manos sujetan los tallos de un ramo”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

884. “No sabía cómo insultar a las mujeres sino era a través de su sexo: la forma sagrada de agresión”

Serrano, M (2012) Nosotras que nos queremos tanto.

885. “Una vez perdida la voluntad de vivir, raramente se recuperaba”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

886. “No es el dolor físico lo que nos hiere (y eso se aplica tanto a los niños como a los adultos), sino la humillación y la indignación provocadas por la injusticia, por la cruda irracionalidad de todo aquello”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

887. “Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas, -la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino – para decidir su propio camino”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

888. “En multitud de ocasiones, son las circunstancias excepcionalmente adversas o difíciles, las que otorgan al hombre la oportunidad de crear espiritualmente más allá de sí mismo”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

889. “Nada se ha perdido, aunque pertenezca al pasado, porque nosotros lo hemos abierto al ser y haber sido es también una forma de ser, quizá la forma más segura de ser”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

890. “Habíamos perdido la capacidad de alegrarnos y lentamente teníamos que volver a aprenderla”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

891. “El término espiritual se encuentra ajeno a cualquier connotación religiosa: describe y define (antropológicamente) la dimensión específicamente humana”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

892. “A veces, es normal y saludable cierta dosis de conflictividad”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

893. “La preocupación o la desesperación, por encontrarle a la vida un sentido valioso es una angustia espiritual”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

894. “En las últimas épocas del progreso actual, el hombre ha sufrido otra pérdida nuclear: las tradiciones”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

895. “Obra así, como si vivieras por segunda vez y la primera lo hubieras hecho tan desacertadamente como estás a punto de hacerlo ahora”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

896. “El amor es el único camino para arribar a lo más profundo de la personalidad del hombre”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

897. “La vida cuyo sentido último dependa del azar o de la casualidad para mantenerse vivo seguramente no merece la pena ser vivida”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

898. “Todo lo real se guarda y se archiva en el pasado, de donde se le rescata y se le preserva de la transitoriedad. Pues nada del pasado está irremediablemente perdido: todo se almacena en él irrevocablemente”

Frankl, V. (1979) El hombre en busca de sentido.

899. “La negación de la muerte puede parecer una fórmula para subsanar nuestro dolor, pero de hecho, el efecto es el opuesto”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

900.”No des consejos o explicaciones. La muerte es un misterio”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

901. “Poco a poco la soledad se convierte en agradables momentos a solas para dedicarlos a pensar o ser creativo, para empezar o terminar proyectos que han estado pendientes desde tiempo atrás”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

902. “Permítete sentir y experimentar las emociones que brotan espontáneamente”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

903.”Piensa que hiciste lo mejor que podías en el momento”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

904. “Todos los cambios significativos en la vida implican un proceso de duelo”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

905. “La depresión se define, con frecuencia, como el enojo dirigido hacia adentro”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

906. “Los pensamientos son pensamientos, no se pueden sentir, los sentimientos son sentimientos, no se pueden pensar”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

907. “La muerte es final, y la aceptación de esta realidad es uno de los ajustes más difíciles y dolorosos que tendrás que realizar en toda tu vida” 

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

908. “Lo frágil que es el don de tu propia vida”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

910. “La mayoría de las personas muere en la forma en que vivió”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

911. “La relación emocional más intensa y con frecuencia, más confusa en nuestra vida, es con nosotros mismos”

O’Connor, N. (2007) Déjalos ir con amor: la aceptación del duelo.

912. “Los moribundos suelen tener mucho más sentido del humor que los que viven como sí fueran inmortales”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

913. “La muerte no encaja en un mundo así”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

914. “Un panorama nuevo y muy distinto para que los seres humanos representemos la obra teatral de nuestra vida (y nuestra muerte)”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

915. “Personalmente, las palabras me salvaron”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

916. “En realidad solo vivimos de momento en momento”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

917. “Está permitido que no sepas que hacer ante el dolor”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

918. “La vida maltrata a aquellos que permiten ser maltratados”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

920. “Resulta extraño lo potente que puede ser el llanto”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

921. “El duelo es en esencia, un estado solitario y como cualquier proceso de sanación, requiere tiempo y cuidados”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

922. “Nadie puede curarse en tu lugar, como nadie puede sentir dolor como tú”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

923. “En lo más profundo, todo el mundo sabe que tiene que hacer, pero no siempre se toma el tiempo para pensar en ello”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

924. “Ahí parecen vivir la vida sabiendo que tenemos los días contados”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

925. “Siempre he pensado que enviar una carta es una de las mejores cosas que se pueden hacer”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

926. “Cada muerte deja un vacío con los bordes dentados”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

927. “Las personas que tienden a controlar en exceso su dolor, suelen ser aquellas de las que los amigos no se preocupan, porque parecen “llevarlo” muy bien. Sin embargo, podrían presentar otros síntomas como problemas físicos y estrés”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

928. “Conviene saber que el llanto casi siempre es el mejor consuelo para la persona en duelo”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

929. “El hecho de que existan tantos eufemismos para la palabra muerte, demuestra a la perfección lo incómodos que nos sentimos hablando abiertamente de ella”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

930. “Nunca es demasiado tarde para decirle a alguien que lo tienes en mente. Eso sí: no esperes ninguna respuesta”

Broadbent, A. (2015) Hablemos de la muerte: claves para ayudar a quienes han perdido un ser querido.

931. “El dolor, con todo solo se auyenta con el amor y la presencia silenciosa”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

932. “Mientras la persona está viva, y aún después, siempre habrá algo que hacer”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

933. “La mayor parte del tiempo estuvimos todos cai en absoluto silencio. Ese que sirve, que acompaña, que abraza. Silencio que comunica más que cualquier conversación”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

934. “La muerte no termina la posibilidad de interpelar al otro”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

935. “Cuando somos capaces de ver nuestro propio miedo, como si fuéramos un espectador de nuestra vida, es fácil redimirnos, perdonarnos, reconciliarnos con nosotros mismos”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

936. “Abrazar el dolor, es probablemente una de las cosas más útiles que podamos hacer, aún cuando es una de las más difíciles de explicar”

Clericó, C. (2008) Morir en sábado.

937. “¿Cuántas cosas hay que no se comunican verbalmente, que han de ser sentidas, experimentadas, vistas y son muy difíciles de expresar con palabras”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

938. “Qué pasa con el hombre en una sociedad empeñada en ignorar o eludir a la muerte”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

939. “Quizás tengamos que volver al ser humano individual y empezar desde el principio: intentar concebir nuestra propia muerte y aprender a afrontar este acontecimiento trágico pero inevitable con menos irracionalidad y menos miedo”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

940. “El hombre no quiere pensar en el fin de su vida en la tierra y solo de vez en cuando y sin mucha profundidad pensará un momento en la posibilidad de su muerte”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

941. “Cuando más luchan por esquivar la muerte inevitable, cuanto más traten de negarla, más difícil les será llegar a esta fase final de aceptación con paz y dignidad”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

942. “Sería muy útil que hubiera más gente que hablara de la muerte como una parte intrínseca de la vida”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

943. “Un paciente tiene derecho a morir en paz y con dignidad. No debería ser utilizado para satisfacer nuestras propias necesidades cuando sus deseos son opuestos a los nuestros”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

944. “Dejemos que el pariente hable, llore o grite si es necesario

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

945. “En este mundo dominado por los mecanismos y los números, se encuentran tan privados de estas amabilidades que no es sorprendente que un pequeño toque de humanidad provoque una respuesta tan abrumadora”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

946. “La decatexis es la señal de la muerte inminente y nos permitió predecir la muerte próxima de varios pacientes que no daban ninguno o pocos indicios de ella desde el punto de vista médico”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

947. “Los que tienen la fortaleza y el amor suficientes para sentarse junto a un paciente moribundo en el silencio que va más allá de las palabras, sabrán que ese momento no es espantoso ni doloroso, sino el pacífico cese del funcionamiento del cuerpo”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

948. “Observar la muerte pacífica de un ser humano nos recuerda la caída de una estrella; en un cielo inmenso, una de entre un millón de luces brilla solo unos momentos y desaparece para siempre en la noche perpetua”

Kübler-Ross, E. (2013) Sobre la muerte y los moribundos: alivio al sufrimiento psicológico.

949. “En cuanto disponía de un momento libre cogía un libro y leía. Por más trabajo que tuviera, por más dura que fuese mi vida, por más agotado que estuviese, leer un libro, lo mismo que escuchar música, continuó siendo, siempre, un gran placer. El único placer que nadie podía arrebatarme”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

950. “La vida es un misterio”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

951. “Son como las viejas amistadesl del pasado. Quizás ya no quedemos y charlemos, pero jamás olvido su existencia”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

952. “Y esto que escribo soy yo”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

953. “Cultura es comunicación – me dijo- lo que no se puede expresar no existe”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

954. “¿Sabes? 100 años después de mi muerte, nadie recordará siquiera que haya existido”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

955. “Pero la dirección del tiempo cambia. ¿De verdad lo crees? Algún día…”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

956. “Y sobre la eternidad, nosotros lo desconocemos todo. Aunque podamos hacer conjeturas sobre su sombra”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

957. “O que unas polillas gigantescas acababan de diseminar polvo de oro”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973

958. “Volviendo la vista atrás, la muerte había echado sus raíces en cada rincón del enorme terreno”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973

959. “Para las negras pilastras sepulcrales no existía ni el murmullo del viento que hacía temblar las hojas, ni el olor, ni ningún tentáculo tendido hacia las tinieblas. Parecían árboles sin tiempo. No poseían ni pensamientos, ni palabras que pudieran guiarlos”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973

960. “En nuestro corazón hay innumerables pozos abiertos que sobrevuelan los pájaros”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973

961. “Un cementerio de viejos sueños”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973

962. “Las cosas que han nacido de la nada han vuelto a su lugar de origen”

Murakami, H. (2015) Escucha la canción del viento y Pinball 1973.

963. “Confieso que en lo personal he sentido una suerte de conmiseración o desdén por quienes no beben con fruición, del mismo modo desprecio al borracho que rueda por el piso de un bar o en una fiesta”

Ávilés, R. (2015) Destilados a fondo: lo que debes saber para gozar de los licores y destilados.

