Publicado en Ars

Perfección


Fuente de imagen: Joel Isaac Ramírez

No sólo fue Street Beat, el de las percusiones, el de los botes convertidos en sonido, sino fue el baile, no ese break callejero, no ese juego de pasos tan vistos, mas bien era la magia de esa kata convertida en la danza salvaje y precisa, acompañada por el percutir primitivo.

Las artes marciales son armoniosas, terriblemente bellas y también letales, así el golpe, la defensa, la patada, guardan un equilibrio y una precisión que requiere de gran disciplina.

Creemos que la danza y las artes marciales son asuntos de distinta índole, pero hay belleza en ámbas.

La fuerza, la destreza y el carácter de quien las practica, conmueve hasta que el latir del pecho se acelera.

Era ese tigre vivo, esa lucha con lo invisible, esa muestra de la guerra hecha sonido, del sonido hecho movimiento, del movimiento convertido en precisión.

Una delicia visual y auditiva. Sólo les faltó sacar una katana, para que hubiera muerto fulminada de emociones sobre las gradas.

A veces pasan días hasta que me cae el “veinte” sobre algo y mis humildes comentarios parecen desfasados, pero tengo primero que reflexionar un poco y preguntarle a mis sentidos qué es lo que percibieron, antes de lanzar algunas letras con el tímido empeño de transmitir un poco de lo mucho que se impregnan las emociones sobre mi.

Anuncios
Publicado en El dragón y el Duende, Mundo faerico

7. Duende dice.


tabla

Nunca ha sido fácil por que, hay rivales fuertes y débiles que se parecen a ti, y tú tienes que aprender sobre eso para ser un guerrero.
Siempre debes buscar la meta, si no haces el esfuerzo, si no nunca vas a llegar a ser un buen cinta negra.

El Tae Kwon do para mi fue lo máximo por lo que pase por torneos  y lo mejor fue este examen para mi después de ayudar a mis amigos en todo lo que pude.

Las experiencias de los viajes para torneos, descubrí la forma de pelear con otros.

Después de todo me ha ido muy bien en todas mis cintas, aunque fue difícil llegar hasta acá. Por que casi nadie puede llegar a ser un buen cinta negra.

El Profesor me ha apoyado mucho, en formas, combate, en todo lo que el puede, y sobre todo en los exámenes. Como persona me ha apoyado en mis metas,  me ha dado muchos consejos para mi vida personal.

Yo recomendaría que entraran muchos al Tae Kwon do, por que es buen ejercicio, buena disciplina y actitud

Nota:

El saldo de una mano lastimada es mínimo, en comparación con el trozo de tabla firmado por el coach. Tampoco es mucho en comparación con los años de esfuerzo, de disciplina, de avances.

Hoy Dwende entra a lo grande, al área en que pocos de los miles que anualmente entran al TKD, pueden llegar.  Hoy venció una vez más a su más poderoso enemigo: El miedo, pero como todo buen guerrero enfrentó las duras pruebas y peleó valerosamente contra cuatro contrincantes.

Sí, a su edad, ha logrado lo que muchos jamás podrán. Demostrarse a sí mismo que es un verdadero Guerrero.

FELICIDADES DWENDE… el mundo faérico sabe que tiene quien cuide de él.