Bastones


Definitivamente me apasionan muchas cosas, aunque considero que requiero de pocas para ser feliz.

huerto pachamama guardiana

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica.     Muralista: Adriana Lara

Primer bastón

In libro, libertas.

Leo, ese íntimo acto que nos ofrece millones de posibilidades. Es que una puede sumergirse en las páginas y vivir en cada letra una vida. ¡Y hay tanta variedad!

Me he enamorado igual de Carl Sagan y de Stephen King, como de Marcela Serrano y Murakami. De cuando en cuando hay Cerdos Capitalistas y Administradores y muchas ocasiones estoy Recordando letras.

Es ese placentero juego que trasciende la finitud, porque es el Mundo dentro de la Calabaza.

05-no-puedo-vivir

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Segundo Bastón

“Lo que yo vengo buscando, es tierra”

Gómez, M.

Ayer comenzó a llover en este desierto y salí a mojarme un poco, a brincar un charco. Aunque los colegas de oficina se sintieron un poco extrañados.

Hoy fue tarde de huerto, en el que corté pasto, podé arbustos, guié enredaderas y volví a disfrutar de la lluvia. Releí por milésima vez el hermoso poema – mural que sirve de mantra y disfruté de la belleza de la Pachamama guardiana.

Me llené los dedos de tierra mojada por la lluvia y me pinché con las espinas de la frambuesa y ví a las abejas que libaban las flores de San. Miguelito.

Como faérica y Palomillezca que soy,  requiero agua, aire, tierra y fuego/sol, quizás mi conducta herbal sea un factor para eso.

Tercer bastón

“La tinta impacienta, la pluma araña”

Fuentes, C.

Dejar que la tinta corra sobre el papel. No sólo los harapos en digital existen. En mi haber inicié el día de hoy con mi libreta 14, más de una década de notas, dibujos, citas bibliográficas, reflexiones y datos que hilan mi vida.

Es interesante de vez en cuando, volver a descubrir esas letras, de las cuales hay cosas que se ampliaron o se transcribieron al medio digital, pero la mayoría queda ahí.

Amores, desamores, hechizos, recetas, trazos, ideas, garabatos. Con esa letra diminuta y desparpajada que llena las hojas.

A veces, también dejo que la tinta se vuelva algún obsequio, con los dobleces que he aprendido hace tanto. Es que casi está extinta esa bonita costumbre de dejarnos acariciar por las palabras en papel.

Cuarto bastón

“Fotografiar a sus fantasmas le llevará a domesticarlos”

Malzieu, M.

Lentes e instantes, que se van agregando en mi vida. Capturas de neófita que pero que este año se han centrado en recuperar el colorido de las paredes en este sitio asfáltico.

No tengo un equipo especial, sólo dejo que todo aquello que me llena las pupilas de colores me atrape. No importa si está en un lienzo, en un muro, o en algún edificio. Las artes plásticas son tan diversas que vale la pena guardarlas.

Además son hermosos recuerdos de lugares a los que me han llevado mis alitas, aún cuando me estrelle continuamente contra los faroles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay aún más bastones y todo en algún momento, me han permitido sostenerme cuando alguno de ellos se cae. Me permiten nutrirme.

Bastones de los que obtengo recursos emocionales cuando la vida agota, cuando hay heridas que sanar.

Confío que serán mi soporte hasta el último día que esté en este espacio – tiempo, hasta el último aliento.

“Por favor, convéncete de una vez por todas que NADIE, absolutamente NADIE te puede hacer feliz y nadie está obligado a hacerlo porque ésa es tu responsabilidad”

Chávez, M.

Anuncios

Érase


Érase que se era…

Un hombre con las manos de colores, que escarbando en los huesos volvió a ser niño. A partir de ese momento, se dedicó a crear hermosas figuras donde las mariposas tienen enormes alas, un árbol se vuelve río y en él habitan peces y nenúfares.

Con su ropa holgada y ese olor a incienso de vainilla, deja que las ideas se transformen, vayan volviéndose tangibles ya sin impedimentos para dejar en claro no que no va a permitir nunca más que le censuren.