964. “La distancia más grande que existe en el mundo es aquella que separa la mente del corazón y aunque son sólo unos 40 centímetros, hay mucho de cierto en ese dicho”

Roccatagliata, S. (2006) Un hijo no puede morir: La experiencia de seguir viviendo.

965. “Nuestra sociedad no nos prepara para enfrentar el dolor, para consolar y menos para responder a las pérdidas”

Roccatagliata, S. (2006) Un hijo no puede morir: La experiencia de seguir viviendo.

966. “Nuevamente sentí que el ciclo de la vida se repetía en la descendencia de la descendencia”

Roccatagliata, S. (2006) Un hijo no puede morir: La experiencia de seguir viviendo.

967. “El tiempo para amar, vivir, compartir, conversar y perdonar no de puede dejar para después”

Roccatagliata, S. (2006) Un hijo no puede morir: La experiencia de seguir viviendo.

968. “Para la mayoría de las latinoamericanas la carga de una sociedad patriarcal es mayor que para sus hermanas europeas”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

969. “Nuestro concepto de divinidad es, a pesar de todas las justificadas objeciones, claramente masculino, y por tanto tiene una relación directa con la minusvalorización de lo femenino en nuestra cultura”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

970. “Los seres humanos y las cosas revelan sus secretos a la mirada de la sabiduría”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

971. “Eva constituye la típica mujer de un patriarca”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

972. “Lo oscuro, lo anclado en la tierra, lo secreto, la muerte como parte de la naturaleza, el eros, la magia y la sanación, todo ello, reprimido en nuestra cultura, pertenece al ser femenino y legitimó una vez su poder”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

973. “Sofía como arquetipo de lo femenino puede dormitar, desaparecer por un tiempo de la corriente principal de la cultura religiosa, pero no se deja destruir”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

974. “La Diosa como Gran Madre  no solo era origen de toda criatura, de todo lo que nacía y moría, sino que tenía el cosmos en sus manos”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

975. “Yahvé tuvo que reafirmarse contra el orden matriarcal o, mejor dicho, contra la ley femenina de la naturaleza”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

976. “La tragedia de las mujeres en un mundo gobernado por hombres y la violencia continuada contra ellas existe aún en nuestros días”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

977. “En el juego se renueva el mundo”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

978. “La creencia de que ambos sexos habían estado unidos en un ser andrógino, mitad hombre, mitad mujer, es una intuición muy antigua de la humanidad”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

979. “La violencia tiene su origen en la violación del sexo femenino ocurrida en tiempos prehistóricos”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

980. “Estas artes sofiánicas, que pretenden crear una relación de amor entre las personas y de las personas con la tierra, buscan convertirnos en seres completos”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

981. “Las palabras que no se escuchan se pierden en el vacío. Las palabras que no reciben respuestas carecen de sustancia. La palabra florece solo a través de una relación de amor. Y el amor solo puede arraigar donde se intercambian las palabras

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

982. · “La energía divina contenida en esa experiencias  vitales tiene cara de mujer”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

983. “En el arquetipo de la Diosa se contienen todos los aspectos del bien y del mal, de la entrega generosa y del poder de destrucción”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

984. “Al principio de todas las culturas existía la palabra”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

985. “Cuando buscan a Sofía, se buscan a sí mismas”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

986. “Ellas no necesitan ocultar nada ante las demás, se saben aceptadas con todas sus heridas, todas sus imperfecciones y todos los defectos”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

987. “Las mujeres buscan encontrar su propia voz a través de la escritura”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

988. “El hecho de que el baile como oración corporal no haya sido excluido por completo del ámbito de lo sagrado se lo debemos al interés de las mujeres por meditar a través de la danza”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

989. “La capacidad amatoria de la mujer se ha definido durante demasiado tiempo en términos de sus funciones biológicas y de servicio al hombre”

Schaup, S. (1999) Sofía: Aspectos de lo divino femenino.

990. “El duelo como proceso de reconstrucción de significados”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

991. “Perdemos algo con cada paso que avanzamos en el viaje de la vida”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

 992. “La ausencia de rituales continuados de apoyo durante el largo período de reajuste que sigue a una pérdida, complica este proceso”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

993. “Solemos estar poco dispuestos a abrazar el dolor que provoca la pérdida el tiempo suficiente para aprender las lecciones que nos enseña”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

994.”La muerte transforma las relaciones, en lugar de ponerles fin”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

995.”Una parte de nosotros muere cada vez que perdemos un ser querido”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

996. “Vivimos nuestras vidas como historias. Al igual que las novelas, nuestras vidas tienen comienzos, desarrollos y finales”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

997. “La capacidad para compartir con otras personas los propios sentimientos e historias sobre la pérdida, tiene propiedades curativas”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

998. “Si somos capaces de aceptar a nivel emocional e intelectual la idea de que nosotros también vamos a morir, podemos hacer que cada día cuente”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

999. “No somos conscientes de las  expectativas implícitas que asignamos a una relación en particular hasta que la perdemos”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

1000. “El proceso fundamental de la experiencia del duelo es el intento de reconstruir el propio mundo de significados”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

1001. “El duelo se ha comparado frecuentemente con un viaje, transmitiendo la idea de que entramos en él en un punto determinado y atravesamos un territorio desolado y extraño antes de volver, con suerte, a un lugar cerca del punto de partida”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

1002. “La tormenta ahora viaja conmigo y no puedo cobijarme de esta tempestad con puertas o paredes”

Neimeyer, R. (2014) Aprender de la pérdida: una guía para afrontar el duelo.

1003. “Su nombre ardía como un incendio en su interior”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1004. “Él no era para cosas que atan. Para cosas que encierran”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1005. “Una cosa era ser reservado, pero no tene nombre… Qué horrible, qué triste”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1006. “No es lo mismo la verdad que lo que desearíamos que fuera verdad”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1007. “Mirándolo todo sin tener ni idea de lo que implica una mirada”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1008. “Nueve décimas partes de la alquimia eran química. Y nueve décimas partes de la química, consistían en esperar”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1009. “La sutil contemplación del silencio de las cosas”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1010. “Primero te arreglas tú. Luego tu casa. Luego tu rincón del cielo”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1011. “¿Acaso no merecía todo tener su lugar adecuado?”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1012. “Aquel no era el momento para suplicarle favores a la luna”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1013. “Ella había aprendido mucho tiempo atrás la esencia de la alquimia. La había estudiado antes de llegar a entender la verdadera forma del mundo”

Rothfuss, P (2015) La música del silencio

1014. “Esperar y ver que dice el dictamen final del tiempo”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida.

1015. “Cada proceso de duelo conlleva un análisis de vida y que, a través de él adquieres mayor conocimiento”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida.

1016. “El dolor de perder lo que amas es la tarifa a pagar por el viaje de la vida”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida.

1017. “Lo que fuiste ayer, es una piel en la que tu ya no habitas”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1018. “Un duelo se transita no se muda uno a vivir en él”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1019. ” El verdadero amor habilita para vivir apun sin la presencia de la persona amada, porque su paso por nuestra vida ha sido tan importante y con una energía tan linda que deja reservas para seguirse usando incluso cuando la persona ha partido”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1020. “Qué seas sólo tú, y nadie más que tú quien juzgue tu desempeño con los demás y contigo mismo en esta vida”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1021.”Lo que realmente complica el duelo es la distancia, el pleito y la lejanía emocional de no haberse visto en años, no haberse concedido perdones y dicho te quieros”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1022. “La vida hay que buscarla y también hay que producírnosla”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1023. “El significado de las personas en nuestra vida y ese amor se va transformando, pero no se pierde con la no presencia de alguien”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1024. “La muerte no se lleva consigo biografías, ni memorias ni el tiempo compartido”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1025. “Sabemos con quien nos casamos, pero nunca de quien nos divorciaremos”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1026. “La sociedad como ente no favorece el duelo sano, fomenta la victimización; critica y juzga sin saber”

Pérez, G. (2015) Viajar por la vida

1027. “Es doloroso ver la realidad como es y no como quisiéramos que fuera. Éste es el origen del sufrimiento”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1028. “No le tengas lástima a alguien que está pasando por un momento difícil. La lástima inhabilita”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1029. “Cuando le pedimos a alguien que no llore no significa que llorar le haga daño, quiere decir que nosotros no sabemos qué hacer con sus lágrimas”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1030. “La no presencia cala hasta los huesos y es muy inhabilitante”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1031. “Lo que una enfermedad larga nos proporciona es un tiempo de preparación para el hecho inevitable de la muerte”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1032. “En los adultos este tiempo debería ser invertido en que el anciano se exprese sobre la muerte, lo que para él significa y si hay miedo al respecto”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1033. “Hice lo mejor que pude con los recursos que tenía y las circunstancias a mi alrededor, hoy lo haría mejor porque he crecido”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1034. “No hay nada más difícil que vivir con alguien que no es feliz y trata de cobrarle su felicidad a los demás integrantes de la familia”

Pérez, G. (2011) Cómo curar un corazón roto.

1034. “Ahora no queremos llorar, no sabemos consolar y por lo tanto no podemos despedirnos”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía: Una invitación para aceptar la muerte y abrazar la vida.

1035. “Hay poca gente que ve en la muerte la posibilidad de estar más atento al paso de la vida”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía: Una invitación para aceptar la muerte y abrazar la vida.

1036. “Hablar de nuestros muertos es mantenerlos vivos”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1037. “Querer a alguien implica preparate o arriesgarte al dolor de la separación”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1038. “En esta sociedad donde los valores esenciales se centran en la productividad y los logros  y la conquista, no hay lugar para la muerte, que es mas bien considerada un fracaso”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1039. “El ser humano vive con más intensidad cuando se sabe mortal”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1040. “¿Cómo vivir esta vida que valga la pena, sabiendo que tiene un final?”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1041. “Tener una vida espiritual, lo cual no necesariamente implica practicar una religión”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1042. “No hablar de la muerte al lado de la vida es no darnos la oportunidad de reflexionar con conocimiento y con tiempo sobre este tema tan trascendente en nuestra existencia”

Álvarez, A.; Cerón, E. (2015) Un adiós en armonía.

