Publicado en Ars

Srita. Spielrein


“Si yo no sigo soñando ¿Qué sentido tiene la vida?” Spielrein, S 100-canto-1-dali

Canto I.

Autor: Salvador Dalí.

Fuente de imagen: Cavstheblog

Amamos las teorías, pero detrás de cada idea, hay un ser humano. Existen demasiadas almas, cuidarlas es una locura. A final de cuentas, creo que sólo la locura puede curar.

Sabina Spielrein no sólo sanó (pese a los que consideran lo contrario), sino para su época fue una mujer que salió de la más profunda oscuridad, para dar luz en otras oscuridades.

Tanta violencia abruma, un padre autoritario y violento como punto de partida. Un terapeuta idealizado, que vivió en un estado beneficioso que le permitió desarrollar las teorías que aún hoy siguen su desarrollo y muchos psicólogos han utilizado como base sus principios, como el amante terrible y tibio.

A pesar del comprobado plagio y de la denostación de sus teorías, por parte de los afamados teóricos de su época (Jung y Freud), Spielreim se especializó en psicología infantil y llegó a fundar la denominada Guardería Blanca. De la locura al desarrollo de una teoría propia, el trecho es largo.

Srita. Spielrein. ¿Quién ha sido usted para incertarse como cuña en los albores de la psicología y psiquiatría? ¿Hasta dónde cohabita la mujer amante y la mujer instruida?

Se volvió usted una cuidadora de un alma que no valía demasiado, en sentido emocional. “Sabina expuso la conexión existente entre el retorno a la materia de origen y el volver a nacer” (Carrión, I. 1996).

El gran Jung, vuelto hombre. La paciente, vuelta terapeuta.

Toda esta extraña mezcla de ideas sometidas a una crítica neófita, que más van como reflexiones personales, surgieron a raíz de los filmes, Te doy mi alma y Un método peligroso cuyos vínculos dejo aquí:

1. Te doy mi alma https://www.youtube.com/watch?v=RDYoPVM2jI0

2. Un método peligroso https://www.youtube.com/watch?v=9A3b7wvrNT0

Referencias:

Carrión, E. (1996) La vida de Sabina Spielrein destapa las miserias ocultas de Jung y Freud (En línea) Archivo: El país. Disponible en: http://elpais.com/diario/1996/12/27/cultura/851641209_850215.html  Consulta: 17-05-2015

Del Rosso, P (s/f) Sabina Spielrein y Jung. Una historia de amor en los avatares de un análisis. (En línea) Disponible en: http://www.fundacion-jung.com.ar/forum/sabina.htm   Consulta: 17-05-2015)

Anuncios
Publicado en Ars

La teoría


Hawkings, un hombre al fin y al cabo, en el que su inteligencia, se encuentra en lo que podría considerarse uno de los infiernos de Dante.

No es una comedia divina, sino el tiempo, en donde no existe un dios, sino una formula matemática. ¿Cómo tener la visión de conceptualizar el universo, su creación y el tiempo en una sola ecuación? El genio que se da la libertad no sólo de elaborar complejas teorías sobre la nada y el todo, sino de llegar a contradecirse a sí mismo en esta dialéctica que se presenta en números.

Ésto, está concedido únicamente a un puñado de seres privilegiados, quienes en su mundo abstracto explican lo incomprensible, que se vuelve aún más incomprensible debido a que los simples mortales carecemos de las habilidades necesarias en la interpretación de esos lenguajes.

La teoría del todo, nos habla de eso y mucho mas, con una actuación maravillosa. No sólo sintetiza la vida de una persona extraordinaria, sino que la presenta como ese ser humano con necesidades emocionales. Una familia que lleva una carga enorme, unos hijos que no comprenden la magnitud de aquello que hace ese ser humano, que requiere de apoyo para cubrir las necesidades más elementales como caminar.

¡Dos años de vida! Que se fueron convirtiendo en un reto. De ello el tiempo. Esa jugarreta del destino, uno tan brillante que aún tiene mucho que dar.

Aquí el trailer:

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

También Miyazaki


MiyazakiFuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Similar e inevitable es saber que esa codicia llegó gracias a un par de hechos fascinantes. Ahora, cuando Se levanta el viento, las cosas comienzan a caminar en retrospectiva.

Aquella vez, un día cualquiera, llegó a mi pantalla de tv un castillo guiado por un demonio de fuego, sus imágenes, la pureza de sus textos, la atemporalidad, la geografía alterada, la tecnología que podía volverse zoomorfa, con sus naves cruzando el cielo, desplegando sus alas insectoides.

Son tantos detalles, convertidos también en intensos momentos, obsequios, diversión. Insisto en que un Porco Rosso, está esperándome en algún hangar.

Descubrimientos que también los faéricos han seguido, porque más allá de la historia, se encuentra la enseñanza que nos deja, una lección esperanzadora en una sociedad cada vez más enferma.

Cada moraleja nos da cabida a la reflexión sobre las personas que somos y en quiénes nos hemos convertido.

Quizás la sensación de adquirir y cuidar las películas de Miyazaki, es similar a la de tener las novelas de Murakami.

Así van:

  1. El castillo vagabundo
  2. La tumba de las luciérnagas
  3. La princesa Mononoke
  4. El viaje de Chihiro
  5. Nausicaä del valle del viento
  6. Haru en el reino de los gatos
  7. Mi vecino Totoro
  8. Recuerdos del ayer
  9. Kiki
  10. Susurros del corazón
  11. Mis vecinos los Yamada
  12. La guerra de los mapaches
  13. Ponyo
  14. El castillo en las nubes.
  15. El castillo de Cagliostro
  16. Porco Rosso
  17. Se levanta el viento
  18. El secreto de Arriety

No de él, pero de Goro Miyazaki, La colina de las amapolas y Leyendas de Terramar.