Érase un hombre que al hablar de su proceso le brillaron los ojos y su expresión llena de vida, hizo que su sonrisa brotara amplia y plena.

Érase un hombre al que le agradecí que nos llenara a nosotros también la vida de colores, que nos hiciera recordar que la belleza se encuentra en los lugares menos esperados y que solo por eso vale la pena seguir  recorriendo las calles para permitirnos encontrar sorpresas como las que él nos ha regalado.

colores

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Impregnar


Se me ha quedado el cuerpo lleno de palabras, de música, de ritmo. Se me ha llenado la boca de silbidos.

Estos días de luna creciente, de caminos que se llenan de color. Desde hace unos meses, Hada y yo nos hemos escapadado por las calles, cazando aquello que nos llene las pupilas de luz.

Las pesquizas han sido divertidas y he recuperado mis pasos. No hay nada más relajante que salir y descubrir algo nuevo. No me canso de admirar a aquellos anónimos (otros no tanto), que nos llenar las calles de vida, que nos dan un motivo para sonreir al toparnos de frente con el color.

Mis pasos seguramente descubrirán mas espacios de luz, luz mutante.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

11. Lentes e instantes


Esta primavera de palabras, sin esquinas rotas, de complejidades y descubrimientos, este reto con un toque de eterfinifrete que no se quita, se siente llegar la melancolía, con una lentitud que abruma.

Mientras tanto, va el click de una cámara que no hace más que capturar instantes.

  1. selfie
  2. nubes
  3. pies descalzos
  4. foto de una foto
  5. verde
  6. atardecer
  7. tema libre 1
  8. infancia
  9. objeto raro
  10. inspirada por una canción
  11. recuerdos
  12. rojo
  13. metal
  14. tema libre 2
  15. flores
  16. simetría
  17. agua
  18. amarillo
  19. multicolor
  20. gratitud

De otras lentes

  1. Lentes e instantes

  2. Lentes e instantes

  3. Lentes e instantes

  4. Lentes e instantes

  5. Lentes e instantes

  6. Lentes e instantes

  7. Lentes e instantes

  8. Lentes e instantes

9. Lentes e instantes

10. Lentes e instantes

  1. Lentes e instantes

Algo de sol


“Solarpunk is an eco-futurist movement which tries to think our way out of catastrophe by imagining a future most people would actually like to live in, instead of ones we should be trying to avoid; a future characterised by a reconciliation between humanity and nature, where technology is utilised for human-centric and eco-centric ends, and where a society driven by hierarchy and competition has given way to one organised on the basis of freedom, equality, and cooperation”

Dentro de estas nuevas tendencias literarias, combinadas con la maestría de diseñadores, dibujantes e ilustradores, me obsequiaron algo más vaporoso, pero muy SolarPunk, que nos trae un poco de esperanza en estos momentos en los que todo va como en pique. Ese gran péndulo que oscila hacia la parte más baja de su trayectoria.

Si bien, eso es sólo una transición, no un estado permanente, nos coloca irremediablemente en una sensación de abatimiento, de frustración o de melancolía por “tiempos mejores”. Entonces el Solar Punk es ese grito que combina la crítica de la sociedad moderna con un tinte ambientalista.

Un tiempo y un lugar donde la tecnología hace posible la renovación o la contención del deterioro medioambiental. Si bien son ejemplos de sociedades ficticias, es posible que se alcance una situación similar. Tan cierto como el anuncio de hace unos días en la NASA sobre los #OceanWorlds en Europa y en Enceladous.

En nuestro país, hay excelentes artistas que con este volumen de SolarPunk nos dicen que hay muchas trincheras desde donde podemos tomar conciencia y hacer algo para mejorar.

solarpunk

Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica.

Referencias:

What is SolarPunk? Disponible en: https://solarpunkanarchists.com/2016/05/27/what-is-solarpunk/ Consulta: 15-04-2017.

Martínez, A. (2017) Solarpunk. Ed. Fantasía para noctámulos. México.