1043. “Conocía el nombre de todas las cosas y todas las cosas estaban a sus órdenes”

Rothfuss, P (2012) El nombre del viento.

1044. “Para él los nombres tenían importancia”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1045. “En otoño todo está cansado y mas dispuesto a morir”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1046. “Te sorprendería la cantidad de verdades que se esconden en las canciones infantiles”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1047. “Encontró los nombres que todas las cosas poseían ya”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1048. “Así fue como aprendí a amar las buenas palabras”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1049. “Estaba buscando el nombre del viento”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1050. “Si pretendes imponerle tu voluntad al mundo debes controlar tu capacidad de creer”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1051. “Cuanto más parecidos son dos objetos, mayor es su relación simpática. Cuanto mayor es la relación, más fácilmente se influencian uno a otro”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1051. “El día que empezamos a preocuparnos por el futuro es el día que dejamos atrás nuestra infancia”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1052. “La Universidad era como la corte de los Fata para la mayoría de los niños; un lugar mítico reservado para soñar con él”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1053. “Las palabras tienen que encontrar la mente de un hombre si pretenden llegar a su corazón”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1054. “¿Quien conoce los giros internos de tu nombre?”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1055. “Quizas la mayor facultad que posee nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1056. “Olía cuero viejo, a pergamino y a secretos olvidados”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1057. “Me sentía contentísimo, perdido entre infinidad de libros”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1057. “Había otras puertas cerradas, lugares donde se guardaban objetos peligrosos, donde dormían viejos y olvidados secretos”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1058. “Me asaltaba una pena tan infinita y vacía que creía que me asfixiaba”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1059. “La música es una amante orgullosa y temperamental”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1060. “Un momento de la mente equivale a nueve del fuego”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1061. “Todos los cuentos tienen profundas raíces en la realidad”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1062. “El vino es lo mejor para un corazón adolorido”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1063. “Los nombres dan forma al mundo, y un hombre que puede pronunciarlos va camino del poder”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1064. “Todos tenemos dos mentes: una mente despierta y una mente dormida. Nuestra mente despierta es la que piensa, habla y razona. Pero la mente dormida es más poderosa. Ella ve en lo más profundo de las cosas”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1065. “La naturaleza de los nombres no se puede describir; solo se puede experimentar y entender”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1066. “Las palabras son pálidas sombras de nombres olvidados”

Rothfuss, P. (2012) El nombre del viento.

1067. “Mientras más íntima, importante e intensa sea la relación afectiva con el ser u objeto querido, mayor será el efecto devastador de su pérdida”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1068. “El propio acto de confidenciar algo es saludable en sí mismo”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1069. “Es muy común que los adultos le resten importancia al duelo de los niños”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1070. “Cuando el duelo no es un duelo normal, la vivencia traumática se convierte en un tabú. Nadie en la familia habla de ello”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1071. “La pérdida perinatal es un importante trauma para ambos padres”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1072. “La pérdida es el tema principal que caracteriza a las experiencias emocionales de los ancianos”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1073. “En los casos de suicidio, el cual es visto como tabú en nuestra sociedad, se atribuye un estigma no solo a la víctima, sino a toda la familia”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1074. “Toda persona necesita tener información con relación a las circunstancias de la muerte, más aún cuando se trata de una muerte infringida”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1075. “La vergüenza asociada al estigma es uno de los sentimientos más difíciles de sobrellevar”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1076. “La mejor manera de sobrellevar el duelo, es, en primer lugar, darse derecho a tenerlo”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1077. “Esto de amar a los seres queridos más allá de su presencia física, es decir, amarlos sin necesidad de tener que verlos, tiene de por sí, un efecto analgésico”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1078. “El llanto actúa como una válvula liberadora de angustia”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1079. “Es conveniente “rescatar” a los muertos de su muerte y “desenterrarlos” emocionalmente”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1080. “La magnitud del afecto por el muerto no se mide en términos de la duración de la tristeza, intensidad de la reacción o perpetuación de la incapacidad para volver a distraerse y disfrutar”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1801. “El acompañamiento espiritual es la práctica de reconocer, acoger y dar espacio al diálogo interior del sufriente, para que él mismo pueda dar voz a sus preguntas y vida a sus respuestas; se trata de ayudarle a despertar o a sacar a la luz el anhelo, la búsqueda interior”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1083. “Aunque resulte muy doloroso y difícil hablar de la muerte con el niño, es mejor hacerlo lo antes posible, de forma natural y sin eufemismos”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1084. “Una tarea necesaria para que el duelo concluya de manera satisfactoria, es la vivencia de emociones hasta “vaciar” el dolor”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1085. “Cada pérdida vivida nos recordaría profundamente nuestra condición de mortales y que nuestro paso por este mundo es temporal y efímero”

Grau, J.; García, C.; Vargas, E. (2015) Perder, sufrir y seguir el proceso de duelo.

1086. “La muerte era como un vecino desagradable, no hablas de él por temor a que te oyera y decidiera pasar a hacerte una visita”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1087. “En muchos aspectos el amor más insensato es el amor más verdadero”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1088. “Tienes una piedra en el corazón, y hay días en que pesa tanto que no se puede hacer nada”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1089. “Soy adorable como la luna”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1090. “Nuestros nombres nos dan forma y que nosotros damos forma a nuestros nombres”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1091. “Vuestra mente dormida es lo bastante vasta y virgen para contener los nombres de las cosas”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1092. “El deseo de conocimiento forma al hombre”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1093. “Alumnos con libertad para entrar a estanterías, venís, leeís un libro hasta la mitad y lo escondeis para poder aseguir leyendo cuando os convenga”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1094. “Lo más importante que aprendí, fue que no era un mero almacén lleno de libros”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1095. “Por lo visto hay un sinfín de bicharracos que adornan los libros: unos devoran el pergamino y el cuero y otros tienen afición al papel”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1096. “Debes olvidarte del mundo y confiar en que el mundo te devuelva el favor”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1097. “¿Sabe de que trataba la clase de ayer de Elodín? Dal negó con la cabeza. De la diferencia entre estar desnudo y estar en cueros”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1098. “Los nombres reflejan la verdadera comprensión de una cosa, y cuando comprendes de verdad una cosa, tienes poder sobre ella”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1099. “Todo conocimiento explícito es conocimiento traducido, y toda traducción es imperfecta”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1100. “Por que si bien vuestros labios hablen el mismo idioma, vuestros corazones no”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1101. “Eres mi puerto seguro en un mar infinito y tempestuoso”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1102.”Apenas tenía su propio nombre, y hasta eso se había gastado y deshilachado con los años.”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio

1103. “¿Para qué contar una historia sino es para distraer? Para ayudarnos a recordar. Para enseñarnos”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1104. “Mirar demasiado puede impedirte ver”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1105. “Por muy duro que trabajes, y por muy buenas que sean tus intenciones, las cosechas no crecen si no tienes semillas con que empezar”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1106. “Cuando alguien te cuenta un trozo de su vida, te está haciendo un regalo, y no dándote lo que te debe”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1107. “Las historias contienen toda la verdad del mundo”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1108. “Todo hombre sabio teme tres cosas: La tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1109. “Siempre he preferido las noches sin luna. A oscuras es más fácil hablar”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1110. “Hay secretos de la boca y secretos del corazón”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1111. “Las preguntas que no podemos contestar son las que más nos enseñan”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1112. “Para aprender a escuchar como es debido tienes que alejarte mucho de la gente”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1113. “Notaba el nombre de la luna dentro, revoloteando como una palomilla contra el cristal de una ventana”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1114. “Eran una especie de palomillas. Palomillas con luminiscencia en las alas”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1115. “Habia quienes paseaban con los ojos abiertos. Sabían todos los nombres profundos de las cosas”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1116. “¿Qué nos queda cuando nos faltan las palabras?”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1118. “Honorable creadora de nombres”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1119. “Era la única persona que yo conocía que podía mirarte así, como si fueras un libro que él hojeaba  distraídamente”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1120. “Si quieres saber quien eres, camina hasta que no haya nadie que sepa tu nombre”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1121. “Amo las palabras por lo que son capaces de conseguir”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1122. “A veces, lo único que puedes hacer es marcharte”

Rothfuss, P. (2015) El temor de un hombre sabio.

1123. “A medida que los hombres van cumpliendo años cambian el instinto sexual que decae por el amor a la gastronomía”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1124. “Creíamos que nuestro mundo era infinito”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1125. “Se encontró consigo misma y pensó que debía armar su rostro”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1126. “Por primera vez se preguntaba sobre el sentido de traer hijos al mundo”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1127. “¿Cómo no vas a dudar de la vida si aún no sabemos para qué sirve?”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1128. “Esa complicada fusión que a veces hace el intelecto cuando decide confundirse con las ingobernables emociones”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1129. “Creía firmemente que todo ser humano, con o sin conocimiento de ello, tiene un lugar impreso en el alma”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1130. “No hagas nada bajo el influjo de una inspiración nocturna, son las inspiraciones más traicioneras”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1131. “Infinitas posibilidades, siempre: un futuro peregrino”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1132. “Ferozmente terrenal es la pobreza, terrena el hambre, terreno el miedo, terrena la enfermedad”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1133. “El fin de todos nosotros como tribu”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1134. “La felicidad deja muy tenues huellas, son los días negros los que quedan prolijamente documentados y nos mortifican de un modo duradero”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1135. “Caigo en la cuenta de que me quedan las puras vocales, se me emboscan las consonantes”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1136. “Aquella paciencia inmemorial de las mujees de tu estirpe”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1137. “Quizás hay cosas que ya te sucedieron por última vez y no lo sabes”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1138. “Necesito la libertad de un cuento propio”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1139. “Salieron a la noche, y toneladas de azul cayeron sobre sus ojos”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1140. “El único síntoma demostrativo de que un ser humano ha superado el pasado; que éste deje de doler”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1141. “Cuéntales del parto que te ha significado escribir sobre el pasado”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1142. “Su cuerpo será siempre un tesoro privado”

Serrano, M. (2015) Hasta siempre, mujercitas.