Creo que las manías y colecciones que uno va haciendo, tienen que ver con las locuras que le crecen en la mente. Lamentablemente, el estudio Ghibli, está suspendido por tiempo indefinido y Miyazaki se ha retirado. Una pérdida lamentable para todos los que hemos disfrutado de sus películas.

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Que no cierren


Mononoke_KodamaFuente de imagen: Wikipedia

Pocas cosas hay en este mundo como las películas de estudio Ghibli bajo el mando del Maestro Hayao Miyazaki. En un mundo donde hay guerra, donde las noticias nos saturan de horrores, las películas de este estudio son un respiro.

En escenarios de épocas indefinidas, donde la magia y la tecnología coexisten, donde a pesar de la maldad, las tragedias, las tristezas, siempre queda espacio para la esperanza, para compartir sueños, para llenarnos la cabeza de nuevas ideas.

Los que hemos visto su trabajo hemos aprendido valiosas lecciones y amamos a sus personajes. Por eso me pregunto si un hashtag puede ayudar a que #NocierrenGhibli. ¿creen que sirva de algo?

Por todos los Cálcifer y las Sophie, por Chihiro, por la wakisashi del maestro Yupa y por el Totoro que todos quisiéramos tener.

Por Shisuku y por los vecinos Yamada, por los mapaches ocultos y hasta por ir a recorrer Cagliostro, volar con Porco Rosso (mi amor platónico) por Haru y los gatos. Por los Totoros bajo la lluvia y la pequeña Ponyo.

También por las personas que conocemos gracias a esas películas e incluso a la “materialización” de ciertos de sus personajes en mi vida. (aunque usted no lo crea, una vez tuve cerca al Barón Humbert von Gikkingen)

Por las tardes tarareando las melodías y las noches bailando entre sueños, por eso y mas queremos que Ghibli continue.

 

Publicado en Ars

Palíndromo no capicúa


los-amantes-del-circulo-polarFuente de imagen: Una polilla alrededor de la luz

Los amantes del círculo polar.

Dirección Julio Medem España 1998

Dos vidas que chocan, la palíndroma y trágica vida de Ana y Otto. Nada queda del círculo, mucho menos de la casualidad.

Es que los une y los separa eso llamado amor, que se va secando y causa estragos. Es el abandono abrupto de quien se pierde a sí mismo y debe buscar consuelo en la lejanía.

Ambos se saben el uno para el otro, pero la vida los lleva a darse cuenta de que no pueden estar juntos. Esa persistente maldición que aqueja a muchos y que es sorteada con dignidad por unos cuantos.

La historia se va diluyendo desde ambas perspectivas, un equívoco terminológico hacia una capicúa que nada tiene que ver con números y un par de palíndromos buscando leerse desde ambos extremos.

Intercalar a Ana con Otto y viceversa. Tratar de comprenderlos y sufrirlos, nos permite brevemente concluir que todos morimos, no importa si somos capicúa o palíndroma.

Publicado en Ars

Flor desértica


“When you give love to another, you really don’t need much, you already have anything”

“We all deserve the paradise in life”

Waris Dirie

desertflowerFuente de imagen: barnahjalp

Esta película es una coproducción inglesa, alemana y austriaca de la directora Sherry Hormann, protagonizada por Liya Kebede. Su estreno fue en el 2009.

En ella narra la vida de Waris Dirie, una mujer nómada somalí, cuya ardua vida da un giro y la lleva a convertirse en modelo. Sin embargo ese no es el punto importante, sino que  actualmente en una de las más notables activistas contra la ablación.

Una película estremecedora y de una crudeza que nos hace sentirnos miserables. Especialmente porque nada es ficticio, aún cuando esta es una historia con final feliz, es sólo un garbanzo de a libra, entre los miles de casos que siguen sucediendo.

Una historia que debería tener más audiencia, no sólo por ser una lección ante todos los que con cualquier obstáculo se detienen, sino para conocer la terrible realidad de muchas niñas que anualmente son víctimas de esta terrible práctica.

Publicado en Ars

Adentro, sólo dentro…


“Peor que perder un hijo, es tener uno que no quiera vivir”

 Juan Sampedro

amenabar_mar_adentro_lexicopg

Fuente de imagen: Lexicos

El deseo de vivir es muy fuerte y comprensible para la mayoría, pero existen otros, cuyo mayor deseo es morir.

Así Ramón Sampedro, entra en el segundo grupo, al verse obligado a depender de los demás, su vida prácticamente le parece un infierno. Por cierto, uno que no le borra esa sonrisa entre maliciosa, burlona e irónica.

Julia lo sabe y está dispuesta a luchar por su petición judicial para obtener el permiso de la eutanacia, una práctica que a la mayoría causa escozor.

Ramón no se enamora más que de la muerte, pero en su situación, Rosa encontró la fuerza que a ella le faltaba para continuar viviendo.

¿Qué nos mueve a vivir? ¿Qué a morir? Amenábar, en la cinta Mar Adentro,  lo estructura maravillosamente. Encuentra el equilibrio entre la vida y la muerte, haciéndonos reflexionar sobre las posturas sociales, familiares, jurídicas que envuelven una decisión de ese tipo.

Ramón insiste en que no hay nada más terrible que seguir viviendo, su única opción es aprender a volar hacia el mar, volver al punto donde todo inició, donde fue extrañamente salvado de la muerte, para morir en vida.