Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Lazos


spells
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Un día, el mundo se volvió diferente y a la vez, el mismo. Porque encontré en tí algo que tenía mucho tiempo que no veía.

Ahora el camino pinta de otro color, es como si hubiera motivos nuevos para seguir andando, senderos paralelos que se unen y se construyen entrelazados.

Un tiempo, en el que la vida nos hizo asomarnos por las rendijas y ver que aún hay cosas nuevas por hacer, como si todos aquellos atisbos de ideas de pronto se concretaran, como si una vez reconstruido mi ser, se abriera para lograr todo aquello que se venía gestando desde hace tiempo.

Un instante es suficiente para que el tiempo se colapse y se viva a otro ritmo, de otra forma, que complementa.

Me gusta el nuevo tono, entre la melodía que se va formando y la letra, es que no olvido que soy palabra.

 

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Vista


Copia de palomilla-WEB
Fuente de imagen: Cortesía de Brunóf

Me gusta, observar tus expresiones, transparentes. Sonrisas y enfados, frustraciones y gracias. Tus frases directas, porque entre tu y yo no hay eufemismos, ni metáforas.

Me gusta tu percutir, el movimiento constante de tus manos aprendiendo el mundo, tu mirada que a veces tiene un brillo rojizo. Eres ese ser completo, no me necesitas, nada tengo que te haga falta.

Lo mismo para mí, porque conozco mi soledad y la disfruto, conozco mis límites y mis puntos de quiebre, pero hay algo que resuena fuerte en mí, cuando me comparto contigo, algo que me impulsa a estar, a continuar paso a paso.

 

 

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Poliedro


20. gratitud 2017-04
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica.

Esa figura geométrica, tantos reflejos. Es una curiosidad ver qué reflejo me tocará ver en cada ocasión y a la vez qué es lo que yo me permito reflejar.

Es interesante aprender, porque cuando una ha estado por la vida muchos años con tantos paralelismos y de pronto, sin esperarlo, planearlo, ni buscarlo, se tiene una perpendicularidad especial.

Es importante que cada día me pregunte si es lo que quiero, cada sí, es una pauta. Soy consciente que nadie está para cumplir mis expectativas, eso me permite disfrutar el momento y querer avanzar, paso a paso, sin el cliché, ni la espera ilusoria.

El aire fresco ha entrado a mi vida, y tiene muchas caras que ire descubriendo, especialmente estaré atenta a aquellas que no me gusten, para poder hacer un balance y decidir si pensan mas de las que me gustan.

Ya he logrado vislumbrar un poco dentro de mi caja de Pandora y se ha abierto de tal manera que ha permitido escapar ciertos demonios que estaban encerrados, pero eso no ha afectado de modo significativo el momento.

Soy un ser en constante aprendizaje, hoy disfruto la experiencia, el momento y el descubrir las diferentes caricias para la misma persona, una frase-enseñanza de él, que me ha parecido excelente para incorporarla a mi vida y que me ha permitido darle una visión diferente a ciertos aspectos de mi misma.

Aprendo a reenamorarme de mí, para poder enamorar. Esta nueva experiencia, no solo me late, me gusta.

 

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Necesario


“Salgamos al aire libre y nos adentremos en la naturaleza para apreciar su belleza y reflexionar acerca de cómo somos parte integrante y lo mucho que de ella dependemos”

ONU

Adelanté el domingo mi día del Medio Ambiente, me he regalado una tarde en las raíces de un álamo abundante, de un río de hormigas que trajinan incesantes, de los trinares diversos que me cantan, de un viento ligero que mece las hojas y me cuenta historias. ¡Cómo me extrañaba, cuánta falta me hacía!

A veces perdemos de vista lo importante y a pesar de tener un huerto en casa, es necesario recorrer otros caminos.

conmigo
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica

Así que la oportunidad se me dio de forma tranquila, me permitió dejar de pensar en lo apremiante, valorar todo esto que se ha dado desde hace un par de meses y me llena de alegría.

Era importante tener un espacio para mí, alejada de todos los demás. Es interesante que aún en medio de la ciudad, se puedan encontrar lugares que nos regalan tranquilidad.

Ese descanso me permitió recobrar fuerza y ánimo, así que ayer utilicé mis energías para dedicarme al huerto, a la tierra, a quitar la hierba que nos invade las hortalizas, también a disfrutar de las experiencias de las visitantes que aprendieron con Libélula Verde a recolectar las semillas que servirán para sus propios proyectos.