1143. “Cada viaje comienza con un sólo paso”

Hunter, E. (2015) Los gatos guerreros: La primera profesía. Aurora

1144. “Esto no es el final. Es un principio”

Hunter, E. (2015) Los gatos guerreros: La primera profesía. Aurora

1145. “Escuchar al corazón produce grandes cosas”

Hunter, E. (2015) Los gatos guerreros: La primera profesía. Aurora

1146. “Todo es mínimo, suficiente, preciso”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1147. “El cielo de las solitarias hará callada vigilia”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1148. “Siente una vez más su cuerpo como un estuche cerrado que no debe abrirse, para que no se desparramen las joyas guardadas ahí”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1149. “Alcanzada la autonomía, se quedaron a medio camino entre el amor romántico y la desprotección”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1150. “La memoria es más potente que el recuerdo. La memoria quedará en los textos, el recuerdo no”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1151. “Debe aprender a vivir con otros fantasmas multiplicadamente inombrables”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1152. “Las famosas brujas. Debiéramos reivindicar esa palabra. Apuesto a que a todas nos han llamado así alguna vez”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1152. “Lo que nosotras tratamos de enterrar es la tristeza, no las emociones”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1153. “Es que las mujeres en manada son la destrucción del encanto”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1154. “Sus propósitos se le escapan de las manos con un aullido de loba”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1155. “No hay más que la tinta de la noche. La oscuridad conforta, ejerce su compasión al escondernos”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1156. “La única forma de vivir abierta a tomar el destino en las manos para que no se arranque, es estar alerta a las sincronías que en él se den”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1157. ¿Has pensado que somos amantes por el mismo orificio por el que somos madres?”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1158. “Siempre mujeres en busca de reparación”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1159. “¡Qué color diverso tiene el abandono cuando es seco!”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1160. “Pero duerme ahora, duerme creyendo que eludir el dolor no se paga”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1161. “Pero en el dolor ya no hay palabras que frenar, porque en el dolor no hay lenguaje”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1162. “Porque nosotras no somos como la economía social de mercado o los estados totalitarios, a nosotras no nos pueden cambiar ni reemplazar, ni derribar. Nuestro proceso es irreversible. Por eso somos la verdadera revolución”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1163. “Cultura es todo lo que un hombre puede construir con el polvo y las estrellas”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1164. “Las mujeres en general son alegres cuando conviven entre ellas, piensa, y tienen una enorme capacidad de reirse de sí mismas”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1165. “El inmenso esfuerzo que toda mujer hace sea cual sea su situación, para no abandonar su cuerpo”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1166. “Este latido tuyo recorriéndome”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1167. “Llamó al impulso, al único que podía interrogar, para preguntarle como sacarse del cuerpo estos anhelos ancestrales”

Serrano, M. (2012) El albergue de las mujeres tristes

1168. La moral conoce una sola ley, que es una ley no escrita, la ley del amor por el prójimo en cuanto a miembro de la misma humanidad”

Frosini, V.  (1997) Derechos Humanos y Bioética.

1169.”La aceptación pasiva de la infelicidad, ha sido considerada, sin embargo, como una condición natural del hombre en sociedad y hasta a veces ha sido considerada como fuente de elevación moral”

Frosini, V.  (1997) Derechos Humanos y Bioética.

1170. “Esta metamorfosis del hombre natural con el hombre artificial, o sea, condicionado no solo por las leyes de la naturaleza, sino también por la intervensión tecnológica a partir del nacimiento mismo por fecundación artificial, hasta la prolongación artificial de las funciones vitales, ha tenido sus repercusiones no solo en el plano teórico de la imagen espiritual del hombre, sino también en el plano práctico de sus comportamientos y relaciones sociales regulados por el derecho”

Frosini, V.  (1997) Derechos Humanos y Bioética.

1171. “Las mujeres que viven en un estado permanente de ansiedad y temor de la violencia inminente, o que sufren las consecuencias físicas y psicológicas de actos y conductas violentas, se ven privadas de los más básicos principios para el ser humano, que son los del gozo y la libertad”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1172. “En el plano mundial, la violencia contra la mujer sigue siendo uno de los temas más preocupantes, ya que es nociva para las mujeres, sus familias y comunidades a niveles incalculablemente profundos”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1173. “El acceso a la educación de mujeres y niñas solo combate parcialmente las cuestiones de fondo mientras no se confronte también de forma apropiada la discriminación de género en el trabajo”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1174. “Decir que el empoderamiento de las mujeres y las niñas es un factor crítico para elevar la evolución social de la humanidad en conjunto no es ninguna exageración”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1175 “Los indicadores de la magnitud de la violencia que sufren las mujeres en la actualidad en todo el mundo son numerosos, horrorosos y totalmente inaceptables”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1176. “Algunas formas de violencia pueden conducir a trastornos médicos crónicos”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1177. “La violencia contra las mujeres es una conducta que se aprende, se agrava y perpetua debido a la influencia de tradiciones culturales, normas sociales, locales y nacionales, y que se ve reforzada con la difusión masiva de estereotipos negativos por los medios de comunicación”

Internacional  Socialista de Mujeres (2016) Visión de la ISM. 60a Sesión.

1178. “Cada día nos desruimos, cada día mueren partes de nuestro organismo biológico; cada una de nuestras células lleva en su programación su propia muerte, y así, nos acercamos a nuestro fin”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1179. “Se hunde inexorablemente en un pozo  negro y cenagoso, y así la aventura de vivir se convierte en contradicción intrínseca y sarcástica”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1180. “Suele ser la sociedad a través de un sistema hospitalario, la que decide cuándo y después de qué mutilaciones e indignidades se puede uno morir”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1181. “Prolongar artificialmente los achaques cuando el individuo mismo se opone, es la razón de la sinrazón”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1182. “No cabe duda que la destrucción y corrupción en vida es una forma de humillación; la cual resulta cada vez más insidiosa con las nuevas tecnologías médicas”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1183. “En un tiempo la vida y la muerte eran naturalez, hoy la vida y la muerte tienden a ser artificiales; quizás mañana sean definitiva antinaturales”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1184. “Si regulamos la entrada de la vida ¿no podremos regular también la salida?”

Rodríguez, M. (2010) ¿Eutanasia o autanasia?

1185. “No cabe duda de que la imagen que actualmente tenemos de las brujas está bastante lastrada por la influencia del cristianismo y la versión. – y aversión – que de ella tuvo la inquisición”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1186. “La bruja folklórica es la mujer sabia, hechicera, pagana, adivina redomada, con poderes visibles y con domicilio desconocido, mientras que la bruja satánica es todo eso mas el IVA del pacto diabólico pasado por la licuadora de la iglesia”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1187. “Las hechiceras han de tener por derecho propio, un capítulo en la historia de la medicina”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1188. “Las referencias a la Eva bíblica y el mito de Pandora serán el origen, desde la perspectiva hebrea y griega, de que las mujeres eran portadoras de calamidades como una plaga de aspectos negativos”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1189. “Son ritos católicos pero cargados de un alto contenido de magia. Ya que estas supersticiones profundas no se podían erradicar, se transformaron hábilmente dentro de la liturgia cristiana”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1190. “Muchas personas usaban su razón para que el mundo progresara mientras otras utilizaban la sinrazón para seguir difundiendo supersticiones y argumentos radicales que impedían que el conocimiento avanzara en la dirección adecuada”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería

1191. “Lo que hace a la brujería algo tan repulsivo y moralmente peor que el fascismo y el nazismo no es la cantidad de víctimas que se produjeron, sino que el clero fuera el que dirigiera las persecusiones, matara o perdonara a las brujas en nombre de dios y del cristianismo, mientras que los juristas, jueces, eruditos y científicos las sancionaban en nombre de la razón”

Callejo, J (2006) Breve historia de la brujería.

1192. “Los documentos de casos debrujería casi siempre contienen la siguiente fórmula eufemística: Y así ha confirmado, por su propia voluntad, la confesión arrancada bajo tortura”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1193. “En Alemania, los protestantes encabezados por Lutero rivalizaron con los católicos en ver quien quemaba más brujas  y ganaron los primeros”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1194. “La astrología y la nigromancia eran asignaturas formales en algunas universidades”

Callejo, J. (2006) Breve historia de la brujería.

1195. “Cuando estás al final de tu vida y miras hacia atrás, no para valorar los días fáciles, sino los más duros, las tormentas de tu vida, te das cuentas de que en realidad son los dias más duros los que te han hecho lo que eres hoy”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

1196. “Con verdadero amor y atención, se puede ayudar seriamente a las personas y conseguir que muchos de ellos sanen”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

1197. “Si no usais la cabeza, el corazón y el alma, no ayudareis a un sólo ser humano”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

1198. “No deberáis cubrir a vuestros hijos, que no deberías protegerlos porque no podeis, al fin y al cabo hacerlo. Lo único que conseguireis es protegeros a vosotros mismos mientras impedís que vuestros hijos tengan una oportunidad para crecer y prepararse para la vida”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

1999. “Eso es esencialmente, lo que necesitamos aprender. A encontrar el tiempo para las cosas esenciales”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2000. “Todas las experiencias que tienen todos los seres humanos del mundo, tienen un propósito”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2001. “El trabajo de duelo es: “Ojalá hubiera hecho esto o lo otro”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2002. “Si estáis preparado paras las experiencias espirituales, y no teneis miedo, entonces las encontrareis por vosotros mismos”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2003. “Siempre conseguireis lo que necesitais, pero no siempre conseguireis lo que quereis”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2004. “Si no te dejan llorar, tendrás problemas cuando seas mayor, porque estás sentados sobre tus lágrimas, años y años, asustado, pensando que si lloras vas a tener más problemas”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2005. “¿Qué tipo de condiciones os pusieron? Te querré si apruebas el examen… si tal, tal, tal. Y mas tarde, de adultos, vamos siempre con estos condicionales y entonces nos prostituimos a nosotros mismos”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2006. “Desde la desesperación no puedes aprender a amarte”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2007. “Salir aplastada o pulida”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2008. “Aprenden que si hacen cosas que te complacen, entonces obtendran lo que quieren, esto no es amor”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2009. “Haced lo que realmente querráis hacer vosotros. No lo que vuestra madre, vuestro padre, el sacerdote o quien sea os aconseje”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2010. “¿Sabeis lo que es vivir en un hogar donde alguien se esté ahogando en autocompasión? Te pone enfermo. Quieres irte. Alejarte de esa persona”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2011. “A las lágrimas hay que dejarlas salir, no os las debeis tragar. Si os tragais las lágrimas, os vas a volver unos adultos adobados en autocompasión”

Kübler-Ross, E. (2016) Morir es de vital importancia.

