“Si una marciana pretendiera entender la Tierra a través de la publicidad, difícilmente llegaría a ninguna conclusión aproximada de lo que son las mujeres. Pensaría que éstas solo tienen un objetivo fundamental: exhibirse como reclamo sexual o conseguir el blanco más reluciente y satisfacer las necesidades de la familia en una casa con los suelos más brillantes de todo el barrio”

Varela, N.

9.color
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Estereotipos

Fantaseando colores


Me encantaría ver a Johnny Walken tocando la flauta de almas, al lector de sueños hablando con su sombra, a Fukaeri y la Little people saliendo de la boca de la cabra ciega y una chica en el bosque agitando cascabeles mientras las bestias pastan y a lo lejos el sonido monótono de una máquina de Pinball.

Porque los mundos murakaminos nos hacen volar…

5.ilusion
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

“Soy Ayla de la Novena Caverna de los zelandonii, acólita de la Zelandoni, la Primera Entre Quienes Sirven a la Gran  Madre Tierra, emparejada con Jondalar, maestro tallador de pedernal y hermao de Joharran, jefe de la Novena Caverna de los zelandonii, antes Hija del Hogar del Mamut del Campamendo del León de los mamutoi, Elegida por el espíritu del León Cavenario, protegida por el Oso Cavernario y amiga de los caballos Whinney, Corredor y Gris y del cazador cuadrúpedo Lobo”

Auel, J. (2011) La tierra de las cuevas pintadas.

Servidora de la gran madre


IMG1125A
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

 Hay en el cementerio de Ábrego dos tumbas, una junto a la otra. Quienes saben oír lo que las tumbas dicen, escuchan estas voces:

-Yo viví muchos años, pero esos años no los supe vivir. Como viví tan solo para mí, no viví bien. Nadie me quiso, a lo mejor porque a nadie quise yo. Fui indiferente a todo, y por eso mi muerte no significó ninguna diferencia. Ahora estoy aquí, muerto del todo. Me parece la mía mucha muerte para tan poca vida. Eso dice una tumba.

La otra dice:

-Yo viví como si cada día fuera toda una vida. Amé a muchas mujeres, y algunas me amaron a mí. Gocé del pan y del vino, y cuando ya no tuve pan ni vino, gocé el recuerdo del pan y del vino. Acepté el sufrimiento igual que la alegría, pues ambas son parte de la vida del hombre. Al final tuve tantos recuerdos que no podía recordarlos todos. Ahora estoy aquí, dicen que muerto. Y me parece la mía muy poca muerte para tanta vida.

Hay en el cementerio de Ábrego dos tumbas. Pero una es más tumba que la otra.

Fragmento tomado del libro: ¿Eutanasia o autanasia? Por una muerte digna. Rodríguez, M. (2010)

 

Voces del más allá


“Las palabras que no se escuchan se pierden en el vacío. Las palabras que no reciben respuestas carecen de sustancia. La palabra florece solo a través de una relación de amor. Y el amor solo puede arraigar donde se intercambian las palabras”

Schaup, S.

Floresta

Publicado en Bibliotecaria

Palabras cielo


Palabras para abrir el cielo Én tsi’e nga xtjox’a k’a’jmihi

Por María Sabina

anciana_sabia Fuente de imagen: Globedia

IX

Mujer que truena

mujer que es arrancada

mujer noble dueña

mujer noble sagrada

mujer que busca

mujer que toma entre sus manos

mujerde cabeza altiva.

Que se marchita, que crece,

que es luz, que es día.

Mujer que truena

mujer que es arrancada

mujer libro

mujer estrella grande

mujer estrella dios

mujer luna,

mujer brisa

mujer libro

mujer creadora

que está debajo de lo sagrado.

Mujer que es arrancada

mujer remolino

mujer de población grande

mujer águila dueña.