¡Aho, por todes les que buscan una vida más tranquila, más equilibrada, más íntegra!

alamo
Fuente de imagen: Palomilla Apocatastásica.

Nota: Desde 1974, se celebra el día internacional del medio ambiente, decretado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU, por sus siglas en inglés).

Publicado en Reflexiones de la Palomilla

Permisos


“El día me da vueltas y la noche me copia en todas sus estrellas”

Lorca, G.

kuczynskiego63
Fuente de imagen: Pawla Kuczynskiego

Existen situaciones que nos hacen soltar las amarras, abrir un espacio para que el viento fresco llene las habitaciones que se van empolvando y los ambientes se van enrareciendo.

Hay motivos para dejarse llevar y darse una vez más el permiso de sentir, de abrir la vida un poco, de compartir un mucho y de capturar nuevos instantes.

Considero que es un momento adecuado, que existen reflejos en los que una ve parte de su rostro despertando, que siempre hay riesgos que se deben tomar, pero ya no es tiempo de guardar “si hubiera” en ningún baúl.

“Sin embargo, por el momento es sano dejar que el aire fresco entre a la habitación, refresque, dejar que entre la luz”

Así que decido libremente permitir que estés aquí y ahora. Quizás llegues a ser mi cómplice.

Publicado en Apocatástasis, Mundo faerico, Tita

Musical


La vida es un suspiro, pero tengo la oportunidad de disfrutar mucho la compañía de Tita. Dos largos años pasaron sin que la viera, pero ya hace rato anda por acá.

Ayer fue una tarde muy divertida, porque mientras comíamos, me puse a renegar por las declaraciones de una diputada sobre los tatuajes. Entonces Tita dijo: A mí me gustaba mucho una canción que decía algo así como  “tatuajes de tus besos”

Palomilla: ¿Quiere escucharla?
Tita: ¿A poco la traes ahí?
Palomilla: ¡Claro! (Santutubo)

Comienza a ver el video de la canción y dice: ¡Mira, se parece a Joan Sebastian!

Palomilla: Es Joan Sebastian Tita. ¿Le vuelvo a poner la canción?
Tita: ¡claro!

Así le siguió con las canciones de los Bukis y embelesada veía varias veces cada video, haciendo comentarios como: ¿Verdad que cantan canciones muy bonitas?, ¡Estoy enamorada de todas las canciones de Joan Sebastian!, ¿Ya se murió el cantante?

Al ver uno de los videos varias veces, me fascinó su expresión sorprendida cada vez que la chica del video le daba un garrotazo en la cabeza a un tipo que la acosaba. ¡Mira, le dio en la cabeza bien fuerte! Era ADORABLE

¡Belleza de momento! Quedará grabado en mi memoria.

 

Publicado en Ars

Venas musicales


“Las palabras son como el vino: precisan de reposo y tiempo para que el  terciopelo de la voz entregue su sabor definitivo”

Sepúlveda, L.

Existen instantes, donde la vida se vuelve perpendicular entre tantos mundos paralelos.

Esperas paciente en una larga fila, mientras el tiempo avanza despacio, es el momento en el que controlas la adrenalina porque sabes que al cruzar el umbral, se abrirá un mundo abarrotado de espectros, me vuelvo uno de ellos. Luego te topas con personas que hace rato que no veías y la espera se vuelve más amena, especialmente si es una hermosa bruja y de pronto también aparece el Nigromante, que desde hace poco ha resucitado.

Por fin, llega la hora, la emoción y mucho que disfrutar. Los primeros acordes siempre desatan la garganta, el cuerpo se mueve como lanzado por un resorte y el sonido entra por mi cuerpa, como una descarga eléctrica.

Cada sonido, cada melodía, cada salto, cada trago de cerveza se vuelven instantes que perduran. Hace años habíamos ido juntos y se nos vuelve a presentar la oportunidad, es genial ver crecer a quien uno quiere y también que tengan la confianza de acompañarme. Es que todos debemos tener en la vida una abuela alcahueta y una tía loca, por fortuna me toca lo último.

Hace un par de meses, en otro lugar, mi hermana y yo también nos desgañitamos, saltamos y nos volvimos ecos en la multitud, en ese compartir momentos, porque de eso va la vida. No importó la camisa de fuerza, el estallido de acordes, sino las voces que nos hicieron saltar hasta la afonía y la sordera.

Lo intersante esta última ocasión, fue la mezcla de la música, el chocolate obscuro y la locura de la distancia en la noche, de la búsqueda de la oxitocina, del beso estallido a media noche.

Por lo pronto, seguiré cazando noches de música y de grata compañía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.