2012. “Su voz era una apetecible invitación al estrangulamiento”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2013.” Me asqueaba la novela en  especial, y acostado escupí lo más lejos que pude arrojar el libro por la ventana. Pero fallé”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2014. “Y yo en el centro de todo como un títere con los hilos rotos”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2015. “Si inclino la cabeza, ¿qué pasa? Nada. Siempre me pregunté que si en lugar de masa encefálica no tendría algún líquido dentro de mi cerebro”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2016. “Esperaban mi respuesta como acertado colofón”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2017. “Que miedo tan idiota ante la muerte, es lo único digno de estudiarse en esta vida”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2018. “Su casa estaba llena de oscuridad como nosotros”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2019. “La soledad, triste muy triste, se adueñó de mi, al caminar acompañado de la noche”

Agustín, J. (2004) La tumba.

2020. “Los últimos meses aquellas paredes  se habían cargado de una atmósfera opresiva a causa de todo aquello de lo que no se hablaba, pero que esperaba el momento oportuno para salir a relucir”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2021. “Ella solo tenía estropeada el alma, y eso no podía arreglarse con un bisturí, así que dejaron de intentarlo”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2022. “Es a los 15 cuando te dan el manual que contiene todas las respuestas sobre la vida, el infinito y la eternidad. ¿No?”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2023. “Quizás su apatía se debía a que su vaso de desgracias ya estaba colmado”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2024. “En casa se encontraría con el mismo vacío, la misma soledad. No habría ahí nadie que la abrazara, que le acariciara la cabeza… todos aquellos gestos sin importancia que todo su cuerpo pedía a gritos”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2025. “Se había cortado a diario. De forma más dura y brutal que nunca. Más hondo en su propia carne, hasta que veía como se abría la piel antes de esculpir la sangre que circulaba por debajo”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2026. “Una banda de imbéciles con encefalograma plano”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2027. “Un poco de rutina de lunes. Un poco de vida predecible. Lo cotidiano”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2028. “Apagaba la luz. Y cerraba con llave. Y era entonces cuando el mal campaba a sus anchas dominando sus sentidos”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2029 “La biblioteca estaba tranquila y silenciosa aquel lunes por la mañana”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2030. “Dolor por lo frágil e insignificante que resulta a veces el ser humano”

Läckberg, C. (2013) Crimen en directo.

2031. “El sonido que emiten al fallecer es dulce, a pesar de que se trata del ruido de la muerte”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2032. “Y para seguir con vida, cada mañana tendré que darle cuerda a mi corazón”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2033. “Para mi cumpleaños me regalaron un hámster. Le puse cunnilingus”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2034. “¡Sé imprudente y, sobre todo, entrégate sin reservas!”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2035. “En tu mano tienes una carta maestra, tu corazón”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2036. “Tiene rincones en su corazón que permanecerán cerrados para siempre”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2037. “Si regresara a casa, procuraría no aplastar esos sueños con mi cabeza pesada poblada de tantas preocupaciones de adulto”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2038. “Observo mi viejo corazón, destrozado”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2039. “Volver al tiempo en que amaba sin estrategias, cuando me arrojaba de cabeza sn miedo de estrellarme contra mis sueños”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2040. “Esta vez no le daré solo la llave, sino el corazón entero, con la esperanza de que le apetezca de nuevo reparar el amor conmigo”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2041. “Soy una especie de discapacitado del gran amor, y se supone que mi corazón postizo no es capaz de aguantar el terremoto emocional que siento cuando la veo, pero, qué le voy a hacer, late por usted”

Malzieu, M. (2010) La mecánica del corazón.

2042. “El papel del bibliotecario en el fomento, promoción y animación de la lectura es de mediador”

Palacios, B. (2014) Introducción a la lectura y su promoción en la bibliotca pública.

2043. “Hay un potencial transformador en los cuentos”

Palacios, B.

2044. “En el mundo protestante, incluso en los hogares más modestos de Europa y América del Norte, una biblia y un almanaque eran los únicos libros existentes en casa, y eran leídos en familia una y otra vez”

Palacios, B.

2045. “La lectura suele ser una actividad íntima, un diálogo interior silencioso”

Palacios, B.

2046. “La poesía, cuando ésta formaba parte de la oración y el rito, de la invocación y el conjuro, cuando era importante contar y cantar”

Palacios. B.

2047. “Orientar a alguien como lector, exige convicción e interés personal en el hecho de que la lectura tiene sentido”.

Palacios, B.

2048. “La naturaleza era eterna y digna d econfianza; hermosa y benévola en su trato a los demás; era clemente”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2049. “Uno puede darse a la negatividad y buscar a quien culpar, o puede elegir sanar y continuar amando”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2050. “Hay un Hitler en todos nosotros”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2051. “Comprendí que no se puede contar con el futuro. La vida está en el presente”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2052. “Tal vez el principal obstáculo que nos impide comprender la muerte es que nuestro inconsciente es incapaz de aceptar que nuestra existencia deba terminar”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2053. “Verá, la muerte no es una desconocida para mí. Es una vieja, vieja conocida”

Kübler-Ross, E. (1997) La rueda de la vida.

2054. “Nunca había imaginado que el infierno fuera un lugar tan limpio”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2055. “Soy un objeto de coleccionista”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2056. “El vampiro que me chupa la sangre no es otro que yo mismo”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2057. “Me acurruco en el cofre de la noche que siempre ha sido el mas acogedor”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2058. “¡Ocles! ¡Dama Ocles, para resumir! Mi espada es de sobra conocida”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2059. “Vivir con ella es un poco como tener derecho a adoptar un animal mágico”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2060. “Ahora Dama Ocles me sigue como mi sombra. Por todas partes. Todo el tiempo”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2061. “Deambulamos como dos enamorados medio muertos”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2062. “Pilotan los botes salvavidas con sus pequeños timones entre tempestades de desamparo”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2063. “Ir a husmear a una librería sin pensar en nada más que en encontrar un buen libro”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2064. “Ver como el amanecer borra la luna con su goma en forma de nube”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2065. “Los rompientes parten en pedazos los cuerpos de las sirenas adormecidas contra el casto de mi esquife”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2066. “Suya es la pesada tarea de esparcir unas briznas de luz por los cuatro costados del infierno, ahí donde los ángeles caidos hacen autostop con la mano desnuda”

 Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2067. “Soy un vampiro al que le gusta la luz porque la memoria de mis sensaciones de ser humano no han desaparecido del todo”

 Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2068. “Estar rodeado de libros me reconforta. Si te gusta leer, ese lugar es una auténtica cueva de Alí Babá. Como un desván mágico dentro de un árbol cuyas hojas serían libros”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama.

2069. “Regresa el amor envuelto en celofán”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama

2070. “La poesía es el desierto del espíritu”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama

2071.”Las manos hincadas en el cielo y los pies anclados en la tierra firme”

Malzieu, M. (2016) Diario de un vampiro en pijama

2072. “Está prohibido derrumbarse”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor.

2073. “Soy Jack el Gigante, doctor en sombrología, médico de las sombras”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor.

2074. “Porque las sombras, amigo, son puertas abiertas al país de los muertos”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor.

2075. “Me gustan los libros que caben en los bolsillos, que se pueden acarrear, amar, prestar, doblar una esquina, dar, volver a comprar para leer los fragmentos preferidos”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor.

2076. “Los libros son accesorios no accesorios para luchar contra la noche eterna”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor.

2077. “Creo que se me ha roto el mecanismo de los párpados, ya no puedo cerrarlos”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2078. “Cargamos nuestros corazones como bolas de preso hechas de carne”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2079. “No me queda sangre, tengo noche en las venas, negra y helada”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2080. “Un  sueño roto bien pegado puede volverse aún mas bello y sólido”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2081. “Toma, aquí tienes estrellas rotas recibén cogidas del cielo y un trozo de luna”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2082. “La sombras son pasadizos hacia el mundo de la noche, del invierno y el país de los muertos”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2083. “Todo me da en la cara a la vez: la muerte, el frío, el miedo”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2084. “Sus pies raíces plantados en la tierra y sus dedos atrapados entre las estrellas”

Malzieu, M. (2011) La alargada sombra del amor

2085. “La opinión que las personas tienen de tí es un problema suyo, no tuyo”

Kübler-Ross (2003) La muerte un amanecer.

2086. “Eraís vosotros mismos vuestros peores enemigos”

Kübler-Ross (2003) La muerte un amanecer.

2087. “El conocimiento solo no ayuda a nadie”

Kübler-Ross (2003) La muerte un amanecer.

2088. “Todo sufrimiento genera crecimiento”

Kübler-Ross (2003) La muerte un amanecer.

2089. “Nadie debería vivir en función de lo que otros han dicho que hay que hacer”

Kübler-Ross (2003) La muerte un amanecer.

