Publicado en Ars, Color

Música inconsciente


Satie (Alfred Eric Leslie Satie), precursor minimalista, serialista e impresionista, cuya primera melodía que me hechizó fue Gymnopédie No.1

Pregunté a varios músicos dónde conseguir la partitura, pero cuando mis dedos aún resbalaban por el piano, nadie supo donde conseguirla.

Así murió mi contacto con sus notas (también con el piano), hasta una noche de luna llena donde no sólo me topé con él, sino que sufrí una gran incertidumbre al tratar de armar en mi mente un rompecabezas que me uniera de nuevo a sus melodías.

Descubrí con agrado su Gnossiene No.1, pareciera sacada de alguna parte profunda del inconsciente colectivo, a la vez cálido y aterrador. Como si desde hiciera surgir esos temores y se fueran convirtiendo en una confortable zona de convergencia. Luego me llegó el rumor temporal de aquel lugar azul de noches cálidofrias y Amélie, que  terminó por concretar un poco ese estado incómodo.

Pero el Gnossiene No. 1 sigue hundiéndome en un fango mental demasiado atractivo, como una relación fatalmente codependiente.

La mente tiene caminos retorcidos y éste es uno de mis favoritos.

Anuncios