2090. “Detrás de sus párpados cerrados, las luces de las luciérnagas le recordaban la noche”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2091. “A veces una mujer debía salvarse a sí misma”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2092. “Una cosa era decirlo y otra que el corazón lo creyera y dejara de mandar señales de dolor el espíritu”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2093. “El laberinto de la conciencia nos resulta un misterio”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2094. “Se le ocurrió que las casas mueren cuando dejan de alimentarse de la energía de sus dueños”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2095. “Era una historia que esperaba con paciencia. Que esperaba ser”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2096. “Sabía que se existían historias que se leían en libros, con palabras en negro sobre hojas blancas. Éstas no le interesaban, porque una vez impresas eran imborrables. Cada lector debía seguir con exactitud en orden de las palabras que se le indicaban en esas páginas, hasta llegar, todos sin remedio y por igual, al mismo desenlace”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2097. “Te retiras de algun lugar, te despides de alguien y acto seguido, esa existencia que dejaste atrás se paraliza por tu ausencia”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2098. “La vida no ofrecía garantías, y que por más planes que uno hiciera, eventos ajenos podían echarlos a perder”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2099. “Ábrete que la vida espera. Ábrete para que la vida llegue”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2100″Había salido insomne y atormentado por el llamado incesante de las muchas voces del diablo que viajaban en el viento”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2101. “Entendiendo por primera vez quizá, y de primera mano, el verdadero significado de la muerte: que no hay marcha atrás y que lo que no se dijo a tiempo, jamás se dirá”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2102. “Nadie la cuidó esa noche. Y se fue. Se fue violentamente. La torturaron en vida. Le sacaron las ilusiones por los ojos. Le exhalaron la risa de su boca. La apretaron hasta que el alma misma se le escapó por los poros. La arrancaron de la vida”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2103. “Las vacías horas de la noche pasan y no en balde, porque en su crueldad sin tregua no adminten descansos, dan mucho que pensar y exigen mucho, porque es entonces cuando el miedo da más miedo, sí, pero también cuando los pesares se hacen más profundos y lo que se hizo o se dejó de hacer se lamenta mas”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2104. “Ni aún en la vejez se permitiría convertirse en la sombra de nadie. Nunca quedaría a la deriva, a merced de las decisiones de otros”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2105. “Lo importante que era escuchar: escuchar lo que la vida a veces susurra al oído, al corazón o a la tripa”

Segovia, S. (2015) El murmullo de las abejas.

2006.”Bajo la tenue luz de la lámpara, ambos brillaban como si fueran sendas estatuas de ébano de un dios pagano”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2107. “En el interior del recinto de la finca todo era orden, encanto y belleza, mientras que afuera se hallaba la monstruosidad del mundo real”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2108. “La mayorìa fueron ahuyentados por su feminismo”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2109. “Le dijo a Fitz que Maud se daría cuenta de su error al comportarse de aquel modo cuando conociese a un hombre autoritario de verdad”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2110. “Es una feminista, una sufragista y una inconformista social. No es esposa apropiada para nadie”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2111.” Era lo que la había convertido en sufragista: sabía que las niñas nunca conseguirían una educación decente hasta que las mujeres tuvieran derecho al voto”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2112. “Cualquier hombre adinerado de clase alta podía lograr que encerrasen a una mujer de su familia sin demasiada dificultad”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2113.  “Se suponía que no debía ir a ningun parte sin acompañante. Los hombres fingian que era porque les preocupaba mucho la protección de sus mujeres, pero en realidad se trataba de una forma de control”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2114. “En la lucha por la igualdad de derecho para las mujeres, algunas veces también había que luchar  contra las propias mujeres”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2115. “Una sola de esas mujeres tenía mas derecho al voto que diez hombres juntos”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2116. “Comprarían uno o dos cuadros modernos y vistosos, tal vez de expresionistas austriacos, para escandalizar a la generación previa y establecerse como una pareja progresista”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2117. “Recordó lo mucho que le gustaba el toma y daca de las discusiones”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2118. “La capacidad de escuchar a gente inteligente que no está de acuerdo contigo es un talento difícil de encontrar”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2119. “Las vejaciones a las que sometemos a los demas regresan, tarde o temprano, para torturarte”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2120. “Como todos los bibliotecarios, no soportaba que la gente escribiera en los libros, ero en este caso hizo una excepción”

Follett, K. (2015) La caída de los gigantes.

2121. “En resumidas cuentas, cualquier cosa le vaía con tal de que fuese un libro”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2122. “Seguramente era por culpa de la luz matinal, que siempre lo descompone todo”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2123. “Como cuando a un reloj de arena se le acaba la arena, siempre viene alguien como tu a darle vuelta”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2124. “Seguramente hay un pueblo naíf en alguna parte, con su carnicería naíf donde cortan el jamón cocido naíf. Si le parece naíf beber whisky por la mañana temprano, bebe todo lo que te apetezca”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2125. “Lo peor de que te arrojen a un universo con una lógica distinta es que las conversaciones se eternizan”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2126. “La verdadera quimera es el conocimiento”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2127. “La negación del conocimiento también implica la negación del lenguaje. Cuando los dos pilares del humanismo occidental, el conocimiento individual y la continuidad  evolutiva, pierden su significado, le ocurre lo mismo al lenguaje”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2128. “Una pequeña polilla que se había colado por alguna parte aleteaba como un trozo de papel mecido por el viento”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2129. “Los fragmentos de tiempo estático se apilaban sobre el suelo en capas de vida descolorida”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2130. “En algún momento se había producido un desliz y mi yo verdadero había dejado de ser el yo real”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2131.”A veces el lado ovino y el lado humano chocan entre sí”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2132. “Todo transcurría ajeno a mí. Todo fluía ajeno a mi existencia; ajeno a la existencia de cualquiera”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2133. “Aunque a lo mejor era yo el que había repetido el gesto del yo que se hallaba en el espejo”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2134. “Es curioso contemplar tu vida como si fuera una vida ajena”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2135. “Si hubiera un país de las generalizaciones, tu serías el rey”

Murakami, H. (2016) La caza del carnero salvaje.

2136. “Tenía que ser otra la música de mi sangre”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2137. “Me lanzó de nuevo esa sonrisa de encantadora de serpientes y no respondió”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2138. “Un jardín secreto en tus ojos. Solo tú me podrás ver donde no estoy”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2139. “Ella abría un hueco en el tiempo, como si de pronto un segundo se convirtiera en una fruta madura partida por la mitad, y en ese territorio apetecible nos atrapaba con el sabor de sus palabras”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2140. “La alcoba y la biblioteca son jardines de deseos”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2141. “Comprender a quien se desea es una aventura llena de equívocos, de errancias y de errores, a veces afortunados, la mayoría de las veces no”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2142. “Algunas semillas abren en la tierra la puerta que lleva a lo invisible y por ahí entra una planta”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2143. “Cuando busco en ti y hasta en los pliegues de tus sueños las más breves sonrisas de la luna”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2144. “El guardián de la gran biblioteca subterránea de Mogador”

Ruy, A. (2010) Los jardines secretos de Mogador.

2145. “De esta manera nació la idea de un ataúd con ruedas”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2146. “Mi cerebro es un disco duro lleno de crepúsculos disfrazados de auroras boreales.

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2147. “Acaban de depositar en mis manos el reloj de arena del tiempo que me queda por vivir”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2148. “Me llamo Endorfina, susurra mientras desliza su mano cubierta de plumas sobre la mía”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2149. “¿Estoy soñando o me propone un pacto faustiano?”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2150. “Cuando uno canta se abre a las emociones que le traspasan y a la vez se mantiene conectado a las notas que requiere alcanzar”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2151. “Nuestras sombras se anudan y desanudan a través del polvo de la luna”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2152. “Fotografiar a sus fantasmas le llevará a domesticarlos”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2153. “El éxito de la transformación también dependerá de su capacidad para dejarse poseer por otro yo, su verdadero yo”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2154. “Respiro lentamente e intento detener la máquina de pensar que nos pega al suelo”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2155. “¿Hiciste estallar tu alma en pedazos y la repartiste por los globos de helio y a mí me corresponde ocuparme de todo esto?”

Malzieu, M. (2014) Metamorfosis en el cielo.

2156. “Su historia, no es sino un accidente que igual sirve de epílogo o prefacio”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2157. “Cuando la quiebra asoma la nariz, el pobre va a la iglesia y el rico a la terapia”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2158. “Casi todas las cartas contienen cuando menos una apuesta, mas allá de su nueva expectativa”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2159. “La paranoia es un miedo con ecos”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2160. “La verdad es poliédrica y contradictoria. Necesita más de un punto de vista para aspirar de lejos la precisión”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2161. “Amar es inventar, en nombre de un instinto crédulo, mentiroso y antojadizo que encuentra en el azar un mapa de mensajes del destino”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2162. “No hay romance sin rehenes, promesa sin chantaje, caricia sin maniobra”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2163. “Lo bueno del tormento psicológico es que el cliente se lo aplica solo”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2164. “La crueldad no requiere del talento para hacer su trabajo”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2165. “Detrás de cada game over, filosofa contento, siempre hay otro play again”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2166. “Como si al soñar viajara uno sin límites por el espacio, el tiempo, la memoria, el destino”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2167. “¿No es el remordimiento la etiqueta moral de la sobrevivencia?”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2168. “Eludir el penoso camino que va de la autoestma al autoestigma”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2169. “Uno llama al demonio, tal como a sus fantasías o a sus muertos, en la confianza de que nadie vendrá”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2170. “¿Qué paraíso es aquel donde resulta un crímen comerte una manzana y sobrevives bajo el ojo ubicuo de un administrador omnipotente?

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2171. “¿Que es el infierno, al fin, sino un edén caduco?

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2172. “El amor se parece a un jarrón chino cuando los dos encuentran que a su nosotros le han crecido comillas”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2173. “¿No es mala educación que te hable con la boca llena de besos?

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2174. “Ya estuvo bueno de gastar tanta tinta en tan poco hombre”

Velazco, X. (2016) Los años sabandija

2175. “Semejante al sonido de su impaciencia cuando se esforzaba por comprender su razón de ser”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2176. “El misterio del final de todo aquello era la posibilidde de regresar al principio”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2177. “La muerte es de una simplicidad terrible”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2178. “No creas que la eternidad es un regalo”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2179. “Poco a poco se darán cuenta de todo lo que saben. Lo tienen dentro. Solo deben encontrarlo”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2180. “Tu piensas que yo soy culpable de cuanto ha acontecido por que te di a comer la fruta del árbol del conocimiento. Podrías haber negado a comerla”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2181. “Observó que la oscuridad del cielo estaba salpicada de agujeros que dejaban pasar la luz”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2182. “No oírla era hacer que no existiera, dejarla sola”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2183. “Se que dentro de mí hay un mar que la luna llena y vacía”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2184. “Una lenta revelación, una sucesión de sueños e intuiciones acumlándose en un sitio anterior a las palabras”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2185. “La vida alimentándose de la muerte”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2186. “Le gustó la sensación de que nada sino su pensamientos fueran de ella”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2187. “Su temor más grande era vomitar un día de tantos, un monstruo marino”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2188. “La eternidad no necesita del conocimiento”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2189. “Convirtió su intuición por la tierra y sus frutos en un certero conocimiento de las plantas”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2190. “Las manos se nos llenaron de señas, de ganas de dibujarnos cosas ininteligibles en el cuerpo”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2191. “Algo ganamos al perder la eternidad del jardín. Amor, lo llamamos”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2192. “Lloró con un llanto que ululaba como el viento, como si una tormenta hubiera tomado posesión de ella y sus rayos y truenos la estuviesen destrozando”

Belli, G. (2014) El infinito en la palma de la mano.

2192. “La vida va hacia la muerte y a lo sumo podemos aspirar a que llegue despacio e imperceptiblemente”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2193. “Si cada uno pudiera acompañar el programa biológico que marca la especie con un programa personal acerca de cómo aprovechar mejor el trozo de vida que le toca, seguramente el envejecer y la muerte no serían vividos como una bomba de tiempo”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2194. “Aceptar el ciclo de vida y la finitudo, al mismo tiempo que se mantiene un espíritu joven”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2195. “Estas personalidades, asentadas en el narcisismo de llegar primero, de ser el primero (y si no, no serás nada) son las que no ayudan a un envejecimiento normal”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2196. “Hablar del otoño de la vida es pensar en un ciclo vital de estaciones que terminan en el invierno de la muerte. De acuerdo a esta idea la vejez es concebida como su antesala”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2197. “La muerte se va colando por los resquicios de lo que uno deja sin vivir”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2198. “Solo si somos capaces de prevenir en nosotros mismos un envejecer patológico, revisando nuestra condición humana podemos comprender en qué consiste la tarea preventiva en el envejecer”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2199. “Mantener la flexibilidad en todos los órdenes de la vida”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2200. “Este efecto inquietante del espejo – el de reconocernos y desconocernos a la vez-“

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2201. “Los antepasados, dejan como herencia aquello que tuvo palabras y fue reprimido, olvidado, negado y aquello que nunca las tuvo. Aquello que no fue ligado, se acarrea de generación en generación buscando quien lo represente. Cada uno de nosotros es portador de cargas generacionales”

Zarebski, G. (2005) Hacia un buen envejecer.

2202. “Las emociones nos señalan algo importante, nos señalan la profundidad de la integración de la experiencia”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2203. “Tienes que dejarte guiar por lo que te dice el corazón, pero eso no implica no tener en cuenta lo que te dice la razón”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2204. “Hablar de la muerte no la precipita. Hablar de la muerte no es morirse”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2205. “¿Dónde hemos aprendido que el dolor debe rodearse de un muro de silencio?”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2206. “Tu modelo de gestión del dolor es el que tuviste en tu familia, en tu entorno social y en tu colegio”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2207. “Llorar no tiene efectos secundarios adversos, al contrario: libera el exceso de tensión, reduce la presión sanguínea, produce distensión muscular y tiene efecto sedante y antidepresivo”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2208. “Ir con prisas es un manera de no vivir la realidad del momento presente: hablar de prisa, llenarse de tareas, estar estresado permanentemente”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2209. “No quieras ir de prisa en el duelo, el único lugar al que tienes que llegar es a ti”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2210.”Las personas en duelo suelen recibir muy poco contacto”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2211. “Pensamos en función del modo en que alimentamos nuestra mente”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2212. “Las mujeres de la familia eran las que limpiaban el cuerpo del fallecido, lo vestían y lo preparaban para el funeral”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2213. “Tenemos que rendirnos totalmente ante la vida”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2214. “Los pensamientos más negros son los que se ocultan en el corazón, donde se hacen más grandes”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2215. “Nuestros sentimientos de culpa en muchos casos, guardan relación con nuestras fantasías de ser omnipotentes, de poder controlarlo todo, nuestro destino y el de nuestros seres queridos”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2216. “Existe un grado de soledad necesaria para construirnos como personas”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2217. “La lectura tiene un efecto normalizador y también de cura emocional”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2218.”El alimento del alma nunca llega desde la razón”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2219. “El ritual abre un diálogo entre lo consciente y lo inconsciente, y los significados pueden darse de manera compartida”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2220. “Una apertura del corazón a toda resistencia, un dejarse ir sin explicaciones, sin un para qué; una aceptación incondicional de lo inevitable y de lo que forma parte indisoluble de la experiencia de la vida”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2221. “Cuando perdemos a un ser querido, no solo lloramos por lo que ha perdido el oro, sino también por lo que nosotros ya no recibiremos nunca más y nos resultaba tan necesario”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2222. “Tus emociones son estados cuya función consiste en perpetuar el mito sobre quien eres”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2223. “El duelo, la posibilidad de perder a un ser querido, la conciencia de que tenemos un tiempo limitado, de la transitoriedad de las relaciones o de afrontar nuestra propia muerte, disipan la niebla sobre quienes somos y nos interpelan sobre quienes deberíamos ser”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2224. “Por más que nos enfademos cuando descubrimos que no podemos controlarlo todo”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2225. “No podemos proteger a nuestros seres queridos, solo podemos amarlos”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2226. “Cuando tienes expectativas sobre las personas, la relación se orienta a controlarlos con el fin de conseguir aquello que esperas de ellas”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2227. “El amor del tipo te quiero solo si estás conmigo, o me admiras, o me sirves, es un fraude”

Payás, A. (2016) El mensaje de las lágrimas.

2228. “Identifica a la mujer con madre y esposa, con lo que cercena toda posibilidad de realización personal y culpabiliza a todas aquellas que no son felices viviendo solamente para los demás”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2229. “El discurso Nazi sobre las mujeres, las célebres 3K al menos (kinder, kirche, kürdes que significan niños, iglesia, cocina, traducidas en España por las 3C, casa calceta y cocina)”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2230. “El feminismo fue floreciendo en cada lugar del mundo con sus características, tiempos y necesidades propias”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2231. “Innovaron la teoría feminista al insistir en la subversión del lenguaje masculino, la reivindicación de la escritura femenina y la creación de un saber femenino”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2232. “No hay nada más ajeno al feminismo que lo políticamente correcto”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2233. “En Pekín, por primera vez en la historia, se dijo alto y claro, y quedó por escrito que los derechos de las mujeres son derechos humanos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2234. “La pobreza, cada vez tiene más rostro de mujer”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2235. “El feminismo está ausente en los grandes medios de comunicación, en internet se encuentra el mejor instrumento para comunicar y comunicarse”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2236. “Trabajan con la pasión que indunde la verdad personal”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2237. “Reconquistada la libertad que les había sido arrebatada – aunque no para todas ni en todo el mundo -, estaban puestas las bases para despegar”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2238. “Lo que nos une y queda pendiente para todas las mujeres, de todos los rincones del mundo, es hacer realidad que los derechos de las mujeres son derechos humanos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2239. “La preocupación de las mujeres por su propia realidad y la voluntad de modificarla y de reflexionar de forma colectiva”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2240. “No hay ámbito de la actividad humana en la que el feminismo no esté trabajando”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2241. “Representan las mujeres que, sin reconocerse feministas, realizan una práctica diaria – en su trabajo, en sus casas, en su participación pública y en sus relaciones de amistad o de pareja – de afirmación de autonomía, de espacios de libertad. Mujeres conscientes de sus derechos a los que no quieren reunciar y sí ejercer.

Habría que escuchar a las mujeres del mundo, porque, por fin, ellas deberían tener la palabra”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2242. “Miles de mujeres pensaban que el maltrato era normal, y que debían callar y aguantar porque lo que pasaba entre las cuatro paredes de su casa no le importaba a nadie”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2243. “El lenguaje también es un buen ejemplo del sexismo cultural vigente”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2244. “Parece que los varones son insustituibles, y las mujeres intercambiables”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2245. “La autoridad para el feminismo, tiene que ver con el respeto, con el prestigio, con el reconocimiento de las mujeres como creadoras de cultura y pensamiento”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2246. “Respetarse, darse crédito unas a otras y trabajar juntas es la fórmula más eficaz para acabar con el dominio patriarcal, y de paso, mejorar la autoestima como colectivo y como persona”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2247. ” Es difícil destruir lo que uno mismo ha cuidado”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2248. “Si hay baja natalidad es porque el hombre no ha querido participar en el cuidado de los hijos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2249. “Se culpa a las mujeres de la baja natalidad porque es mucho más cómodo”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2250. “La maternidad continua siendo un obstáculo para el desarrollo profesional de muchas mujeres. Además estafadas en el reparto de los tiempos, para buena parte de las mujeres, el ocio, es simplemente, un sueño”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2251. “Hoy en día lo único estable es estar de paso permanentemente”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2252. “El modelo de globalización actual confunde progreso humano con desarrollo tecnológico, acumulación ilimitada de riqueza con felicidad, y deseos, con cualquier clase de capricho que el dinero y la tecnología pueden proporcionar al margen de una mínima justicia social”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2253. “Todo sistema de dominación elabora una ideología que lo explica y justifica”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2254. “La violencia de  pareja está rodeada de prejuicios que condenan de antemano a las mujeres y justifican a los hombres violentos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2255. “La anorexia no se cura equilibrando el peso de la enferma, hay que equilibrar a la persona, y de paso a una sociedad que esclaviza a las mujeres que quisieron ser libres y están presas de la moda, doblegadas por una cultura que las predetermina, que les impide la libertad de ser, de elegir su propio destino”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2256. “Son las enfermas del desencanto de un mundo que un día les susurró que eran mujeres libres cuando solo pretendía esclavas, sumisas consumistas, adornos bonitos sin fuerzas para correr ni músculos para luchar”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2257. “Los cosméticos solo son problema cuando las mujeres se sienten invisibles o inútiles sin ellos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2258. “Los fabricantes de cremas, aparatos de ejercicios, cepillos para la piel y sumplementeos ditéticos ganan todo un paston gracias al disgusto, atentamente cultivado, que sienten las mujeres por sus propios cuerpos”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2259. “El mito de la belleza tiene mucho que ver con la salud de las mujeres, especialmente con la salud mental por las repercusiones que acarrea”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2260. “El malestar emocional de las mujeres, está medicalizado”

Varela, N. (2013) Feminismo para principiantes.

2261. “La vida se debe tomar con gratitud”

Sepúlveda, L. (2016) Historia de un perro llamado leal.

2262. “La naturaleza se alegra con su presencia, y lo único que pide es que se nombren sus portentos con palabras bellas, con amor”

Sepúlveda, L. (2016) Historia de un perro llamado leal.

2263. “Aullo porque la voz del dolor jamás se olvida”

Sepúlveda, L. (2016) Historia de un perro llamado leal.

2264. “Me apuntó con el índice como si se dispusiera a enunciar los 10 mandamientos del pescador de sirenas”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2265. “Había hecho crecer una extraña flor en el fondo del agujero de de óbus que me servía de corazón”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2266. “Reaparecer después de tanto luchar por ello, y  tener la impresión de o haber existido nunca”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2267. “No amar demasiado, esa era la clave para no desaparece demasiado, para no sufrir demasiado”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2268. “Creo que después de haberme encendido y apagado tantas veces, mi cuerpo ya no soporta el amor”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2269. “Respeto las dosis homeopáticas de amor que me he prescrito”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2270. “Los ojos del corazón se acostumbran a la oscuridad e incluso la luz más suave se vuelve cegadora”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2271. “Para pretender ayudar a los demás, antes era necesario salvarse a uno mismo”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2272. “Mi cerebro es una casa de campo para demonios. Vienen a menudo y cada vez son mas numerosos. Se preparan aperitivos con el licor de mis angustias”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2273. “Cuando has vivido demasiado tiempo con un búnker en lugar de corazón, te acostumbras a la oscuridad”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2274. “Pescar en el fondo de sus ojos durante el amor”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2275. “Solo el beso más pequeño nunca visto había logrado infiltrarse significativamente en los intersticios del hormigón armado que había vertido en mis arterias”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2276. “Mi gran amor estaba de vuelta ¡Llegada del país de mis fantasías!”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2277. “La bomba de amor y yo quedábamos regularmente en la gendarmería de los sentimientos”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2278. “Vivía en la cumbre de una montaña de contradicciones”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2279. “Mi cerebro y mi corazón debían de estar cargando un nuevo software emocional para descifrar toda aquella información”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2280. “Inicié trabajos a gran escala para pacer de mi corazón un lugar más confortable”

Malzieu, M. (2016) El beso más pequeño.

2281. “Hay mujeres cuya compañía invita al silencio, porque saben compartirlo, y no hay nada más difícil ni mas generoso”

Sepúlveda, L. (2008) Café Miramar. En: La lámpara de Aladino.

2282. “La hermenéutica de los amigos consiste en respetar los silencios del otro”

Sepúlveda, L. (2008) Hotel Z. En: La lámpara de Aladino.

2283. “Soy un hombre de paso que no deja huellas, dejo espejos”

Sepúlveda, L. (2008) Hotel Z. En: La lámpara de Aladino.

2284. “Declaró que no debía ser molestado porque estaba en cuarentena de amor”

Sepúlveda, L. (2008)  Hotel Z. En: La lámpara de Aladino.

2285. “Con el talante de los individuos condenados a los amores sin respuesta”

Sepúlveda, L. (2008)  Hotel Z. En: La lámpara de Aladino.

2286. “A veces el vino es la manifestación líquida del silencio”

Sepúlveda, L. (2008)  Cena con poetas muertos. En: La lámpara de Aladino.

2287. “Unas veces se me agotó el amor y no supe como reanimarlo, otras veces se me enfrió y no supe con que fuego calentarlo”

Sepúlveda, L. (2008)  ¡Ding-dong, ding-dong!, son las cosas del amor. En: La lámpara de Aladino.

2288. “Curiosa época para el amor esta en la que todos rehuyen el compromiso”

Rodríguez, P. (2001) En Busca del útero perdido.

2289. “Las mujeres emancipadas no quieren aceptar viejos vasallajes, y los hombres, nada tontos, no sueltan sus coronas”

Rodríguez, P. (2001) En Busca del útero perdido.

2290. “Las relaciones humanas se unen o se rompen por causa de acontecimientos que parecen insignificantes”

Rodríguez, P. (2001) En Busca del útero perdido.

2291. “Se reconoce siempre en el destino de la maternidad, el poder inagotable de la creación”

Rodríguez, P. (2001) En Busca del útero perdido.

2292. “Nunca pensó que las palabras y el papel pesaran tanto”

Rodríguez, P. (2001) En Busca del útero perdido.

2293. “Lo fundamental siempre es saber quién eres tu, y a dónde vas y qué viaje estás haciendo en tu propia historia”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2294. “La cercanía del final solo me sirve de acicate para exprimir la vida a tope”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2295. “Una puede sentirse humiillada, sentirse puta, sentirse tonta, sentirse enamorada, sentirse sumisa, sentirse zorra y mil cosas mas, pero nunca, nunca nunca, puede ni debe sentirse ridícula”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2996. “Cualidad que tenemos las mujeres cuando observamos al hombre que nos interesa. Vemos indefinido detalle alrededor. Cuando miramos al hombre que elegimos, algo nos lo extrae de la multitud, cuando camina hacia nosotra, algo especial nos lo hace nítido y centrado, mientras el resto queda en el halo de un entorno borroso”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2997. ” Me niego a creer que no exista algo de sobrenatural en una mujer sola a las cuatro de la mañana, recién salida de la casa de su amante y perdida en el universo como sobre el filo de una cuchilla”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2998. “La única obligación es ser yo misma”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

2999. “Buscando sus propios trocitos para recomponerse”

Ayers, J. (2011) Secretos de una mujer casada.

3000. “Platicar con ella es como platicar con una máquina de risas enlatadas”

Herrera, C. (2016) Mujer que piensa.

3001. “La sociedad primero reintegra a un feminicida que a una adúltera”

Herrera, C. (2016) Mujer que piensa.

3002. “¿Quién fue la que dijo que si alguna vez veíamos al marido con otra no le dijéramos porque ella era una mujer felizmente mantenida?

Herrera, C. (2016) Mujer que piensa.

3003. “Al final del día la belleza se acaba pero la estupidez es infinita”

Herrera, C. (2016) Mujer que piensa.

3004. “El fin de una relación sentimental es como un llanto sin muerto. Sobre todo cuando es inesperada. Da lugar a una especie d cuadriplejia emocional porque todo ese amor está ahí; suspendido, atrapado, perdido sin objetivos, y se quiere mover pero no puede”

Herrera, C. (2016) Mujer que piensa.

“Al hablar hacemos saltar los vocablos como los domadores de circo a los tigres y a los leones, después de haber rebajado su fiereza con la morfina o el cloroformo”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Misión es esto: la conciencia que cada hombre tiene de su más auténtico ser que está llamado a realizar”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La vida da mucho quehacer, y el mayor de todos, acertar a hacer lo que hay que hacer”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La figura de vida y el tipo de humano quehacer que es ser bibliotecario preexistía a cada uno de vosotros y os bastaba mirar en torno para hallarlo”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“El quehacer del bibliotecario ha variado siempre en rigurosa función de lo que el libro significaba como necesidad social”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“En los albores del Renacimiento empieza a delinearse sobre el área de lo público, a diferenciarse de los otros tipos genéricos de la vida, el gálibo del bibliotecario”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La ilusión del libro, la esperanza en el libro no eran ya un contenido de esta o la otra vida individual, sino que poseían el carácter anónimo, impersonal, propio a toda vigencia colectiva”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La sociedad democrática es hija del libro, es el triunfo del libro escrito por el hombre escritor sobre el libro revelado por Dios y sobre el libro de las leyes dictadas por la autocracia”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Hay una extraña propensión en los hombres a alimentarse, sobre todo, de vaguedades”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Hay, pues, que agarrarse a él como a una roca de salvación”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“El libro se hace socialmente imprescindible”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La memoria no es capaz siquiera de conservar todas nuestras propias ideas e importa mucho que podamos conservar las de otros hombres”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Todo tigre es un primer tigre”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Fuera tan importante añadir al instrumento que es la idea un instrumento que facilitase la dificultad de conservar todas las ideas. Este instrumento es el libro”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“La realidad total que es nuestra vida, el volumen íntegro de la historia, ha aumentado prodigiosamente la frecuencia de sus cambios; por tanto, su movimiento absoluto, su progreso”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Las ciencias, al engrosar fabulosamente y multiplicarse y especializarse, rebasan las capacidades de adquisición que el hombre posee y le acongojan y oprimen como plagas de la naturaleza”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Tendrá el bibliotecario del porvenir que dirigir al lector no especializado por la selva selvaggia de los libros y ser el médico, el higienista de sus lecturas”

Ortega y Gasset, (2005) Misión del Bibliotecario.

“Uno puede demorarse toda una vida en despertar a su condición original, a su dios interior”

Jodorowsky, C. (2007) El collar del tigre.

“Me tenía que despojar de los códigos educativos, de las inhibiciones, repeticiones, mitos y conclusiones emocionales que se habían ido implantando en la memoria psíquica de mi estirpe desde hacía generaciones” 

Jodorowsky, C. (2003) El collar del tigre.

 “La genealogía es un lenguaje de precisión matemática, un sistema de repeticiones con fechas, enfermedades, muertes, situaciones y nombres: mapas neurológicos que se recorren y transmiten de generación en generación”

Jodorowsky, C. (2007) El collar del tigre.

Anuncios

2 comentarios sobre “Recordando letras

  1. El mundo es un salón del que es preciso salir cortés y honrosamente, es decir, saludando y pagando las deudas del juego. Alejandro Dumas

    Disculpa por poner una frase que sabes es de uno de mis autores predilectos, pero al ver tantas y de tan buena cepa reunidas, me dispuse a intentar introducirla a tu cava particular de frases.

    Mis mejores deseos hoy y siempre.

Platícame que piensas de lo que escribo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s